Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Santander

Ricciardo: “No sé cómo Alonso aguanta”

El australiano charla con EL PAÍS de la posible marcha de Red Bull de la F-1

F1 | DANIEL RICCIARDO Ampliar foto
Ricciardo, en Austin. AFP

Ni siquiera la posibilidad de quedarse sin coche hace que Daniel Ricciardo (Perth, 1989) ponga mala cara. La sonrisa más contagiosa del ‘paddock’ atraviesa un momento delicado. En su primera temporada en Red Bull vapuleó a Sebastian Vettel, y un año después, figura en las estadísticas por detrás de su compañero, Daniil Kvyat, y espera la decisión de su escudería, que se debate entre seguir en la F-1 o dejarlo.

Pregunta. El año pasado aseguraba que era muy consciente de la vida tan privilegiada que tenía. ¿Cuesta seguir pensándolo ahora?

Respuesta. Ha habido carreras en las que sí perdí la sonrisa, grandes premios que no terminaron bien. Pero luego cambias un poco la perspectiva y sales del agujero. Depende de cada uno, hay gente que vive instalada en la negatividad y otros que emergen de ella con una mentalidad mucho más positiva. Eso es lo que yo hago. Si este fuera mi último año en la F-1 estaría peor, pero como me veo aquí bastante tiempo porque creo en mi talento, estoy convencido de que tendré varias oportunidades de pelear por el título. De este 2015 he aprendido mucho. Hay quien atraviesa un año malo y su primer reflejo es pensar en el siguiente. Yo prefiero sacar el máximo cada día.

P. ¿Qué ha aprendido?

R. A apreciar el ambiente del equipo, por ejemplo. Ten en cuenta que en Australia estaba mentalizado para luchar por el campeonato y empezamos mal: sexto, séptimo y más atrás. Eso es un golpe duro, pero tienes que conseguir asimilarlo y quitártelo de la cabeza para crecer. Hay que centrarse en capitalizar las oportunidades que se te presenten, cambiar tu enfoque. Ahora estoy encantado de poder correr y de viajar por todo el mundo. Además, esto [los problemas del coche] me han obligado a trabajar más con los ingenieros. El año pasado, el monoplaza era rápido en casi todos lados, lo poníamos en la pista y listo. Con el nuevo he tenido que aprender mucho más de él para sacar el máximo de su potencial.

P. Mercedes ya ha dicho que Red Bull no llevará sus motores en 2016, y Ferrari se niega a darles la mejor versión de los suyos. ¿El dominio en los años de Vettel juega ahora en su contra?

R. Estamos en un momento delicado porque tenemos que decidir qué hacer con el asunto de los motores, pero el ambiente dentro del equipo es fantástico. Todos estamos concentrados y tratando de recuperar el terreno. Nadie ha bajado los brazos, más bien al contrario, creo que todo esto nos ha hecho más fuertes.

P. ¿Cómo se abstrae de pensar en que puede quedarse sin coche?

R. Pues no lo sé, supongo que siempre pienso en positivo, y cruzo los dedos para que esto no se me gire en contra. Pero incluso si Red Bull decide dejarlo, creo que he hecho méritos suficientes como para despertar el interés de otros equipos. O sea que de algún modo u otro seguiría aquí. Claro que quiero correr, pero la situación es la que es y tampoco tengo demasiado motivo para quejarme.

Si Red Bull lo deja creo que he hecho méritos suficientes como para despertar el interés de otros equipos"

P. ¿Se ha avanzado algo desde Rusia?

R. Las cosas no han cambiado demasiado. Aún no tenemos nada cerrado. Espero que sigamos aquí, pero mi principal preocupación es, en ese caso, si podremos ser competitivos.

P. Usted afirma que para terminar el 15º o el 16º puede que sea mejor no correr. ¿Qué cree que piensa Alonso?

R. Tiene que ser muy duro para él, no sé cómo lo hace para aguantar esta situación. Puede que sea cosa de cambiar la perspectiva. Pero en este punto de mi trayectoria, ir tan atrás sería una pérdida de tiempo. Hablé de ello un poco con Button, y le preguntaba cómo podía mantener la motivación. No es fácil, pero si te ves metido en el fango pues tienes que cambiar tu punto de vista y apreciar otras cosas. El domingo por la tarde no estás donde te gustaría, pero el resto del ‘circo’ es divertido.

P. ¿Cómo lo ha hecho para ganarse el respeto de toda la parrilla?

R. Creo que lo mejor es ser uno mismo. Es curioso porque en mi primer año en la F-1 me convencí de que lo mejor era no hacer amigos aquí, porque estaba compitiendo contra ellos y les quería ganar. Pero al fin y al cabo a todos nos gusta correr por encima de cualquier otra cosa. El equilibrio existe si eres suficientemente sensible a la vez que competitivo. Puedes ir a cenar con otro piloto y hablar de mil cosas, y luego, cuando te pones el casco, no importarte nada más que ganarles a todos.

En ocasiones nos decimos: ‘con un motor Mercedes estaríamos en la pole’. Pero es mejor no pensar en ello o terminas frustrado"

P. ¿Cuántas veces se ha preguntado dónde estaría este coche si llevara un motor Mercedes o Ferrari?

R. Varias veces. Tenemos datos y sabemos la cantidad de tiempo que perdemos en las rectas. En ocasiones nos decimos: ‘con un motor Mercedes estaríamos en la pole’. Claro que piensas en ello, pero mejor no hacerlo demasiado o terminas frustrado.

P. Usted es muy activo en las redes sociales, pero de un modo distinto al de Hamilton.

R. Creo que si no ganara se le criticaría por ello. Hay quien considera que es un poco artificial, estar todo el día colgando fotos con famosos, pero está claro que está preparando el terreno para cuando deje la F-1. A él le gusta este tipo de vida, la industria de la moda, y eso demuestra que es listo. Yo solo intento divertirme y ser yo mismo.

La cronometrada, en el aire por el huracán Patricia

El estado de Texas se prepara para recibir el golpe del huracán Patricia, una tormenta de fuerza cinco, la más potente posible, que según la mayoría de las previsiones azotará la costa oeste de México esta misma noche. Se trata del ciclón más poderoso que nunca se ha calibrado en el Pacífico, un fenómeno capaz de generar rachas vientos de hasta 200 kilómetros por hora. Todos los canales meteorológicos de la zona hacen un llamamiento a la población para que extreme las precauciones en las próximas horas de este viernes (noche de madrugada en España), y recalcan que las consecuencias pueden llegar a ser catastróficas.

A la espera de un eventual cambio de rumbo, los radares prevén que Patricia también incida en Estados Unidos, especialmente en la zona oeste de Texas. Los especialistas de Ubimet, el servicio meteorológico de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), alertan de las más que posibles inundaciones que pueden producirse el sábado, con precipitaciones que llegarían superar los 100 litros por metro cuadrado. Con esas cifras y si atendemos a la escasa tendencia que tienen en Norteamérica de correr con agua, la cronometrada prevista para la una de la tarde (20:00 horas en España) está en aire. La lluvia ya obligó a cancelar la segunda sesión de ensayos libres del viernes.

Más información