Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El viejo orden de los ‘maestros’

Nadal y Ferrer inician el asalto al torneo de Londres, que simboliza el estatus actual del circuito: sin debutantes y con la media de edad más elevada (29,6) desde su creación

Federer, durante una rueda de prensa en Londres. Ampliar foto
Federer, durante una rueda de prensa en Londres. REUTERS

A diferencia de lo que ocurre en el futurista O2, la nave nodriza que acoge la Copa de Maestros y por la que se filtran las corrientes gélidas del otoño londinense, de la mano de la humedad del río Támesis, el aire que fluye por el circuito de la ATP es absolutamente estanco. Porque, este año, otra vez, los rostros más reconocibles del circuito; nada de caras nuevas. El viejo orden del tenis moderno. Jugadores que ya casi peinan canas. La simbolización de que los que gobernaban ayer también lo hacen hoy, ahora, y si no cambia mucho el panorama, también lo harán mañana, puesto que las generaciones venideras aún no se atreven a dar un paso adelante.

Arranca una nueva edición de la Copa de Maestros, el torneo que pone el broche a la temporada de la ATP, con la media de edad más elevada de su historia: 29,6 años. Desde su fundación, en 1970, nunca había ofrecido el torneo una cifra tan elevada. Pese a algunas irrupciones fugaces o amagos inconsistentes, la vieja guardia es la que sigue marcando el paso, con el suizo Roger Federer al frente. A sus 34 primaveras, el suizo competirá por 14ª ocasión en una cita que nadie ha ganado más veces que él, con seis coronas.

Prácticamente coetáneo, David Ferrer (33) es otra muestra de que los tiempos no cambian, de que el punteo de los viejos rockeros se impone a los solos pasajeros de la generación intermedia y las guitarras desafinadas de los más jóvenes. Porque sí, ahí siguen tirando del carro los Federer o Ferrer, y por supuesto Novak Djokovic (29) y Rafael Nadal (28), así como Stanislas Wawrinka (30), Tomas Berdych (30) o el guerrillero Andy Murray (28), siempre al quite ellos. Solo hay un miembro del club de los ocho que escapa a la veteranía, un infiltrado: el japonés Kei Nishikori (25), que aún y todo ya cuenta con la experiencia del año pasado en Londres.

“La verdad es que la media es increíble”, apunta Alex Corretja, ganador de la Copa de Maestros en 1998, cuando tenía 24 años. “Esto demuestra que la experiencia es un grado, que los jugadores están ahora aguantando mucho más en el circuito, y que a los jóvenes les está costando mucho encontrar ese equilibrio y ese nivel de tenis que los veteranos sí tienen. El tenis se juga más rápido y más agresivo que antes, pero el tenis, al fin y al cabo, sigue siendo tenis”, agrega el barcelonés, vencedor ante Carlos Moyà en aquella final de 17 años.

Los ocho 'maestros', durante el sorteo de este año. ampliar foto
Los ocho 'maestros', durante el sorteo de este año. Getty

En total, entre los ocho presentes en esta edición acumulan nada más y nada menos que 55 participaciones: las 14 de Federer, las nueve de Djokovic, las siete de Nadal –con cuatro renuncias, por contratiempos físicos–, Ferrer y Murray, seis de Berdych, tres de Wawrinka y dos de Nishikori. Hasta los suplentes de este año, los franceses Richard Gasquet (29) y Jo-Wilfred Tsonga (30), tienen en su haber dos y tres presencias respectivamente.

Este año, en Londres, se da la circunstancia de que no hay debutantes en el torneo. Un hecho que en los últimos 15 años, desde el cambio de siglo, solo se produjo en 2012. El resto de ejercicios siempre hubo aire fresco, con entradas y salidas, incorporaciones o relevos: Marat Safin (2000), Juan Carlos Ferrero (2001), Ivan Ljubicic (2005), Juan Martín del Potro (2008), Fernando Verdasco (2009), Nicolás Almagro (2011)… por citar solo algunos ejemplos.

A los jóvenes les está costando encontrar el equilibrio y el nivel que los veteranos sí tienen"

Alex Corretja, campeón en 1998

El pasado, el presente, y quién sabe si el futuro, está en manos básicamente de los de siempre. Hay un grupo de promesas que llama a la puerta y se esconde (Nick Kyrgos (20), Thanasi Kokkinakis (19), Bernard Tomic (23)…); otro que a corto o medio plazo tomará un rumbo u otro con Alexander Zverev (18) o Andrey Rublev (18); un tercero más talludo al que se le espera pero no llega (Milos Raonic (24), Grigor Dimitrov (24),); y un último bloque de jugadores a los que se les comienza a pasar el arroz sin aportar más allá de destellos puntuales, caso de Fabio Fognini (28), Gael Monfils (29) o Kevin Anderson (29).

Quedan, por lo tanto, los de siempre. Los Roger, Rafa o Novak. El fluctuante Stan, Tomas, Andy. Eterno Ferrer. El viejo orden maestro.

GUÍA PRÁCTICA DEL TORNEO

El ATP World Tour Finals consta de dos grupos. Los dos primeros clasificados de cada uno disputarán las semifinales (el sábado, a las 15.00 y 21.00), previo paso a la lucha por el título (domingo, 19.00, emitido todo por Canal+ D2).

- Grupo Stan Smith: Djokovic, Federer, Berdych y Nishikori.
- Grupo Ilie Nastase:
Murray, Wawrinka, Nadal y Ferrer.
- Hoy:
Djokovic-Nishikori (15.00) y Federer-Berdych (21.00).
- Jugadores con más trofeos:
Federer (seis), Ivan Lendl y Pete Sampras (cinco), Ilie Nastase y Djokovic (cuatro), Boris Becker y John McEnroe (tres).
- Superficie:
dura y cubierta (indoor).
- Premio: hasta 4,5 millones de euros.
- Puntos: hasta 1.500, si el campeón queda invicto.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información