Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ramos: “Los jugadores darán su confianza al entrenador que esté”

Los capitanes del Madrid hacen una tibia defensa de Benítez tras el 2-2 frente al Valencia. La directiva mantiene al técnico porque no encuentra sustituto y no quiere 'quemar' a Zidane

Hace dos meses que el Valencia no gana un partido de Liga. Concebido con el objetivo de clasificarse para la Champions, ha perdido 23 puntos en 18 jornadas y se precipita hacia el fondo de la tabla castigado por una plaga de lesiones. Pero Gary Neville, su novato entrenador, salió de Mestalla entusiasmado tras el 2-2 logrado ante el Madrid. “Hemos hecho nuestro mejor partido hasta ahora”, dijo el técnico inglés. “Hemos sido más precisos en los pases, hemos tenido más confianza, hemos defendido más compactos…”.

Neville y su jefe, el propietario del club, Peter Lim, cenaron con sus numerosas familias en mesas contiguas en un asador de pescado de la avenida de Aragón, frente al estadio. Aquello, más que la cúpula de un club sumido en la crisis, parecía una cuadrilla de amigos celebrando una gran noticia.

El clima en Mestalla era lúgubre hasta que llegó el Madrid de Benítez. El empate cerró una primera ronda marcada por la incapacidad del equipo de dominar con claridad a los grandes rivales del campeonato. El Madrid ha empatado contra el Atlético (1-1) y ha caído contra el Villarreal (1-0), el Barcelona (0-4) y el Sevilla (3-1). El Atlético y el Barcelona han perdido más puntos de los que solían en los últimos torneos pero la persecución se ha vuelto inesperadamente tortuosa porque el Madrid se ha dejado 17 puntos en 18 jornadas. La defensa, durante un tiempo el mayor motivo de orgullo del cuerpo técnico, se ha resquebrajado hasta encajar 18 goles en 18 partidos. Tres goles en contra más que el Barça, 10 más que el Atlético, y uno más que el Villarreal.

“Hemos hecho un gran partido”, se felicitó Benítez antes de salir del estadio, en un ejercicio de pensamiento positivo que forma parte de su rutina de lucha. A su alrededor, la fe declina. Fuentes de la directiva madridista señalaron tras la derrota de El Madrigal, el 13 de diciembre, que el club había comenzado a valorar la posibilidad de destituir al entrenador. Casi un mes más tarde, las mismas fuentes advierten que si Benítez no ha sido relevado no es porque el presidente, Florentino Pérez, mantenga su confianza intacta en él sino porque no se decide a colocar a Zinedine Zidane en su lugar. Hasta ahora, el técnico francés, que se ocupa del Castilla, ha sido el único candidato considerado por la junta que se muestra dispuesto a asumir el reto. Pérez, sin embargo, preferiría que aterrizara en junio, con tiempo para adaptarse al cargo. El presidente teme liquidar a Zidane metiéndolo en un enredo de solución cada día más incierta.

“Estamos con el míster pero sabemos que las decisiones no las tomamos los jugadores”, dijo Marcelo en Valencia, tras el 2-2, en un ejercicio tibio de defensa de Benítez. “No sé si tiene sentido cambiar al entrenador en enero. Puedes cambiar al técnico y acertar, y dejarlo y acertar también".

Ramos pugna con Santos ampliar foto
Ramos pugna con Santos EFE

“El equipo”, apuntó Ramos, en calidad de portavoz, “ha dado la cara. Ha intentado ganar en un campo complicado. Siempre que te quedas con uno menos te desgastas porque la intensidad y el esfuerzo es mayor. Que te empaten en menos de un minuto después de ponerte 1-2 es doloroso. Pero hemos jugado con ese carácter y ese orgullo que la gente pide. Queríamos empezar el año con otra actitud y el equipo ha dado la cara”.

“Obviamente Benítez sí tiene crédito”, concluyó el capitán. “Pero su continuidad no depende de nosotros. Esté el entrenador que esté siempre tendrá la confianza de los jugadores. Sea Rafa o sea cualquier otro”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información