Ferrari y el ‘halo’ para salvar vidas

Raikkonen prueba en Barcelona un protector para evitar impactos en la cabeza de los pilotos

El 'halo' del Ferrari de Raikkonen, hoy en Montmeló.
El 'halo' del Ferrari de Raikkonen, hoy en Montmeló.Getty

La proliferación de accidentes mortales sufridos en carreras automovilísticas estos últimos años provocó una reacción de las autoridades que rigen este deporte, para buscar la forma de proteger la cabeza de los pilotos de impactos producidos por elementos externos. La mejor solución que el equipo de investigación de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) encontró fue la incorporación de una pieza triangular a la que llamaron halo, en la parte exterior del cockpit (espacio destinado al piloto). Un acuerdo entre equipos y FIA determinó que el halo sería incorporado la temporada 2017.

Sin embargo, distintos equipos empezaron ya a trabajar en el proyecto. Mercedes fue el primero que presentó un diseño y el ex piloto Anthony Davidson lo probó en un circuito. “Es evidente que ofrece más seguridad”, comentó después. “Pero el soporte central provoca una cierta distracción inicial, a la que acabas acostumbrándote”. El halo actúa como una especie de parabrisas que evita que los elementos voladores que puede provocar un accidente (ruedas, piezas grandes, etc.) acaben impactando en la cabeza del piloto. Su construcción puede ser de distintos materiales, pero todos ellos de mucha dureza.

Más información
McLaren da signos de recuperación
Alonso: “Compito para ganar. Si no hay opción, no lo hago”
Cambio en las cronometradas
Fernando Alonso: “El proyecto es aún inmaduro”

Las mayores dificultades que plantea el halo es no solo su fijación en la carrocería del monoplaza, sino fundamentalmente que no perjudique la entrada y la salida del piloto en el cockpit. "Ya lo pueden tirar a la basura", expresó Raikkonen tras bajarse del coche este jueves, en Montmeló. Mercedes realizó un proyecto móvil, que basculaba de atrás hacia delante con facilidad y no interfería en ninguna de las funciones del piloto. Ferrari, en cambio, presentó ayer un modelo conceptualmente bastante distinto, aunque estéticamente muy parecido, que se convertiría en un elemento fijo de la carrocería y no tendría incidencia tampoco en la entrada y salida del cockpit. Raikkonen lo estuvo probando una vuelta durante la mañana.

Cuando la FIA anunció la inclusión de este nuevo elemento en todos los monoplazas de competición, incluida la F-1, argumentó que algunas muertes no se habrían podido evitar, pero agregó que algunas vidas se habrían salvado. “Sabemos que el halo no habría impedido las muertes de Jules Bianchi (Japón 2014) o de Dan Wheldon (Indycar 2011). Pero sí habría incidido en los accidentes de Justin Wilson (Indycar 2015) y Henry Surtees (F-2 2010)”.

Desde que Ayrton Senna sufriera su accidente mortal en el circuito de Imola en 1994, la FIA comenzó a trabajar muy seriamente en la seguridad de los pilotos y de los espectadores en la F-1. Los circuitos se reformaron buscando escapatorias en los puntos más conflictivos y alejando a los espectadores del asfalto. Después, se buscaron soluciones a medida que fueron surgiendo problemas, una de ellas fue atar las ruedas para evitar que volaran en los accidentes. Después apareció el hands para proteger el cuello. Y ahora el halo para evitar el impacto de elementos externos en la cabeza de los pilotos. La seguridad es prioritaria.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS