Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Eibar se reencuentra ante el Sporting

Keko y Bastón dan el triunfo a los de Mendilibar tras cinco partidos sin ganar ante un Sporting (2-0) que coquetea con el descenso

Keko celebra el primer gol del Eibar.
Keko celebra el primer gol del Eibar. EFE

El Eibar echó el cierre al año 2015 rencontrándose con la victoria después de cinco jornadas sin sumar los tres puntos. Los de Mendilibar se impusieron a un flojo Sporting (2-0) gracias a los goles de Keko y Bastón en la segunda mitad. El equipo gijonés apenas se presentó en Ipurúa, donde solo reaccionó cuando el partido estaba ya prácticamente sentenciado.

Eibar, 2 - Sporting, 0

Eibar: Riesgo; Capa, Dos Santos, Ramis, Lillo; Escalante, Dani García (Adrián, m. 75); Keko Gontán (Antonio Luna, m. 86), Verdi (Sergi Enrich, m. 88), Saúl Berjón; y Borja Bastón. No utilizados: Inui, Hajrovic, Pantic e Irureta.

Sporting: Cuéllar; Lora (Berrera, m. 79), Jorge Meré, Guitián, Menéndez (Isma López, m. 64); Omar Mascarell, Rachid; Halilovic, Dani Ndi, Jony; y Sanabria (Castro, m. 62). No utilizados: Carmona, Alberto, Cases y Pablo Pérez.

Goles: 1-0. M. 55. Keko. 2-0. M. 62. Bastón.

Árbitro: Velasco Carballo. Amonestó Ramis, Lillo, García, Menéndez, Guitián y Lora.

5.471 espectadores en Ipurúa.

La primera parte fue todo un correcalles en el que el fútbol brilló por su ausencia. Sin apenas posesiones largas, ninguno de los dos fue capaz de dominar en un continúo intercambio de golpes que penas llevaban peligro. Halilovic tuvo la más clara en el Sporting con un remate a placer desde el punto de penalti que envió por encima del larguero. El resto, fueron para los locales, pero ni Dani García, en dos ocasiones, ni Berjón, en otras tantas, y ni siquiera el goleador Bastón acertaron en el remate.

El desacierto del Eibar se esfumó tras la reanudación y Keko, primero y Bastón, después, cerraron el encuentro en apenas seis minutos. Keko lo encarriló con un gran disparo y el delantero lo mató al definir a la perfección una asistencia milimétrica de Saúl Berjón. El Sporting, que apenas se enteró, no fue capaz de reaccionar pese a la ímpetu de Ndi, el mejor de los de Abelardo. Los de Mendilibar, que pudieron batir a Cuellar en alguna que otra ocasión —el colegiado anuló un gol a Koke por fuera de juego—, cierran el año con los ojos puestos en la zona europea. Situación muy diferente a la del Sporting, que tras esta derrota y con un partido menos, se acerca peligrosamente a los puestos de descenso.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.