Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simeone: “Fue el chico que estaba al lado del banquillo”

El técnico del Atlético señala a un recogepelotas como responsable del lanzamiento del balón que provocó su polémica expulsión

Simeone celebra el gol de Correa desde la grada.
Simeone celebra el gol de Correa desde la grada. Getty

Sabía Simeone que la acción de su expulsión ocuparía un lugar principal durante la rueda de prensa y por eso la encaró con seriedad. Y defendió su versión con convicción. Primero quiso exculpar a Mateu Lahoz. “Está claro que el árbitro tomó la decisión correcta que marca la sanción cuando sale la pelota de los alrededores del banquillo de suplentes y actuó como había que actuar, echando al entrenador. Y no hay mucho más para comentar”, se justificó el argentino.

El acta del partido

"En el minuto 45, Simeone fue expulsado por el siguiente motivo: en el minuto 44, con ocasión de un ataque del Málaga se lanzó desde la zona del banquillo local un balón hacia dentro del terreno de juego en dirección al lugar donde se encontraba el balón oficial, sin impactar en el mismo, dando fe de que el autor del lanzamiento no fue el primer entrenador del equipo infractor", relató Mateu.

"En base al Artículo 101.2 del Código Disciplinario de la R.F.E.F., dado que ningún miembro del equipo arbitral pudo identificar directamente al autor del lanzamiento, el primer entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, fue expulsado una vez señalizado el final del primer tiempo por la comisión de una actuación no correcta", añadió.

Lo cierto es que en varias imágenes se observa cómo no es Simeone quien lanza la pelota al campo para cortar el contragolpe, sino alguien que se encuentra junto al banquillo del Atlético. Sin embargo, en el plano desde el ángulo opuesto puede observarse al argentino hacer un gesto al la zona desde el que se lanza la pelota justo antes de que se llevara a cabo dicha acción. “Las imágenes lo van a mostrar. Se ha visto claro”, completó confiado.

El técnico del Málaga, Javi Gracia, sin embargo, valoró la acción de otra manera, desde la que corresponde a la parte agraviada. “Me pareció mal, sinceramente, era una contra rápida y podía cortarse el juego. Luego se tomó medidas y no soy quien para valorar eso”, aseguró. Sin embargo, no quiso señalar a su colega de banquillo como autor de la fechoría. “En el momento me pareció una mala acción. No lo sé quién fue ni me interesa. En algún momento todos podemos tener algún comportamiento equivocado. Me quedo con eso”, zanjó el técnico del Málaga.

Un cambio “lúcido”

Ajeno a la polémica y absolutamente feliz por su gol —el octavo de la temporada, el quinto en Liga— se mostró Correa. “El Mono me dijo que iba a marcar y se lo dediqué por eso”, advirtió el futbolista, que anotó, no sin fortuna ya que la pelota goleó en Albentosa. “Ha sido un partido muy duro pero estamos contentos por una nueva victoria", remató el argentino.

“Mirarlo desde arriba siempre da otra visión y estuve bastante lúcido de pensar en Correa. Lo vi bastante bien desde ahí arriba, espero que no sea por tantas jornadas”, bromeó Simeone, que se enfrenta a una posible sanción de tres partidos si se determina finalmente su implicación en la jugada. “Teníamos que esperar, hemos planteado el partido bastante bien, saliendo a la contra pusimos las cosas difíciles. Pero ellos marcaron y eso es lo que importa. Una pena”, resumió Ignacio Camacho, canterano del Atlético, y jugador primordial para el Málaga durante las últimas seis temporadas. Aun así, su pasado rojiblanco quedó claro a la hora de señalar a su favorito para el título de Liga. “A mí me gustaría que gane el Atleti por mi pasado. Viví muchas cosas buenas y se merece estar a la altura de los dos equipos con los mayores presupuestos de Europa”, advirtió.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información