Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Federer, baja en Madrid

Una dolencia en la espalda apea del torneo al suizo, teórico rival de Nadal en cuartos

Federer, durante un entrenamiento en Madrid.
Federer, durante un entrenamiento en Madrid. EFE

"¿Y Federer, qué pasa con Federer?". El nombre del suizo no dejó de sonar durante toda la mañana en la Caja Mágica. El de Basilea, de 34 años, había aterrizado dos días antes en Madrid y esa misma tarde se entrenó sobre la tierra batida con el francés Jeremy Chardy. Sin embargo, ni el domingo ni el lunes se le vio por ningún lado. El hecho de que no ofreciera la tradicional rueda de prensa de los cabezas de cartel y la suspensión de su último entrenamiento, programado a las once de la mañana, alimentó una sospecha que se confirmó a mediodía: Federer no jugará en Madrid.

Según comunicó ante los medios de comunicación, el ganador de 17 grandes sufre una dolencia en la espalda que le impedirá competir en el Mutua Madrid Open. Dijo desconocer cuánto tiempo le privará de coger la raqueta, aunque su objetivo es estar en Roma, la siguiente cita del calendario y antesala de Roland Garros (a partir del 23 de mayo). "Pido perdón al torneo por venir e irme. Entrené bien el primer día, casi dos horas, pero ayer y hoy no he podido hacerlo", precisó.

En los últimos años, especialmente en 2013, la espalda ha lastrado a Federer, que después de completar un 2015 notable no termina de coger vuelo este año. Tras caer en las semifinales del Abierto de Australia contra Novak Djokovic, sufrió una rotura del menisco izquierdo que le obligó a pasar por el quirófano para practicarse una artroscopia. El percance le forzó a rediseñar su calendario, que no incluía de inicio ni Miami, ni Montecarlo, ni Madrid ni Roma. Sin embargo, reapareció en el Principado, donde cayó en los cuartos de final contra Jo-Wilfred Tsonga.

"Está siendo un año muy duro", afirmó el de Basilea, que el año pasado también tuvo una aparición fugaz por la capital española, puesto que perdió en su primer compromiso frente a Nick Kyrgios. "No quiero tomar riesgos porque sé que no voy a estar preparado para el miércoles [el día de su estreno]. Lo mejor es que intente recuperarme de cara a Roma. Lo siento", lamentó. La baja de Federer, tricampeón en Madrid, suaviza el cuadro para Rafael Nadal. En teoría, ambos iban a cruzarse en los cuartos de final.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información