Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mestalla no quiere a Nuno

El Betis vulgariza a un Valencia en superioridad numérica toda la segunda mitad

Feghouli lamentándose en el partido frente al Betis.
Feghouli lamentándose en el partido frente al Betis. AFP

Mestalla dictó sentencia: Nuno es el culpable de la alarmante mediocridad del Valencia en el arranque de temporada. Y se lo hizo saber al técnico portugués al finalizar el partido con el grito unánime de “¡Nuno vete ya!”. Sin ideas ni creatividad, el conjunto che, vulgar hasta el extremo, fue incapaz de derrotar a un Betis en inferioridad numérica durante todo el segundo acto tras la expulsión de Ceballos. El ardor del Valencia, repetitivo en sus centros laterales sin encontrar rematador alguno, apenas inquietó a un organizado Betis, que se presentó en Mestalla con altanería y no perdió la cara ni en inferioridad numérica.

Valencia, 0 - Betis, 0

Valencia: Jaume; Barragán, Mustafi, Abdennour, Orban (De Paul, m. 65); Javi Fuego, Parejo, André Gomes (Bakkali, m. 46); Feghouli, Rodrigo (Santi Mina, m. 82) y Alcácer. No utilizados: Yoel; Santos, Danilo y Gayà.

Betis: Adán; Molinero, Bruno Westermann, Vargas; Joaquín (Rennela, m. 67), N’ Diaye, Ceballos, Portillo (Cejudo, m. 59); Molina (Xavi Torres, m. 52) y Rubén Castro. No utilizados: Dani Giménez; Jordi Figueras, Wolfswinkel y Van der Vaart.

Árbitro: Velasco Carballo. Expulsó a Ceballos (m. 47) por doble amonestación. Mostró cartulina amarilla a Vargas, Mustafi, Bakkali, Javi Fuego y Adán.

Mestalla: Unos 45.000 espectadores. 

Nuno dejó en la grada a Negredo y Enzo Pérez, mientras Gayà aguardaba en el banquillo, volviendo Barragán al lateral derecho y Rodrigo a la zona izquierda del ataque. La afición valencianista dedicó a Joaquín una gran ovación tras ser sustituido en su regreso con el Betis a Mestalla, que regristró de nuevo una gran entrada a diferencia del partido de Champions ante el Zenit tres días atrás.

El Betis puso pronto en evidencia los problemas del Valencia para generar juego y gobernar los partidos. Se propuso el conjunto de Mel discutir el esférico al grupo de Nuno, que no termina de encontrarse en el inicio de temporada, falto de continuidad en su fútbol.

Cómodo en el terreno de juego, el Betis descubrió que el Valencia se maneja por impulsos. Despertó el conjunto che al cuarto de hora en una acción individual de Feghouli abortada en una gran intervención por Adán. Las arrancadas del argelino desde el extremo derecho inquietaban a la zaga verdiblanca, más solvente con la presencia experimentada del central alemán Wetermann y del peruano Vargas en el lateral izquierdo. Los eslalons y largas conducciones de balón de André Gomes requerían también de la concentración defensiva del Betis que no perdía la vista a la portería de Jaume, con Joaquín mostrando su el catálogo de fintas y recortes con el arte que atesora el de El Puerto de Santamaría.

Tras cuatro meses de lesión, el físico del esteta André Gomes le aguantó hasta el descanso, sustituido por Bakkali, un agitador. El joven belga, en su primera intervención, provocó la segunda tarjeta amarilla a Dani Ceballos, ante la protesta de Mel por la rigurosa amonestación que dejaba a su equipo en inferioridad numérica. La expulsión obligó a Mel a recomponer el equipo retirando a un delantero, Molina, por el centrocampista Xavi Torres con la idea de reforzar la medular y defender el empate ante un Valencia lanzado a por la victoria hasta el final con ánimo y sin temple.

Nuno: "Soy el máximo responsable"

J.P.

Resoplaba Nuno en su comparecencia ante los medios. Las preguntas no iban a ser amables. El grito de " ¡Nuno vete ya!" apareció en Mestalla cíclicamente descontenta con los entrenadores que han pasado,por el banquillo del Valencia, era de obligada respuesta. " La afición demuestra su descontento hacia a mí porque soy el máximo responsable" contestó el entrenador del Valencia que no quiere considerar que en la crítica de la afición este amplificada por los hechos acaecidos en el club en los meses atrás con la salida de Salvo y Rufete y los plenos poderes que recaen en su figura. " No lo sé", respondió lacónico el técnico portugués que dice que está solamente " centrado en el trabajo del equipo", sin preocuparse de otras cuestiones.

Considera Parejo que el equipo está haciendo méritos en el juego al que los resultados no acompañan. Defendió que este mismo entrenador y prácticamente los mismos jugadores, son los que clasificaron al Valencia para la Champions, tras un récord de puntuación en la Liga, que ni antes eran los mejores y ahora los más malos, tras el éxtasis de la eliminatoria ante el Mónaco y el mal arranque de curso. Defendió con la boca pequeña a Nuno, de quien es la máxima responsabilidad de los éxitos del curso anterior como del actual mal momento del equipo. " Nuno es el capitán del barco y a él hay que pedirle explicaciones",sentenció el capitán del Valencia con evidentes muestras de disgusto por la situación del equipo, con tres empates y una victoria conseguida en el descuento, con tan solo dos goles a favor, ante rivales cuyo objetivo es no pasar apuros para conseguir la salvación.

Los numerosos centros al área Betis sin encontrar rematador fueron producto, según Nuno del repliegue del Betis en la segunda mitad. " Hay que seguir trabajando y estar tranquilos" receta Nuno para virar la situación del equipo y que Elnerviosismo latente en Mestalla, se revierta en disfrute y aplausos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información