La defensa perfecta del Atlético contra el Bayern

Los rojiblacos superan sin encajar un gol el enfrentamiento contra el rival más sofisticado al que se ha enfrentado en la era Simeone.

Filipe, Gabi y Savic interceptan a Lewandowski
Filipe, Gabi y Savic interceptan a LewandowskiPaul Hanna (REUTERS)

Minutos antes del partido, Thomas Müller tanteaba con sus pasos la hierba del Vicente Calderón. En cada pisada parecía querer comprobar el hundimiento de sus botas en el pasto. No conforme con ese experimento, el larguirucho delantero alemán se agachó y arrancó una briznas de césped que midió en la palma de su mano. La hierba rozaba los 30 milímetros marcados como tope por el reglamento de la UEFA y el piso estaba seco.

Más información
Benzema y Cristiano, dudas para medirse al City
¿Y ahora qué Guardiola?
"Better Call Ñíguez Esclápez"

 Múller, víctima de una suplencia que ha levantado ampollas contra Pep Guardiola entre la prensa alemana, meneó la cabeza ante la constatación de que su equipo iba a jugarse las semifinales en un terreno de juego más propio de los campeonatos suramericanos que europeos. Muy alejado de la pradera deslizante que es el Allianz Arena y que los jugadores del Bayern dan como un seguro aliado para tratar de remontar ese incómodo 1-0. “El campo nos sorprendió, estamos acostumbrados a jugar con otro tipo de campo. Estaba muy alta y es complicado jugar, a nosotros nos gusta jugar rápido y no se podía. La eliminatoria ahora está 55% para ellos, pero jugaremos en nuestro estadio y en una cancha mucho mejor que esta”, advertía Arturo Vidal, que incluso echó la culpa a la hierba en la ocasión que tuvo ya en el descuento cuando tuvo un remate franco en el borde del área y pegó mordido al balón: “Le pegué así porque como estaba la hierba sabía que la pelota no iba a avanzar rasa”.

El volante chileno se unió a las quejas de Guardiola, Xabi Alonso, y Javi Martínez, aunque como ellos, también elogió la fortaleza defensiva del Atlético: “Tácticamente son muy buenos, son muy ordenados”, abundó Vidal.

La hierba estaba alta y seca y el balón no rodaba. En nuestro campo será mejor Arturo Vidal

El duelo con el Bayern suponía para Simeone la mayor pruena de resistencia de su entramado defensivo. Ningún equipo como el de Guardiola tiene tantas variantes posicionales a las que interpretar y reponder. El Bayern obliga a sus contrarios a marcar y visualizar varias referencias en cada parte del campo cuando tiene el balón. El Atlético tuvo que defenderse contra la variante de Lahm y Bernat ejerciendo de laterales, contra Vidal y Thiago abiertos, luego a la espalda de Gabi y Augusto, o delante de ellos. También tuvieron que estar pendientes los jugadores del Atlético de si era Alaba el que trataba de romper líneas conduciendo el balón, o si Lewandowski caía a una banda. Para todo ello tuvieron respuesta Simeone y sus jugadores.

Mucha variedad

 “Nunca me enfrenté a un equipo con tantas variantes. Te pueden llegar por fuera, con balones por arriba, tocando por dentro. Tienen mucha variedad”, analizaba Saúl. “Era muy difícil estar atentos a tantos registros. Tienen juego asociado, llegadas desde la segunda línea. Para mí y para Savic eran complicados los balones cruzados al área y también cuando Lewandowski se iba a las bandas porque había que estar atentos a él y a Thiago o a Vidal, que se colocaban delante de nosotros y nos arrastraban. Era una cuestión de tener paciencia y mucha concentración para controlar todo eso”, explica Giménez.

“Fue un partido muy táctico, ellos no se basan solo en dos jugadores, los mediocentros caían a la espalda de los nuestros y llegaban desde atrás. Es uno de los partidos más difíciles que he jugado. No esperábamos tanta llegada desde la segunda línea”, admite Filipe Luis. Tanto él como Juanfran tuvieron que medirse a la habilidad en el uno contra uno de Douglas Costa, Coman y de Ribéry cuando este reemplazó a Thiago. En el caso de los extremos del Bayern, además de las ayudas de Koke y Saúl, tanto Juanfran como Filipe Luis tenían orden de irles a buscar para que no pudieran girarse.

Nunca me había enfrentado a un rival con tantas variantes Saúl

“Meten mucha gente en el centro, te acumulan tantos jugadores por ahí que casi siempre ganaban la segunda pelota. Por eso nos costaba tanto salir en el segundo tiempo”, analiza Koke. “Fue muy duro, te hacen correr mucho detrás del balón y son muchas las variantes que tienen. Fuimos contundentes, cuando pudimos presionar arriba lo hicimos y cuando no, defendimos bien en nuestro campo. No creo que el partido de vuelta sea muy difrente”, analiza Augusto Fernández, que completó su mejor partido desde que llegó al Atlético. “Somos un equipazo”, fue la conclusión general de un vestuario orgulloso tras derrotar al rival más complejo tácticamente al que se han enfrentado.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS