Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Khimki y el Zalgiris, último peaje para Madrid y Barça en la Euroliga

Los dos equipos españoles se juegan el pase a los cuartos de final y el Baskonia, ya clasificado, ser primero o segundo del grupo

Euroliga
Pablo Laso, entrenador del Real Madrid. EFE

Después de 23 partidos y de casi seis meses de competición, el Real Madrid y el Barcelona se juegan este jueves a una carta el pase a los cuartos de final de la Euroliga. El Madrid, además, se mide curiosamente al rival contra el que abrió esta edición del torneo en el que defiende el título de campeón, el Khimki de Moscú (20.45h). El Barcelona se enfrenta a un equipo al que tiene igualmente muy visto porque se ha encontrado con él tres veces a lo largo de las dos liguillas de la competición. Se trata del Zalgiris, el colista del grupo, al que visita en Kaunas (18.45h).

El Laboral Kutxa, ya clasificado como primero o segundo del grupo, se asegura la ventaja de campo en los playoffs de cuartos de final al mejor de cinco partidos, se juega este jueves ante el Brose Baskets (20.00) la posibilidad de concluir en la primera plaza del grupo, siempre y cuando el CSKA de Moscú pierda, este viernes, en la cancha del Olympiacos.

Como suele suceder en este tipo de liguillas, la última jornada admite múltiples combinaciones clasificatorias, máxime en un grupo, el F, todavía más igualado de lo que ya se esperaba cuando se le bautizó desde el primer día como “el grupo de la muerte”. El Barcelona depende de sí mismo. Si gana, estará clasificado como tercero de grupo; incluso si pierde, también será tercero siempre y cuando el Real Madrid le gane al Khimki. En tal caso, el equipo de Pablo Laso estará clasificado. Pero si pierde, no podrá defender el título que ganó el año pasado como anfitrión de la final four.

Pablo Laso reflexionó sobre un dato que desde el Madrid se observa con suspicacia. “El número de técnicas y antideportivas es el mayor con mucha diferencia sobre el resto. Me sorprende mucho que ese dato sea tan demoledor”.

Laso valora el potencial del Khimki, un equipo que en la primera liguilla ganó el partido que disputó en Madrid (82-85) y que cuenta con excelentes jugadores como Shved, Rice, Zoran Dragic, Augustine, Koponen, Honeycutt o Paul David y que dirige Dusko Ivanovic, sustituyó a Rimas Kurtinaitis el pasado 17 de marzo.

El entrenador del Madrid, que aboga por la unificación de horarios en la última jornada ahora inexistente, pone de relieve especialmente la calidad de Shved. “El Khimki tiene mucha solidez por dentro. Le considero desde el primer día favorito a cualquier cosa en la Euroliga. Shved es un jugador que físicamente es un portento. Su vuelta a Europa es la de un gran jugador que ha jugado bien en la NBA y que ha vuelto a uno de los grandes equipos europeos que ha apostado fuerte por él”.

El Barcelona solo quedará eliminado si pierde y se produce una triple carambola: el Brose la gana al Baskonia; el Khimki, al Real Madrid; y el Olympiacos, al CSKA. En esa situación, la escuadra de Xavi Pascual perdería por segundo año consecutivo el billete para la final four, ya que la pasada temporada cayó en cuartos de final ante el Olympiacos por 1-3.

“Tenemos que pensar solo en la victoria. Hasta que no consigamos el objetivo de entrar en el playoff no estaremos estables, es el gran objetivo planteado por todos”, afirma Xavi Pascual. El Barcelona ha ganado siempre en Kaunas. El equipo que dirige el exblaugrana Saras Jasikevicius es el último del grupo con solo dos victorias, pero en la primera liguilla dio la sorpresa al vencer en el Palau Blaugrana por 88-92. Si se clasifican, tanto el Barcelona como el Madrid jugarán los cuartos de final con el factor cancha en contra, es decir, si deben disputarse los quintos y definitivos partidos en sus eliminatorias se celebrarán en las pistas de sus contrincantes.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información