Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Neymar corre, pero no juega

El brasileño sigue sin entrenarse con el grupo y es baja para la semifinal del Mundial de Clubes

Neymer se entrena en Yokohama, junto a Brau. Ampliar foto
Neymer se entrena en Yokohama, junto a Brau. AFP

A Neymar no se le había visto el pelo por Yokohama, toda vez que hacía la recuperación en el gimnasio y en la piscina del hotel, también sesiones con su fisioterapeuta personal Rafael Martini. Se sabe que junto a él han acudido los toiss, como se conoce a su grupo de amigos brasileños, pero no había dado señales de vida en las redes sociales ni acudido a los entrenamientos del equipo, aquejado de una lesión muscular en el aductor de la pierna izquierda. “No se le descarta para la semifinal”, dijeron desde el club un día después de realizarle las pruebas y determinar que la lesión fibrilar era “pequeña”. Pero no fue hasta este martes cuando apareció en el entrenamiento del equipo previo a la semifinal del Mundial de Clubes, y no realizó la sesión junto al grupo, sino que hizo carrera continua con el preparador físico Juanjo Brau. Tampoco trabajaron con el grupo  durante la sesión de la tarde Arda Turan y Aleix Vidal, al tratarse de un entrenamiento oficial  y no ser autorizados por la FIFA. Por ello, se ejercitaron por la mañana y en solitario.

Lo que me preocupa es que se recupere al cien por cien. No soy partidario de correr riesgos"

Luis Enrique

Para Neymar este torneo es especial porque se le da un gran valor en Sudamérica del mismo modo que es para él una espina clavada, sobre todo por cómo perdió ante el equipo de Guardiola en 2011 cuando jugaba con el Santos (4-0 con una exhibición azulgrana). Se sabe que se está machacando para llegar a tiempo a la final. “Sigue el proceso normal de un lesionado, pero que no se le haya visto no significa que no haya entrenado. Hay más sitios para entrenarse”, señaló Luis Enrique. “Es uno de los tres mejores del mundo. Cualquier equipo acusaría su baja, pero el Barcelona tiene 25 jugadores de su nivel”, abundó Luiz Felipe Scolari, técnico del Guangzhou.

Pero su participación ante el Guangzhou Evergrande parece precipitada. Así se le escapó a Luis Enrique. “Lo único que me preocupa es que se recupere al cien por cien. No soy partidario de correr riesgos en los plazos porque primero hay que ganar una semifinal”, expuso el entrenador azulgrana. El padre de Neymar vuela hacia Japón y Neymar corre por el campo; se presupone que llegará a tiempo para algunos minutos de la hipotética final, pero de momento sigue en la sala de espera.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información