Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Croacia, República Checa y Turquía: dos que juegan bien y una roca

El cuerpo técnico de la selección española aprecia la técnica croata, la presión turca y el bloque checo

Del Bosque, junto a los técnicos de Croacia, Turquía y República Checa,
Del Bosque, junto a los técnicos de Croacia, Turquía y República Checa, EFE

"Un grupo duro y nada fácil", concluyeron en el cuerpo técnico de la selección cuando finalmente Croacia fue a parar al grupo de la vigente campeona de Europa. "Los croatas tienen una gran capacidad para jugar bien sobre la base que forman Modric, Pericic, Brozovic, Pjaca y Rakitic, más Srna en el costado derecho".

Croacia era junto a Italia una de las dos selecciones que Vicente del Bosque había señalado como indeseables dentro del bombo dos. "Cambiaron de seleccionador, pero se han asentado en los últimos partidos. Juegan muy bien y arriba tendrán la referencia de Mandzukic. Es una selección muy completa que además encaja pocos goles".

Los croatas tienen una gran capacidad para jugar bien.  Es una selección muy completa que además encaja pocos goles".

Cuerpo técnico de la selección

Croacia, dirigida desde los dos últimos partidos de clasificación por el veterano Ante Cacic tras reemplazar a Nico Kovac, terminó segunda de su grupo por detrás de Italia con solo cinco tantos en contra y 20 a favor.

Si la capacidad para genera fútbol preocupa a los técnicos de la selección, el ritmo que ahora le impone Turquía a los partidos también lo tienen muy en cuenta. "Arriba hacen una presión asfixiante, juegan los partidos a un ritmo muy alto y tienen capacidad para hacer gol. Tuvieron que ir a la repesca y por eso puede parecer que no están bien. Sin embargo, disputaron la clasificación dentro de un grupo muy duro en el que Holanda se quedó fuera", admiten desde el cuerpo técnico.

Turquía hace una presión asfixiante arriba, juegan los partidos a un ritmo muy alto y tienen capacidad para hacer gol.

Cuerpo técnico de la selección

Turquía terminó la fase de grupos tras la República Checa, con la que se volverá a ver las caras en el torneo, y la sorprendente Islandia. El talento de Arda, el equilibrio de Inan y la potencia de Yilmaz arriba forman la espina dorsal de una selección tan vibrante como su seleccionador, Fatih Terim.

De los tres rivales, los checos son los menos dotados técnicamente, pero despiertan recelos entre Del Bosque y sus ayudantes por la imagen de bloque sólido que han transmitido durante la fase de clasificación en la que se impusieron a Holanda en los dos partidos (2-1 y 2-3).

La República Checa tiene muy claro a qué juega. Más que nombres individuales, que tiene algunos, son un bloque muy sólido y muy fuerte físicamente.

Cuerpo técnico de la selección

"Es una selección muy interesante desde el punto de vista de que tiene muy claro a qué juega. Más que nombres individuales, que tiene algunos, son un bloque muy sólido y muy fuerte físicamente". A la República Checa la catalogan como uno de esos equipos incómodos que responde a algunas de las mejores virtudes del Atlético de Madrid: "Su trabajo colectivo en defensa es muy bueno, todos son muy solidarios y complican mucho al rival. Además, son fuertes en las jugadas de ataque a balón parado. Lo tienen muy trabajado". Los referentes de los checos siguen siendo el portero Peter Cech y el mediapunta Thomas Rosicky. Arriba juegan con Necid, un delantero de 1,90 centímetros que les viene muy bien para el juego en largo y ganar las segundas jugadas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información