Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Error monumental del Madrid por alinear a Cheryshev ante el Cádiz

El atacante blanco estaba sancionado y el conjunto andaluz denunciará el caso, lo que puede eliminar a los de Benítez de la Copa del Rey

Cadiz - Real Madrid
James felicita a Isco por su gol. Getty

El Madrid dio una cantada monumental en Cádiz, histórica. El club alineó a Cheryshev, que arrastraba un partido de sanción en Copa, lo que puede acarrear su eliminación directa del torneo. El jugador ruso acumulaba tres tarjetas amarillas de la edición anterior, en la que participó con el Villarreal. Así lo hizo constar el juez de competición en un acta público del pasado 6 de marzo, cuando certificó el castigo al ruso. El Madrid, por medio de su director de Relaciones Institucionales, Emilio Butragueño, alegó desconocimiento: “No hemos tenido mala voluntad, ni la Federación, ni el Villarreal ni el jugador nos habían comunicado nada”.

CÁDIZ, 1 - R. MADRID, 3

Cádiz: Ballesté, Cristian, Aridane (Servando, m.70), Josete, Tomás (Márquez, m.83), Garrido, Mantecón, Salvi, Pávez, Lolo Plá y Cuero (Güiza, m.70).

Real Madrid: Kiko Casilla; Vázquez, Pepe (Tejero, m.89), Nacho, Arbeloa; Casemiro, Marcos Llorente, Isco; James (Lienhart, m.76), Jesé y Cheryshev (Kovacic, m.46).

Goles: 0-1. M. 3. Cheryshev. 0-2. M. 65. Isco. 0-3. M. 73. Isco. 1-3. M. 88. Márquez.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea. Amonestó a Lolo Plá y Garrido.

Estadio Ramón de Carranza. Casi lleno en las gradas.

El Cádiz, tras una reunión de urgencia de su consejo de administración, anunció pasada la medianoche que denunciará el caso, lo que deberá formalizar hoy antes de las 14.00. La decisión final corresponde ahora al comité de competición, que se reunirá el próximo viernes. En esta misma temporada hay un precedente similar. En septiembre, Osasuna fue despedido de la Copa, pese a ganar a partido único al Mirandés (1-2), por alistar de forma indebida a Unai García.

La noticia se expandió por el Carranza de Cádiz antes de concluir el primer tiempo, cuando precisamente Cheryschev había adelantado al Madrid. De traca. El partido se convirtió en una chirigota en la grada. “Benítez mira el tuiter, saca a De Gea…”. Cádiz, en carnaval por adelantado. Al tiempo, Chendo, delegado del Madrid, con la vista clavada en el móvil, mientras Butragueño salía a la carrera del palco. Un bochorno internacional, por la dimensión planetaria de todo un Real Madrid.

Para colmo, no es la primera vez que le ocurre a Rafa Benítez, y tampoco al Madrid. Con ocasión de un Novelda-Valencia de Copa de octubre de 2001, Benítez, por entonces entrenador del equipo ché, alineó en el minuto 91 a un cuarto extracomunitario cuando solo se consentían tres. Dio paso al rumano Serban por Vicente, cuando en el campo aún estaban el serbio Djukic y los argentinos Ayala, al que se le había retirado el pasaporte español por no estar debidamente documentado, y Aimar. El Valencia salió por la gatera del torneo copero. El histórico Juan Cruz Sol, exjugador valencianista, tuvo que dimitir como delegado. El 23 de octubre de 1994, a Jorge Valdano, entonces entrenador del Madrid, le sucedió lo mismo. Frente al Compostela dio entrada al eslovaco Dubovsky en lugar de Luis Enrique sin reparar que seguían en el césped Zamorano, Redondo y Laudrup. El Compostela, que empató el encuentro, no reclamó para que no se repitiera el duelo.

Lo hice para demostrar que no había mala fe"

Rafa Benítez

Percatado de la situación, en Cádiz, Benítez retiró a Cheryshev treinta segundos después del descanso. “Lo hice para demostrar que no había mala fe”, dijo al final del engorroso trance. Algunos jugadores, como reconoció el local Mantecón, ni se habían enterado. Los madridistas ya lo rumiaban y el partido les resultó un tormento. De nada servían para el torneo las buenas sensaciones de James, la soltura de Lucas Vázquez como improvisado lateral derecho, la estupenda puesta en escena de Marcos, hijo de Paco Llorente, el enésimo de la saga Llorente-Gento, o los buenos goles de Isco…

Con el público de verbena, el fútbol de alguna manera quedó de lado. El partido ya era cosa de juristas. Quién más siguió a lo suyo fue James, que si alguna vez se fue, ya está de vuelta. Y muy vivo. Suyas fueron las mejores huellas del choque, con pases filtrados de aquellos que distinguen a los que rebosan clase, caso del colombiano. Pero la cita no se recordará por James o el ánimo del Cádiz, que compitió bien. La noche gaditana quedará sellada por la presunta pifia colosal de una superpotencia como el Real Madrid. ¿Culpable? Quizá quien diera en el clavo fue el ex jugador Manolo Sanchis en tuiter: “En 18 años en el primer equipo del Madrid, nunca ha sido esta competencia del delegado del equipo. Para ello está la Dirección Deportiva”. En el Madrid no existe tal estamento.

Más información