Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javi Fernández supera los 200 puntos en el programa largo

El español, campeón del mundo, es el segundo patinador en la historia que consigue una puntuación tan alta en el libre

Javier Fernández, durante su programa largo. Ampliar foto
Javier Fernández, durante su programa largo. REUTERS

La diferencia que marcó Yuzuru Hanyu el jueves en el programa corto de la final del Grand Prix suponía prácticamente medio título. 110,95 puntos, récord histórico, con 22 dieces. Lo nunca visto. El japonés, que defendía trofeo, puso una diferencia de 20 puntos con el segundo, el español Javier Fernández, especie única en el patinaje sobre hielo. Este sábado no le bastó con superar los 200 puntos, siendo el segundo en la historia que consigue una valoración tan alta en el largo. Fue plata. Yuzuru logró 219,48 para ganar el oro en una noche memorable para la historia del patinaje.

El madrileño, que también ostenta en su palmarés tres oros en europeos, tiene esta temporada un reto monumental. Defiende título mundial ante un rival que quiere recuperar lo que perdió el año pasado. Sin embargo, a Javi este verano se le han amontonado los compromisos. Exhibiciones, campamentos de patinajes, innumerables entrevistas en medios de comunicación. Con el título conquistado en Shanghái, sabía que era una oportunidad única para promocionar un deporte que en España apenas cuenta con 15 pistas de hielo. Así que ordenó sus prioridades y retrasó su preparación en Canadá, donde trabaja a las con Brian Orser. El canadiense también entrena a Yuzuru Hanyu, que comenzó la preparació antes. Aun así, Javi llegó al Grand Prix —una especie de Mundial, pero donde solo tienen plaza los seis mejores patinadores del momento— siendo el único que había ganado las dos pruebas clasificatorias.

Yuzuru y Javi llevan desde el año pasado repartiéndose los títulos, y también el respeto. Sobre la pista la dificultad de los programas de los dos patinadores es similar. Hanyu incluye dos cuádruples —cuatro giros verticales— en el corto, que el jueves bordó, y Javi solo uno. Los dos ejecutan tres en el largo. Daniel Peinado, entrenador del español cuando viene a Valdemoro, cree que los programas de Javi son más ricos en transiciones y que eso le impide añadir tanta dificultad como su rival. “Son patinadores de diferentes rasgos. Para empezar, Hanyu pesa mucho menos. Tiene otra corpulencia y por eso se ve menos exigido físicamente”. Orser defiende que Hanyu es mejor haciendo piruetas, pero asegura que cuando el español hace un cuádruple en condiciones es increíble. “Es tan potente, cubre tanto hielo, tiene tanta velocidad y control. Es perfecto, muy difícil de superar”.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información