CONCACAF Liga de Campeones

América, bicampeón de la Concachampions

Las águilas superaron el embate de unos Tigres con apetito de su primer título internacional y ahora van por su revancha en el Mundial de Clubes

Los jugadores del América sostienen el trofeo de la Concachampions.
Los jugadores del América sostienen el trofeo de la Concachampions.Eduardo Verdugo / AP

En el América creen en las segundas oportunidades. En diciembre buscarán resarcir el orgullo arrebatado hace un año en el Mundial de Clubes cuando el campeón de Asia, Guangzhou Evergrande, los derrotó en los cuartos de final. Ahora tras vencer a Tigres 2-1 (4-1, en el marcador global) su próxima misión será alcanzar un partido contra el campeón de la Copa Libertadores o el de la Champions League. El año pasado la víctima fue el Montreal Impact de la MLS y en esta ocasión al vigente campeón de la liga mexicana, en un partido que cambió con el ingreso de Michael Arroyo.  

El entrenador de las águilas, Ignacio Ambriz, recuperó al volante colombiano Darwin Quintero, suspendido en el partido de semifinales contra Santos Laguna y al mejor lateral mexicano por derecha, Paul Aguilar, ausente en la ida por lesión. A diferencia de la ida, la iniciativa en los primeros minutos fue de América gracias a la versatilidad, momentánea, de Rubens Sambueza, quien fue considerado el mejor futbolista del certamen. 

La primera oportunidad para los locales fue gracias a un centro al ras del césped de Sambueza, pero Quintero no aterrizó el balón con un gol al minuto ocho. Damián Álvarez, el único cambio de los Tigres, empezó a demostrar su agilidad desde la banda izquierda con un par de amagues que fueron canjeados por tiros de esquina carentes de rematadores.

ALINEACIONES

América: Hugo González; Paul Aguilar, Paolo Goltz, Pablo Aguilar, Miguel Samudio; Andrés Andrade (Erick Pimentel "87), Osvaldo Martínez; Rubens Sambueza, Darwin Quintero (Daniel Guerrero "45); Darío Benedetto (Michael Arroyo "64) y Oribe Peralta.

DT: Ignacio Ambriz
Tigres: Nahuel Guzmán; Israel Jiménez (Fernando Fernández '69) , Juninho, Hugo Ayala, Jorge Torres Nilo; Guido Pizarro, Jesús Dueñas; Javier Aquino (Lucas Zelarayán '81), Damián Álvarez (Jürgen Damm '57); Rafael Sóbis y André-Pierre Gignac
DT: Ricardo Ferretti
Árbitro Fernando Guerrero
Estadio Azteca

Con pases puntuales de Guido Pizarro el equipo visitante se robó el protagonismo de América. El defensa central Juninho se encargó de cobrar dos tiros libres en la periferia del área; sin embargo, fiel a su estilo remató con un exceso de potencia que pasó por encima del larguero defendido por Hugo González.

André-Pierre Gignac se mostró en la final hasta el minuto 20 con un remate de cabeza sin éxito. Javier Aquino se unió a la sinfonía al ataque de Tigres que presionó conforme pasaron los minutos. El partido se tornó en la calca del de ida: los de Nuevo León con el control del balón y los azulcremas expectantes a la salida a velocidad por las bandas.

El empuje a la final lo dio Gignac. A falta de siete minutos del fin del primer tiempo un mal despeje de la defensa americanista provocó un rebote a Rafael Sóbis y le dejó el remate al francés, quien esquinó su remate, lejos de los guantes del guardameta González. La anotación también suscitó una reyerta entre los futbolistas y, en menos de cinco minutos, tres se ganaron la tarjeta amarilla: Gignac, Damián y Sambueza. 

El segundo tiempo comenzó con un cambio obligado por lesión para América: Quintero abandonó el césped del Azteca para el ingreso del mediocampista Daniel Guerrero. La necesidad fue compartida: Tigres en busca del empate y América a mantener la ventaja.

Al minuto 61 Darío Benedetto desaprovechó la oportunidad para alcanzar el 3-1; no obstante, buscó hacer la jugada propia y tratar de salir avante entre dos defensores, no la cedió a Paul Aguilar y se perdió la oportunidad. Ambriz lo sustituyó por el ecuatoriano Michael Arroyo. Cuatro minutos le bastaron para tomar un balón desde la lateral izquierda, amagar con el remate y sorprender a Nahuel Guzmán con un tiro al minuto 68, lejos de los guantes del argentino.

El partido se volcó a favor de los azulcremas con un Arroyo como principal revulsivo y con los coros al unísono de "¡Vamos América!". Si hubo un jugador que desgastó los botines fue Sambueza en todo el campo.

La última estocada para los Tigres fue una barrida inoportuna de Hugo Ayala sobre el lateral Miguel Samudio. El árbitro Fernando Guerrero pitó penal y Osvaldo Martínez venció a Nahuel con un remate directo a la escuadra de la portería para el 2-1 en el marcador. Los pupilos de Ferretti no pudieron más, ni con el ingreso de Lucas Zelarayán ni de Fernando Fernández. La última vez que se enfrentaron estos equipos en una final, fue por la liga mexicana en 2014 y el triunfo se pintó de azulcrema en el mismo estadio Azteca

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50