Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La semifinal más dura para Bolt

Gatlin se exhibe en semifinales con 9,77s mientras el jamaicano (9,96s) se clasifica para la final de las 15.15 después de tener que remontar en los últimos metros

Usain Bolt, durante las semifinales de los 100 m lisos. Ampliar foto
Usain Bolt, durante las semifinales de los 100 m lisos. EFE

Antes de la salida, el Nido se volcó con el ídolo y Usain Bolt a los gritos en coro que gritaban Bolt, Bolt, respondía con gestos de seguridad, señalándose. ¿Bolt? Yes, it’s me. “Es mi forma de luchar contra los nervios de los 100m, contra el temor a la salida, hacer el payaso”, suele decir el jamaicano, que salió horroroso y llegó el penúltimo a los últimos 20 metros, donde ya nadie pudo frenar su progresión imparable. Ganó por los pelos, con el golpe de riñones, como se dice en el ciclismo, y con un tiempo 9,96s (-04,m/s de viento), que despierta dudas para la final de las 15.15, en la que le espera el mejor del mundo los dos últimos años, Justin Gatlin. Segundo, con el mismo tiempo a la centésima, se clasificó el canadiense Andre de Grasse.

En la segunda semifinal, Gatlin, cuyo nombre nadie coreó, respondió a las dudas de Bolt con un nuevo acto de afirmación. Una carrera perfecta, un tiempo de los suyos este verano de sus 33 años: 9,77s (+ 0,9 m/s). Le acompañó, segundo, su compatriota diminuto, Mike Rodgers (9,86s).

Si en la final se repiten los detalles técnicos: Gatlin convertido en bala humana y Bolt, torpe en la salida, y el norteamericano llega con ventaja a los 50 metros, será complicado para Bolt imponer su impresionante velocidad lanzada final. Los especialistas ya hablan de una repetición del duelo Ben Johnson-Carl Lewis en los Mundiales de Roma, con Gatlin en el papel del desgraciado canadiense y Bolt en el del estilista norteamericano derrotado.

Con una victoria sufrida ante Asafa Powell (9,96s contra 9,97s, -0,4 m/s) en la tercera semifinal, Tyson Gay, el tercer norteamericano clasificado para la final hizo olvidar su horrorosa serie del sábado.

Los dos últimos puestos en la final debían ser asignados por tiempos, lo que provocó un problema para los campeonatos, pues hubo tres atletas empatados a 9,99s, el francés Jimmy Vicaut, el cuarto norteamericano Trayvon Bromell y el chino Bingtian Su, el primer asiático que ha bajado de los 10s. Dado que la nueva pista Mondo tiene nueve calles, la IAAF decidió que los tres entraran en la final, que disputarán excepcionalmente nueve atletas.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información