Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rossi: “Nunca había ganado así”

El piloto de Yamaha, que no vencía desde el GP de Gran Bretaña del 2015, reconoce que le faltaba el dominio exhibido en Jerez

Valentino Rossi, ganador en Jerez, con Lorenzo al fondo. Ampliar foto
Valentino Rossi, ganador en Jerez, con Lorenzo al fondo. Getty Images

Resulta que Rossi no ganaba una carrera desde se impusiera en el GP de Gran Bretaña del curso pasado, o sea, hace diez grandes premios. Y no ganaba en Jerez desde el 2009, porque, explica el de Tavullia, con los Bridgestone nunca logró sentirse cómodo en este tipo de pistas, más estrechas, angostas, cortas, de numerosas aceleraciones. La llegada de Michelin, sin embargo, no solo le ha animado en la clasificación, donde ha ganado confianza hasta proporcionarle en este mismo escenario (y por primera vez desde 2005) la primera pole del año, sino que también le ayuda (a él y a su equipo) a preparar la moto para la carrera.

La Yamaha es, no solo la moto más completa, algo que ya se sabía (buena aceleración, potencia justa, excelente paso por curva), sino también la que mejor se adapta al cambio de pistas. No nota grandes diferencias de Austin a Jerez. Y eso es un puntazo. Lo es más para Rossi ganar en esta pista fetiche para su compañero de equipo y del modo en el que lo hizo, siendo primero de la primera curva a la última, una forma de ganar que nunca había experimentado antes: “No recordaba una victoria así, porque nunca la había conseguido. Significa que estamos fuertes. En 2015 ganaba carreras, pero no dominaba. Estas 27 vueltas que he estado en cabeza son muy importantes. Antes de la carrera sabía que podía ser rápido, pero era casi más una esperanza que un convencimiento”, afirmó.

Es difícil de aceptar esta segunda posición porque las últimas vueltas han sido muy complicadas. Que una moto no tenga tracción cuando está derecha no es agradable

Jorge Lorenzo, piloto de Yamaha

Su compañero, Lorenzo, no terminó la carrera con la misma alegría. Las malas sensaciones que tuvo con los neumáticos a partir de la vuelta diez, un problema de spinning (rebote de la goma trasera) que sufrieron muchos, incluido Rossi, le dejaron un sabor amargo: “Es difícil de aceptar esta segunda posición porque las últimas vueltas han sido muy complicadas. La sensación no es agradable: que una moto de 200 y pico caballos no tenga tracción cuando está derecha, como si llevaras un neumático de agua y la pista se empezase a secar, lo que te obliga a cortar gas al 80%... No sabía qué hacer, si bajar el ritmo para evitar que pasara algo o mantenerlo, porque en las curvas había problemas pero no era tan bestia como en la recta. Además, era la primera vez que me ocurría en todo el fin de semana”, relató.

En el tercer escalón del podio, orgulloso por encontrarse por fin en un circuito con un “ambiente de motociclismo puro” en el que no se ha silbado a nadie, Marc Márquez, que hizo caso a Nakamoto –“Por favor Marc, termina la carrera, nos vemos en el podio”, le pidió– y acabó la carrera pese a las dificultades, como él mismo explicó: “Nosotros perdemos un poco en aceleración, así que lo que hago para ganar en el tiempo por vuelta es frenar un poco más tarde y al frenar tarde lo que hago es calentar un poco más el neumático de delante. Como hoy había unos 20 grados más de temperatura en el asfalto, he sobrecalentado la goma delantera, así que he tenido que dedicar la carrera a gestionar ese problema y la posición”. El piloto de Honda, además, sacó pecho por un inicio de Mundial más que positivo, visto lo que sufre con la Honda: “Lo importante es que en las primeras carreras conseguimos una ventaja que en carreras como esta podemos utilizar para defendernos en la clasificación”.

Este lunes será día de test para los pilotos en el circuito de Jerez, así que el trabajo no ha terminado.

Más información