Sin muro, el que gana también es Rossi

Lorenzo: “Compartir datos ayuda a Valentino a mejorar en cada entreno esas décimas que le faltan en algunos circuitos”

Lorenzo y Rossi, en el podio del Gran Premio de Aragón.
Lorenzo y Rossi, en el podio del Gran Premio de Aragón. MARCELO DEL POZO (REUTERS)

Ocurrió por primera vez en Indianápolis. Jorge Lorenzo empezó como un tiro el viernes e hizo los mejores tiempos. En el simulacro de carrera en el que se convierte el cuarto libre de los sábados quedó por detrás de Márquez, el más rápido. Y el domingo salió desde la primera fila, con un crono a tres décimas del de Honda. Su compañero de equipo, Valentino Rossi, sin embargo, se había clasificado octavo tras un fin de semana en el que no daba pie con bola. El domingo, milagrosamente (o no), logró mejorar sus tiempos hasta en seis décimas. Y se coló en el podio.

Pedrosa, con quien batalló durante toda la carrera, no entendía nada: “Igual no muestra todo lo que tiene en los libres, pero no lo creo”, deslizaba incrédulo. “Preguntad si busca ayuda en la telemetría de su compañero de equipo”, apuntaban desde el entorno del mallorquín con cierta reticencia.

La semana pasada, en Alcañiz, Rossi protagonizó otra de sus recuperaciones milagrosas. Y tras otro fin de semana a remolque acabó, de nuevo, en la tercera posición. Esta vez, eso sí, Pedrosa se cobró la revancha y le ganó un duelo bellísimo.

La duda, sin embargo, persistía: “el gran misterio es cómo Rossi logra tener en carrera un ritmo que no muestra en todo el fin de semana”, señalaban desde el otro lado del box de Yamaha.

“Digamos que la compartición de datos, en este momento, está ayudando más en el otro lado del box que en el nuestro”, concedía este jueves Lorenzo, ganador del gran premio de Aragón y segundo clasificado de la general, a 14 puntos del italiano. “Quizá en 2008 ó 2009 si se hubieran compartido los datos me hubiese venido bien, porque Valentino en ese momento era más rápido que yo, tenía más experiencia que yo, y sabía dominar y sacar el máximo provecho a esa Yamaha, pero yo creo que en este momento es al contrario”, afirmó, tajante.

Por el bien del equipo y por el bien de la evolución de la Yamaha la compartición de datos es necesaria, no estoy en contra de que se compartan los datos” Jorge Lorenzo, piloto de Yamaha

En 2008, cuando Lorenzo llegó a MotoGP se alzó un muro en el taller de Yamaha. A un lado, el número uno, Rossi con su moto y neumáticos Bridgestone; al otro, el novato, Lorenzo, con los Michelin. El muro, que impedía que se compartiera la información no cayó en 2009, cuando ya ambos calzaban Bridgestone, ni en 2010, cuando Lorenzo logró, finalmente, superar a su rival.

Esta era la reflexión que hacía el propio Rossi al comienzo de la temporada 2010 respecto al polémico muro: “A final de 2007 yo corría para Yamaha con una moto que iba lentísima, una mierda; Edwards era mi compañero. Y para 2008 parecía que la única cosa que cambiaba era el compañero, de manera que seguía siendo todo una mierda y, encima, con un compañero mucho más rápido. Para Yamaha podía suponer una ventaja tener a dos primeros pilotos. Pero pensé que yo no merecía ese trato. Por eso decidí dividir el taller. Para que cada uno pudiera hacer su trabajo”. Cuando Rossi (campeón del mundo en 2008 y 2009) volvió al equipo en 2013, con Lorenzo entonces como gallo del corral, el muro ya no se levantó.

“Por el bien del equipo y por el bien de la evolución de la Yamaha la compartición de datos es necesaria, así que no estoy en contra de que se compartan los datos. Pero ahora mismo a Valentino, en algunos casos le ayuda bastante a poder mejorar esas últimas décimas que le faltan en algunos circuitos. Le ayuda en cada entreno”, insiste el piloto español. Hoy es el quien teme que le copien, pero ya no hay muro, y además es quien va a rebufo en la clasificación. Solo que queda seguir siendo más rápido que su rival.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Nadia Tronchoni

Redactora jefa de la sección de Deportes y experta en motociclismo. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS