LIGA EUROPA | VILLARREAL

El enésimo renacer de Asenjo

El portero del Villarreal reaparece a gran nivel ante el Leverkusen casi un año después de su tercera operación de rodilla

Asenjo muestra su alegría tras el partido en Leverkusen.
Asenjo muestra su alegría tras el partido en Leverkusen.Dennis Grombkowski / Bongarts/Getty Images

La resiliencia de Sergio Asenjo es incuestionable. Caer y levantarse ha formado parte de su carrera deportiva marcada por el infortunio de las lesiones, repetidas y focalizadas en su rodilla derecha, que ha sufrido tres operaciones de ligamento anterior. La última, producida 11 meses atrás, obligó a reconstruir de nuevo la plastia que sustituyó al tejido quebrado en su primera rotura.

En el BayArena, en el exigente partido ante el Leverkusen, Asenjo, debido a un leve esguince de rodilla de Aréola, reapareció de nuevo en un terreno de juego 322 días después. Y lo hizo con solvencia y éxito, manteniendo la portería a cero, dando seguridad al Villarreal, que alcanzó los cuartos de final de la Liga Europa. “Ni en mis mejores sueños me esperaría un estreno así, en un partido importante de Europa y cumpliendo con creces. Estoy contento por el buen trabajo, me he sentido muy cómodo”, manifestó exultante Asenjo al final del partido ante los alemanes.

Más información

El portero palentino se reafirmó a sí mismo, despejando dudas propias y ajenas. “He trabajado muchísimo para alcanzar este nivel. Estoy orgulloso de una actuación así”, se vanaglorió el guardameta amarillo, reconociendo el largo y solitario esfuerzo por recuperarse. “He sufrido una larga espera, pero he obtenido mi recompensa. Han sido meses muy duros, pero siempre me he sentido capacitado para salir adelante. Quiero demostrar a todo el mundo que sigo estando al mejor nivel”, confesó Asenjo, activo en las redes sociales y que asiduamente mostró sus sensaciones y el trabajo realizado en su larga convalecencia hasta volver a sentirse futbolista, cuestión puesta en entredicho incluso por profesionales de la medicina que auguraban sombras en el futuro deportivo del palentino.

Un calvario desde 2010

Asenjo comenzó su calvario con su articulación derecha en mayo del 2010, siendo portero del Atlético de Madrid, con una lesión que le dejó en el dique seco en los siguientes seis meses. Recuperado de la grave lesión de ligamentos, en enero del 2011 Asenjo marchó cedido al Málaga, necesitado de recuperar las sensaciones debajo de los tres palos sin la presión añadida de hacerlo en un club con gran exigencia como el Atlético. Un mes después, el mismo ligamento volvía a ceder. Idéntica lesión en el mismo sitio. Ocho meses más de recuperación y de dudas sobre si volvería a ser el mismo.

Lo fue en el Villarreal, que le recuperó para el fútbol en el verano del 2013 tras el regreso del conjunto castellonense a Primera. Lo hizo como cedido y en el curso siguiente el club de Roig, hábil negociador, ejerció la opción de compra por tres millones de euros, la mitad de lo que pedía la entidad que preside Enrique Cerezo. El gran nivel alcanzado en el Villarreal le valió a Asenjo para ser convocado un año atrás por Del Bosque para la selección española en los partidos ante Ucrania y Holanda, pero sin llegar a debutar. En la jornada 34 de la pasada temporada y, precisamente ante el Atlético de Madrid, la rodilla derecha de Asenjo cedía por tercera vez. A sus 26 años, el palentino es un joven veterano con mil cicatrices, renacido por enésima vez para el fútbol.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50