Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Roma sigue lanzada y pasa por encima de la Fiorentina

El equipo de Spaletti consigue los toscanos (4-1) su sèptima vicotria seguida en Liga en el regreso de Totti al equipo

El Shaarawy marca el 1-0 a la Fiorentina.
El Shaarawy marca el 1-0 a la Fiorentina. EFE

En el mes de diciembre, cuando Rudi García era entrenador de la Roma, parecía difícil que el equipo llegara a puestos europeos, casi imposible quedar entre los tres primeros, pero llegó Luciano Spaletti, en enero, y la Roma ha encadenado siete victorias seguidas en Liga, la última este viernes ante la Fiorentina (4-1) con un partido sobresaliente. Ahora el equipo es tercero, con tres puntos de margen y ya mira a la segunda posición del Nápoles (con dos puntos más) antes de que este sábado los de Sarri reciban al Chievo. Entre tanta victoria de la Roma también ha habido un incendio, el de Totti, que también se ha apagado este viernes cuando ha vuelto a saltar al césped en una noche de plena felicidad para los romanistas.

Roma

4-4-2 (Rombo)

Luciano Spalletti

25

Szczesny

24

Florenzi

44

Manolas

2

Rüdiger

3

Digne

15

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Pjanić

20

Keita

4

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Nainggolan

8

1 goles Gol Cambio Sale Vainqueur

Perotti

22

1 goles Gol Cambio Sale Totti

El Shaarawy

11

2 goles Gol Gol Cambio Sale Dzeko Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Salah

12

Tatarusanu

32

Roncaglia

2

Gonzalo Rodríguez

13

Astori

28

Marcos Alonso

6

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Tino Costa

10

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Federico Bernardeschi

9

Kalinic

8

Cambio Sale Badelj

Matias Vecino

72

1 goles Gol (p) Cambio Sale Matías Fernández

Josip Ilicic

20

Cambio Sale Tello

Borja Valero

Fiorentina

4-2-3-1

Paulo Sosa

Desde el primer momento, la Fiorentina no hizo el fulgurante inicio de partido que acostumbra, la Roma se cerró bien y, a partir del minuto 15, creció sin parar, se hizo con la pelota y en el partido empezaron a pasar cosas. Tardaron seis minutos en encontrarse dos de los mejores jugadores de esta Roma: Pjianic y Salah. El bosnio tira el pase ante la mirada de Tino Costa y el egipcio, sobre la línea del fuera de juego, corre al espacio ante Astori, que apenas se ha dado la vuelta cuando el pase al centro del área ya estaba camino de El Shaarawy. Tres minutos después, en el minuto 24, el segundo gol. Disparo desde fuera del área del Salah que golpea en la pierna de Astori y hace una parábola imposible para Tatarusanu. Y dos minutos después, en el 26, Perotti lanza al palo un mano a mano solo con el portero.

Los problemas siguieron para la Fiorentina en forma de lesiones, primero Borja Valero, antes de la media hora, que se tuvo que retirar con problemas en el empeine del pie tras una entrada de El Shaarawy en los primeros minutos, y cuatro minutos después el uruguayo Matías Vecino, con una lesión muscular. Y ahí no terminó el vendaval romanista, antes del minuto 40 consiguió el tercero el equipo de Spaletti (toscano y confeso aficionado viola). Perotti anotó sin oposición tras una asistencia de El Shaarawy tras un fallo garrafal de Roncaglia, que no despejó un saque del portero sin peligro porque se quedó reclamando fuera de juego, mientras Sousa se volvía loco a escasos cinco metros suyos.

Antes del descanso todavía hubo tiempo para que la Fiorentina recortara distancias gracias a un gol de penalti que se inventó Tello tras recortar a Digne y que lo concedió el árbitro a instancias del asistente de fondo ante las protestas romanistas. El gol animó algo a la Fiorentina en el inicio de la segunda parte, pero el equipo de diluyó entre imprecisiones, pérdidas de balón y errores defensivos. La Roma estuvo cómoda, llegando con peligro y terminando jugadas, siempre creando problemas para la defensa de la Fiorentina hasta que sentenció el partido definitivamente en el minuto 57 con otro gol de Salah (que la temporada pasada jugó en Florencia) tras un nuevo pase de Pjanic a la espalda de la defensa.

Solo quedaba ver cómo el Olímpico se levanta para recibir al capitano. Francesco Totti volvió a jugar ante la presencia del propietario americano del equipo, Pallotta, que había viajado a Roma para apagar el incendio del caso Totti. Se animó con algún taconazo y casi consiguió lo que hubiera sido el fin de fiesta perfecto cuando estrelló en el palo un gran disparo de falta en el minuto 90. La Roma intentará prolongar su racha de victorias la próxima semana a domicilio ante el Udinese, antes de dos partidos importantes ante el Inter y el derbi ante la Lazio, ya con Totti subido al barco de Spaletti.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.