Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No quiere ser el mejor vendedor de ropa interior”

El agente de la estrella del Madrid dice que, a diferencia de Cristiano, Bale solo pretende "ser el mejor jugador del mundo"

Gareth Bale
Bale, durante el último partido con Gales. REUTERS

Considerado por muchos como el sanctasanctórum del fútbol británico, Gareth Bale no ofrece entrevistas sino que se comunica con la ciudadanía como las divinidades clásicas, a través de un sacerdote intermediario. El moderno médium se llama Jonathan Barnett, tiene 65 años, es agente FIFA, y posee una magnífica villa en la Costa Azul en donde recientemente recibió al diario The Guardian. En el encuentro, publicado ayer, Barnett hizo revelacionestan inquietantes como que su cliente jamás hará publicidad de calzoncillos porque, a diferencia de su colega Cristiano Ronaldo, él es la clase de muchacho sano que prefiere dedicarse en cuerpo y alma al fútbol.

En perfecta sintonía con el presidente madridista, Florentino Pérez, el representante asegura que Bale piensa quedarse muchos años en el Madrid. Sobre las críticas que recibió la temporada pasada ofreció la siguiente explicación: “Creo que en España hay un gran amor por Ronaldo. Pero creo que la nueva generación está asomando y hay algo de resentimiento, quizás, a ese respecto. Pero pienso que las cosas van a cambiar. Gareth está jugando ahora en una mejor posición, más centrado, donde quiere jugar. Siempre digo que será el mejor jugador del mundo en los próximos dos años”.

Barnett asegura que Bale, de 26 años, costó al Madrid unos cien millones de euros, cosa que, dice, le convierte en el deportista más caro de la historia. Este detalle confiere un prestigio especial al agente, que no tiene reparos en hablar de Cristiano en términos despectivos cuando todo el mundo relacionado profesionalmente con la industria del fútbol sabe que el portugués es un hombre tan narcisista como susceptible. No cabe duda de que leerá sus declaraciones.

“Ronaldo y Gareth no van a cenar todas las noches juntos, pero está bien así”, comentó, cuando le preguntaron por la relación existente entre las principales figuras del Madrid. “Entre ellos no hay odios. Gareth es un tipo tranquilo. Son completos opuestos. Pero creo que Gareth puede aprender un poquito de Ronaldo también, interactuando, quizás, un poquito más. Pero quiere su propia vida y así es como vive. No quiere nada más. Tiene unos excelentes ingresos económicos pero ha volcado la totalidad de su existencia a convertirse en el mejor futbolista del mundo. No creo que quiera ser el mejor modelo del mundo o el mejor vendedor de ropa interior. Eso no va con él”.

Cristiano, de 31 años, hizo campañas publicitarias de ropa interior de Armani y el año pasado lanzó CR7, su propia línea de calzoncillos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información