Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un Barça de récord se mete por la vía rápida en el Top-16 de la Euroliga

Abrines, Arroyo y Vezenkov dirigen el festival ante el Zielona Gora (64-93) con 17 triples y 28 asistencias

Abrines, con el balón, en un partido ante el Zalgiris. Ampliar foto
Abrines, con el balón, en un partido ante el Zalgiris. Efe

El Barcelona se metió en el bolsillo el billete para el Top-16 de la Euroliga con tres semanas de anticipación. Su viaje a Polonia, sin ninguna vicisitud especial que se sepa, debió resultarle más dificultoso que el baile con el que se divirtió en la cancha del Zielona Gora. Marcó diferencias con una comodidad inesperada, por más que su rival fuera el colista del grupo. En el Palau, le había planteado muchas dificultades (76-72 en un partido que los azulgrana iban perdiendo cuando faltaban tres minutos). Las derrotas del Zielona ante el resto de contendientes tampoco habían sido abultadas.

ZIELONA GORA, 64; BARCELONA, 93

Zielona Gora: Gruszecki (3), Koszarec (9), Moldoveanu (0), Mateusz Ponitka (11), Borovnjak (10) –equipo inicial-; Bost (9), Zywert (0), Szewczyk (4), Marcel Ponitka (0), Hrycaniuk (10), Zamojski (0) y Djurisic (8).

Barcelona Lassa: Satoransky (10), Pau Ribas (2), Perperoglou (3), Doellman (9), Tomic (12) –equipo inicial-; Abrines (16), Vezenkov (15), Erikson (0), Diagné (2), Samuels (6), Oleson (3) y Arroyo (15).

Parciales: 18-24, 17-20, 15-25 y 14-24.

Árbitros: Jovcic (Serbia), Anastopoulos (Grecia) y Sahin (Italia).

Centrum Sportowe de Zielona Gora. 5.002 espectadores. Séptima jornada de la Euroliga.

A la que Abrines y Doellman abrieron la caja de los triples, el partido quedó a merced del Barcelona, que batió dos de sus récords, el de triples, con 17, y el de asistencias, con 28. El de triples, además, con un impresionante porcentaje, un 65%, con 17 aciertos en sus 26 lanzamientos. No paró Abrines, ansioso de redondear una actuación convincente y completa. Lo consiguió, lo mismo que Doellman, Arroyo, Tomic, constante y regular como siempre.

El duelo resultó muy provechoso para el búlgaro Vezenkov. A sus 20 años, Vezenkov deseaba minutos y un partido así para expresar el talento por el que fue fichado el pasado verano. Sumó 15 puntos, no falló ni un solo tiro y todas sus acciones fueron positivas. El Zielona quedó sepultado por la puntería de los artilleros del Barcelona, acompañados por el buen hacer de los pívots, Tomic, Vezenkov y Samuels.

Le quedan todavía tres partidos por disputar en esta primera fase, pero el Barcelona ya puede preparar o concederse una tregua hasta que comience el Top-16, el 29 de diciembre.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información