Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Salford City, un amateur con dueños multimillonarios

Gary Neville y Peter Lim son dos de los propietarios del conjunto de Manchester, que juega en la séptima división inglesa

El Salford celebra uno de los goles en la FA Cup.
El Salford celebra uno de los goles en la FA Cup. Cordon Press

En un equipo amateur cada partido es un entretenimiento a tiempo parcial, nunca una forma de vida. En Inglaterra, el Salford City es uno de esos equipos regionales como tantos otros. Sin embargo, sus dueños pertenecen a otra liga. A otro fútbol, aunque con muchos vínculos con España. Gary Neville, a quien el Valencia nombró entrenador tras la dimisión de Nuno, es uno de los propietarios. Y para no salir del club che, Peter Lim, el multimillonario singapurense propietario de los del Turia, tiene la mitad del conjunto inglés a su nombre.

Alejado del graderío de Moor Lane, en una pequeña elevación del terreno, algunos de los jugadores veteranos del Manchester United, entre los que se encuentran Gary Neville, su hermano, Phil, Ryan Giggs, Paul Scholes y Nicky Butt, que junto con David Beckham formaron la conocida clase del 92, adquirieron el club a principios de 2014. Con casi 75 años de historia, el modesto conjunto se levantó un día envuelto en aspiraciones de instalarse en las divisiones profesionales a largo plazo, pero la compra produjo escepticismo.

Esto se va a convertir en un gran circo como en los demás equipos importantes"

El club, que milita en la séptima división del fútbol inglés y estaba compuesto hasta su renombrada adquisición por un comité de voluntarios, no sabía lo que era estar bajo el foco mediático. La medida de cambiar el color de la camiseta y el rediseño del logo enfadó a muchos incondicionales. Mientras Phil Neville intentaba profesionalizar a los futbolistas, llegó otra noticia que hizo que las reticencias aumentaran. El crecimiento del club estaba ligado a otra inversión y la clase del 92 vendió el 50% de la entidad a Peter Lim. “Se va a perder el vínculo con la gente. Esto se va a convertir en un gran circo como en los demás equipos importantes”, confesaba uno de los voluntarios.

A pesar de la calma tensa, el Salford cumplía futbolísticamente. El buen inicio de la temporada se desbarató a finales del año pasado y los dueños no tuvieron más remedio que cesar al técnico por la crisis de forma y resultados. La directiva nombró a una dupla de entrenadores y exjugadores del equipo, Anthony Johnson y Bernard Morley.

La pareja técnica prescindió de una decena de futbolistas en las primeras semanas en el cargo. El estilo provocador de Johnson y Morley era una apuesta arriesgada, pero atenuó a un vestuario descontrolado que se alejaba del objetivo del ascenso. Con las últimas jornadas del campeonato en juego, el Salford encadenó nueve victorias consecutivas y certificó el ascenso en un renovado Moor Lane ante un millar de seguidores.

El Salford City en el mapa

El Salford llegó por primera vez en su historia a la primera ronda de la FA Cup, uno de los torneos con más tradición en Inglaterra, tras siete eliminatorias previas y su rival fue el Notts County, de tres divisiones superior. El choque, retransmitido en abierto por la BBC, deparó un pico de audiencia de más de tres millones y medio de espectadores. Ante un repleto Moor Lane, el Salford se imponía al Notts County contra todo pronóstico. 2-0 y juerga. “Estoy sin palabras. Es el mejor día para Salford City. No puedo creerlo”, dijo la presidenta Karen Baird tras la finalización del partido.

Este viernes, y de nuevo con las cámaras de televisión como testigos, el Salford City juega su partido más trascendental. La segunda ronda de la FA Cup contra el Hartlepool. “No me hago ilusiones. Si no jugamos al 100% perderemos. La gente se olvida que Hartlepool está tres categorías por encima nuestro”, dice Anthony Johnson, uno de los entrenadores del Salford, por teléfono.

Los jugadores llevan bien el impacto mediático. El preparador afirma que es normal que la FA Cup haya desviado un poco la atención del campeonato liguero, donde el equipo actualmente ocupa la tercera plaza de la séptima división inglesa. “La ambición del Salford es enorme. La idea es ganar cada partido, ligas...”, comenta Johnson, que pidió un día de permiso en su trabajo para estudiar al rival.

En este camino casi utópico a Wembley, la fecha es un hito en la historia reciente del equipo de la ciudad del gran Manchester. Un espejo en el que seguir mirándose para continuar con la pelea. “El sueño sería enfrentarse al Manchester United”, fantasea Johnson en caso de pasar la eliminatoria. Si así ocurre, habrá que marcar otro día en el calendario.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.