Tom Brady

La justicia da la razón a Brady y podrá iniciar la temporada con los Patriots

El quarterback fue sancionado con cuatro partidos de castigo por su complicidad en el caso de los balones desinflados

Tom Brady, a su salida hoy jueves de un juzgado de Nueva York.
Tom Brady, a su salida hoy jueves de un juzgado de Nueva York.BRENDAN MCDERMID / REUTERS

La NFL (Liga Nacional de Fútbol de EE UU) sumó este jueves otro revés más en Nueva York, dónde un juez anuló por completo la suspensión de cuatro partidos a la estrella del fútbol americano Tom Brady. El castigo había sido impuesto el pasado 11 de mayo por violar la política de 'integridad deportiva’ de la liga. Al tratarse del que muchos debaten como el mejor jugador de todos los tiempos, la polémica estuvo servida durante todo el verano. Tanto la asociación de jugadores (NFLPA) como el propio jugador han apelado la decisión.

La suspensión, considerada como la más audaz de la liga en muchos años, fue abolida por el juez Richard M. Berman del tribunal federal de distrito de Manhattan, Nueva York. El magistrado no tomó en cuenta si el quarterback había manipulado balones -desinflados- en la polémica que se llegó a conocer como deflategate, sino si la NFL tenía autoridad suficiente como para imponer este castigo.

El juez consideró que no. Para él, el convenio entre la NFLPA y la propia NFL no le otorgó el derecho al comisionado Roger Goodell de actuar de tal manera. El documento de la sentencia del tribunal, de unas 40 páginas, repitió en varias ocasiones que existían “deficiencias legales importantes” en la suspensión y que Brady no podía ser castigado por “ser consciente de acciones ajenas a su persona”.

La raíz de la polémica se remonta al 18 de enero pasado, cuando los Patriots de New England recibieron a los Colts de Indianapolis en la final de la AFC (Conferencia de Fútbol Americana). Tras el duelo, que los locales vencieron holgadamente (7-45), se determinó que varios de los balones usados no cumplían con los requerimientos de la liga y que habían sido manipulados. En el fútbol americano, se supone que un ovoide con menos presión permite al lanzador agarrar mejor el balón, hacer pases más precisos y facilitar la recepción al receptor objetivo. La lógica hacía pensar que Brady estaba al tanto de ello y lo podría haber tramado.

En el fútbol americano, se supone que un ovoide con menos presión permite al lanzador agarrar mejor el balón, hacer pases más precisos y facilitar la recepción al receptor objetivo

Pero el juez Herman consideró que la liga no advirtió correctamente al jugador sobre la severidad de la pena a la que se enfrentaba y que no le facilitó suficiente acceso a los archivos disciplinarios de la NFL. También subrayó algo que enfatizó el equipo de defensa de Brady a lo largo del juicio: nunca se le comunicó que no colaborar con la investigación sobre el caso de los balones desinflados podía suponerle una suspensión sin paga.

Ahora, salvo que la NFL lleve la sentencia a un tribunal federal de apelaciones y arriesgue empeorar incluso más su imagen, Tom Brady se vestirá para el debut de sus Patriots el próximo jueves ante los Steelers. Una victoria importante para el legado del jugador, ya que es apenas uno de los ocho quarterbacks en la historia de la liga en encadenar más de cien titularidades consecutivas. Sus 108, que se convertirán en 109 dentro de una semana, le ayudarán a acercarse algo más al líder de todos los tiempos, Brett Favre (321).

En el caso Brady, la idea de la NFL era reafirmar su autoridad y recordar tanto a sus jugadores como a los medios de comunicación que violar el reglamento de conducta de la liga siempre sale caro. Tras ser objeto de crítica en su dudosa gestión de dos casos de jugadores estrellas de la liga, Ray Rice (abuso doméstico) y Adrian Peterson (abuso de menores), Roger Goodell quería imponer un duro castigo que rompiese el molde del pasado. Sin embargo, el comisionado se excedió y, según la sentencia del juez neoyorquino, abusó de su autoridad.

Tom Brady cumplió 38 años en agosto, pero sigue gozando de una gran forma. El campeón de Super Bowl de los Patriots ha asegurado que dejará el fútbol americano sólo "cuando mi juego apeste”. El caso del deflategate y su polémica sanción convirtió al jugador en líder en ventas de productos NFL (de marzo a julio) por primera vez en su carrera, como resultado del apoyo de la afición de New England. Pase lo que pase a partir de ahora, el cuatro veces campeón de Super Bowl y tres veces mejor jugador (MVP) de la final es una apuesta segura para el salón de la fama de la NFL.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50