Froome en Soudet, los datos que pocos creen

Según su entrenador, en la ascensión que acabó con el Tour, el líder británico generó una potencia de 5,78 vatios por kilo

Quintana inteta resistir la aceleración de Froome en el Soudet, durante la décima etapa del Tour.
Quintana inteta resistir la aceleración de Froome en el Soudet, durante la décima etapa del Tour.ERIC GAILLARD (REUTERS)

En Gap, donde los Alpes, como el calor, son una presencia pesada, las noticias que se suceden son alegres. Se sabe que Mikel Landa, quien no está en el Tour tras su podio en el Giro, sonríe porque ha firmado por dos años con el Sky nada menos (y le acompañará Beñat Intxausti), como sonríen Purito Rodríguez, de 36 años, que ha anunciado que renueva un año más con el Katusha, y Samuel Sánchez, de 37, quien hará lo mismo con el BMC. Y los datos más esperados, las potencias tan deseadas del líder Chris Froome, han sido reveladas por su entrenador, Tim Kerrison. Y para quien esperara cifras alucinantes, son más bien una decepción, datos de gran corredor pero no superespectaculares, lo que seguramente hará que la polémica sobre su rendimiento aumente en amplitud, pues pocos se los creen.

Más información
Froome resiste a Nairo y ataca a la prensa
El rinoceronte de Froome
La exhibición de Froome en imágenes
Froome protagoniza dos años más tarde el ‘remake’ del Tour del 13

Según Kerrison, en la ascensión al Soudet, allí donde se hundieron Vincenzo Nibali y Alberto Contador y donde solo Nairo Quintana limitó la derrota a 1m 10s, Froome desarrolló una potencia media de 414 vatios durante los 15,3 kilómetros de ascensión, en los que invirtió 41m 30s. “Teniendo en cuenta que pesa 67,5 kilos, eso ofrece una potencia media de 5,78 vatios por kilo, y no los más de siete vatios que aventuró el experto de la televisión francesa”, explicó Kerrison. Algunos rivales, que saben lo que mueven ellos, más, y pese a ello se quedaron atrás, dicen en privado: “no me los creo, es demasiado poco”. Y los fisiólogos consideran han calculado que los campeones normalmente son capaces de generar entre seis y 6,40 vatios por kilo durante 40 minutos.

En el momento del ataque en el que se despegó de Quintana, 24s en total según Kerrison, Froome produjo una media de 556 vatios, 929 vatios de potencia máxima (un sprinter puede producir hasta 1.500 vatios en 200 metros), para una velocidad media de 25,3 kilómetros por hora y una punta de velocidad en una pendiente del 10% de 27,7 kilómetros por hora. La frecuencia de pedaleo de Froome, otro de los dominios en los que sorprende por su velocidad, tampoco fue tan excepcional: 97 pedaladas por minuto, según Kerrison, cuando algunos expertos midieron hasta 115. Su desarrollo fue un 38/28 y su corazón latió a un máximo de 174 pulsaciones por minuto.

“En 10s Froome puede alcanzar una potencia máxima de 652 vatios, así que lo que hizo en Soudet solo fue el 60% de su potencial máximo”, dice su entrenador 

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS