Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parma, en Regional pero con 9.000 abonados

El club italiano, que quebró en junio, ha empezado desde cero con capitán Lucarelli y el regreso de la vieja guardia, presidida por Nevio Scala

El equipo va líder y SKY emite sus partidos

El nuevo Parma, capitaneado por Alessandro Lucarelli Ampliar foto
El nuevo Parma, capitaneado por Alessandro Lucarelli GETTY

“¡Míster, si usted es de la partida, nosotros también!”. El míster es Nevio Scala, 67 años, técnico de aquel gran Parma de los años Noventa (se sentó en el banquillo entre 1989 y 1996). A Scala todos le llaman míster todavía, pero la llamada que recibió este verano era para que presidiera al nuevo Parma.

El club italiano, sumergido en deudas por la mala gestión económica, quebró en junio. Ningún comprador quiso asumir el coste de sanar las cuentas; nadie hizo ofertas para hacerse con el Parma y empezar desde la Serie B (la segunda italiana). La quiebra acabó con todo el Parma dejó de existir. Ahora se llama Parma 1913 y empieza desde cero en Regional (Serie D italiana).

Lo hace jugando en su estadio de siempre, el Tardini. Lo hace con 9.000 abonados (un récord para un equipo regional). Lo hace capitaneado por Alessandro Lucarelli (el único futbolista que se quedó tras la quiebra), presidido por Scala y gestionado con el dinero de un grupo de 8 industriales. SKY, además, compró los derechos y televisa todos los partidos del Parma.

“Yo no pensaba para nada en volver. Estaba feliz y contento en Padua en mi empresa agrícola, cultivando productos biológicos, con mis perros y mi familia”, cuenta Scala al otro lado del teléfono. “Pero me di cuenta de que el proyecto que ofrecían los empresarios que me llamaron era interesante. No querían que el Parma desapareciera del mapa. Dije que sí, pero sólo si hacíamos un fútbol diferente: biológico como mis tierras y cultivos, limpio, sin trampas”, continúa, asegurando que no es fácil sostener ese tipo de mensaje.

El nuevo Parma va líder con 12 puntos en 4 partidos. Lucarelli sigue tirando del carro a sus 38 años y después de haber estado meses y meses sin cobrar. “Decidí quedarme porque era lo que más quería. En el fútbol he hecho todo lo que tenía que hacer y no me interesaba ir buscando otro contrato. Llevo 8 años en el Parma y mi deber era quedarme y no abandonar el barco”, cuenta. Está feliz. Dice que ahora respira un aire fresco y limpio.

Del viejo Parma no ha quedado nada. Ahora hay gente que nos quiere y que hace todo lo posible para que las cosas salgan bien. En el Tardini hay 10.000 personas viéndonos todos los domingos. Parece que estamos todavía en la Serie A. Cuando jugamos fuera te das más cuenta de la categoría en la que estás, los campos son los que son. La semana pasada jugamos en Borgo San Lorenzo y tuvimos que aparcar el autocar fuera del estadio y cruzar la calle con las bolsas a cuesta para llegar a los vestuarios. Es bonito eso también. A mí me ha hecho volver a sentir las mismas emociones de cuando era un chaval”, añade.

Dije que sí, pero sólo si hacíamos un fútbol diferente: biológico como mis tierras y cultivos, limpio, sin trampas"

NEVIO SCALA, NUEVO PRESIDENTE DEL PARMA

 El Parma, además de jugar en el Tardini, sigue entrenándose en la antigua ciudad deportiva de Collecchio, donde en marzo del año pasado no quedaban ni los ordenadores ni las lavadoras. Se llevaron todo para poder pagar las deudas. “El centro deportivo está subastado, pero mientras aparezca un comprador, el club lo gestiona y cuida de su manutención y podemos entrenarnos allí”, explica Lucarelli.

El equipo se entrena a las ordenes de Luigi Apolloni, defensa de aquel grande Parma que lo ganó todo en Italia y en Europa. Ahora tiene 48 años. Cuando Scala le llamó para preguntarle si estaba libre, ya tenía un acuerdo con otro equipo. “Pero al corazón no se le manda. Entrenar al Parma siempre ha sido mi sueño, así que rompí con el Lentigione y me vine. Es una emoción tremenda pisar de nuevo el Tardini, estoy volviendo a vivir todo lo que sentí cuando jugaba”, asegura.

Me quedé  porque era lo que más quería. Llevo 8 años en el Parma y mi deber era quedarme y no abandonar el barco"

ALESSANDRO LUCARELLI

Apolloni no es el único de la vieja guardia que ha regresado. También está Lorenzo Minotti, responsable del área técnica y Fausto Pizzi, responsable de las categorías inferiores. “La elección no ha sido casual, eran mis hombres”, afirma Scala. Los tres jugaron en su Parma. “Scala sigue siendo mi míster y de hecho le llamo para pedirle consejos”, confiesa Apolloni.

 “Lo que más me hace feliz es ver de nuevo el entusiasmo y la alegría de la gente de Parma. Es pasión pura, de fútbol de provincia, todos tienen ganas de volver a empezar y de hacerlo de forma limpia”, recalca Lucarelli. “Volver al Tardini ha sido una emoción increíble porque allí viví una historia única, una aventura de las más bellas; la gente todavía la recuerda y por esto nos están ayudando a renacer. Tenemos una responsabilidad ahora. No hemos hecho promesas de ‘en tres años estaremos de nuevo en Primera’ , pero lo vamos a intentar”, dice Scala.

Luigi Apolloni, técnico del nuevo Parma, ovacionado por los hinchas ampliar foto
Luigi Apolloni, técnico del nuevo Parma, ovacionado por los hinchas GETTY

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información