Serena no se apiada ni de Venus

En un duelo de alta carga sentimental, la número uno vence a su hermana (6-4 y 6-3)

Serena y Venus se saludan tras el partido.
Serena y Venus se saludan tras el partido.Julian Finney (Getty)

A diferencia de otras ocasiones, en las que después de vencer se da un paseíllo hasta el centro de la pista y allí rota sobre su propio cuerpo para saludar cortésmente a los aficionados, Serena Williams alteró su liturgia. ¿El motivo? Acababa de firmar la despedida de su hermana Venus, con la que no tuvo la más mínima piedad. La número uno venció (6-4 y 6-3 en 63 minutos) y resolvió el brete familiar en La Catedral de Wimbledon. "A veces, sabes, debes jugar contra alguien que no quieres. Eso es lo que ocurrió", afirmó la menor de las Williams, que hoy (alrededor de las 17.30, Canal+ Deportes) se medirá a la bielorrusa Victoria Azarenka por una plaza en las semifinales.

Pese a la hermandad, Serena fue contundente. Volvió a demostrar que bajo las órdenes de Patrick Mouratoglou se ha convertido en un torbellino prácticamente imparable. Pegó duro (36 ganadores, por los 15 de Venus) y atacó los segundos servicios de la número 16 (solo retuvo el 33% de los puntos) con derechas cortantes. "El nivel al que está jugando en los últimos tiempos no tiene precedentes", señaló esta última con un hilillo de voz, en la sala de prensa.

¿Qué no me gusta de Venus? Su perro. Es malo, pero le quiero" Serena Williams

¿Y qué os dijisteis al abrazaros? "Good job (buen trabajo)", detalló Serena, 33 años y que al igual que Venus tiene inscritos cinco cetros del All England Tennis Club en su expediente. Ahora apunta a su 21º major y domina la serie particular con su hermana mayor, 35 años, por 15-11 en total, 8-5 en pulsos correspondientes a torneos grandes y 4-2 en Wimbledon.

Fue un duelo de altísima carga emocional en la previa y el epílogo. "Solo has dicho cosas increíbles de tu hermana, Serena. ¿Tiene algo que te irrite o que no te guste demasiado?", le preguntaron a la reina. "Su perro. Es malo, pero le quiero. No, pero hablando en serio, ella es la hermana perfecta". Y, también, la última que le ha sufrido.

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS