Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Palmas rompe la racha del Villarreal

Dulce y cadente, a través del esférico el conjunto canario desvirtúa al equipo de Marcelino sin pegada

Jugadores de Las Palmas celebran la victoria en El Madrigal.
Jugadores de Las Palmas celebran la victoria en El Madrigal. AFP

Las Palmas, con su fútbol dulce y cálido, con sosiego, desvirtuó al Villarreal, que 15 jornadas después vio como inesperadamente el conjunto canario truncaba su marcha triunfal. A través del esférico primero, y con orden y temple después, el conjunto de Quique Setién justificó la victoria en El Madrigal ante un Villarreal que concedió poco en defensa, tanto como ofreció en ataque. Un conjunto, el de Marcelino, al que le cuesta generar ocasiones, que está falto de pegada y nublado ante el gol, como refleja Soldado, al que la portería contraria se le hace diminuta.

Villarreal

4-4-2 (D.P.)

Marcelino García Toral

13

Aréola

2

Mario

23

Bonera

6

Víctor Ruiz

27

Adrián Marín

21

Bruno

18

Denis Suárez

9

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Soldado

4

Cambio Sale Trigueros

Pina

19

Cambio Sale Leo Baptistao

Samu Castillejo

20

Cambio Sale Bakambu

Adrián

13

Javi Varas

5

1 goles Gol

David García

3

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Paolo Lemos

17

Bigas

22

Javier Garrido

18

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Montoro

20

Jonathan Viera

25

El Zhar

11

Cambio Sale Ángel

Momo

29

Cambio Sale David Simón

Nili

8

Cambio Sale Araujo

Willian José

Las Palmas

4-2-3-1

Quique Setién

Fiado al potencial del grupo, Marcelino volvió a efectuar rotaciones, la densidad del calendario así lo hace conveniente. Descansaron Bakambu y Baptista  para dar entrada en la delantera al indiscutible Soldado junto al recuperado Adrián López. Esta vez no le resultó productivo al Villarreal, minimizado por el organizado y cadencioso equipo de Setién, que alcanzó su tercera victoria consecutiva que le acerca a la salvación.

Fiel al estilo canario, gusta a Las Palmas disponer del esférico, se siente seguro con la posesión, multiplicando las asociaciones, de atrás adelante, de costado a costado, desestimando el pelotazo. Trasparente desde el inicio, Las Palmas se adueñó del balón, nada que preocupe a un Villarreal camaleónico, prudente en defensa, ante Las Palmas falto de precisión ataque.

Tras un cuarto de hora de dominio inocuo de Las Palmas, espabiló el Villarreal dando un paso adelante probando las prestaciones defensivas del conjunto canario, que no se descompuso ante la presión amarilla que tuvo su primera gran ocasión antes de la media hora quedándose Soldado frente a Javi Varas. El delantero valenciano, ofuscado ante el gol, elevó el esférico ante la salida del portero canario sin encontrar portería. Tres minutos después, más efectivo resultó Las Palmas, que en una jugada de estrategia se adelantó en el marcador tras un buen cabezazo de David García. Después de seis partidos imbatido, Aréola veía su portería mancillada. Aun así, el francés ya es el portero del Villarreal con más minutos consecutivos sin encajar un gol en Primera dejando el registro en 570 minutos.

Bakambu y Denis Suárez pudieron empatar

El gol de Las Palmas premiaba su vitalidad y buena disposición táctica frente a la falta de puntería del Villarreal ejemplificada en Soldado, que de nuevo falló en un control dentro del área canaria y en disposición de rematar. Tan solo cuatro goles lleva en 28 jornadas, desperdiciando numerosas oportunidades que merman el ataque amarillo. El conjunto canario siguió a lo suyo, tocando y tocando mientras en la banda Quique Setién alababa el proceder de los suyos. “¡Eso es, eso es!”, gritaba el cántabro viendo que la presión del Villarreal, que fue creciendo hasta llegar al descanso, no alteraba el discurso canario.

Esperó poco Marcelino para intentar revertir la situación, y tras el descanso dispuso de tres delanteros al dar entrada a Baptistao por el intrascendente Samu Castillejo. El cambio de fisonomía del conjunto castellonense viró el guión, decantando el juego hacia cercanías de Javi Varas arropado por sus compañeros, no perdiendo en cambio los isleños concentración y orden, sin apenas conceder ocasiones al Villarreal. La tuvo Bakambu de cabeza y se marchó fuera el esférico. Denis Suárez obligó a lucirse a Javi Varas en un duro disparo casi al final. Muy poca cosa para doblegar a un Las Palmas pausado y serio que se acerca a la salvación y que rompe la racha del Villarreal.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.