Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Enrique: “No podemos esperar para fichar a Arda”

El técnico del Barcelona solicita a la gestora que haga efectivo el acuerdo alcanzado con el Atlético y el turco. El lunes se tomará la decisión

Arda Turan festeja un gol con el Atlético. Ampliar foto
Arda Turan festeja un gol con el Atlético.

Hace unos pocos días, Luis Enrique, técnico del Barcelona, descolgó el teléfono para llamar a Javier Faus, quien fuera el vicepresidente económico del Barcelona y ahora parte integrante de la junta gestora que gobierna el club hasta que salga el próximo presidente el 18 de julio. “El único que me falta para completar la plantilla es Arda Turan”, le dijo el entrenador azulgrana. “¿Pero por qué no esperamos al día 20 para ficharlo?”, replicó Faus, consciente de que la operación es de un montante elevado y que sería conveniente que se hiciera con un presidente ya en funciones. “Porque si no lo fichamos ya, lo van a vender a un club inglés [que pagaría los 41 millones de cláusula]”, aclaró Luis Enrique; “no podemos esperar”. Argumento que también validaron los ejecutivos del club y que les ratificaron desde el Atlético porque no quieren que empiece la pretemporada con el grupo uno de sus buques insignias sin futuro en el club. Por lo que la junta gestora, sabedora de que Laporta tiene a Pogba atado (al jugador, que no a la Juventus porque quiere negociar con un presidente), tomará la decisión el próximo lunes, que es cuando tienen prevista la próxima reunión.

El club azulgrana pagará 35 millones fijos más seis en variables para fichar al jugador por cuatro temporadas

El acuerdo con el Atlético de Madrid y con el jugador es total, tal y como se cerró al principio de esta semana. Así, el Barça pagará 35 millones más otros seis en variables –que van en función de las titularidades, los minutos y los títulos obtenidos- y el jugador, que estará en el tercer peldaño de la escala salarial, firmará por las próximas cuatro temporadas. Las dudas de la gestora, en cualquier caso, son notables. “Es una operación patrimonial de desembolso muy significativo. Y el endeudamiento es elevado. Quizá dentro de nuestras atribuciones esta operación excede de las competencias”, exponen desde el Barça. Entre otras porque la deuda del club es de unos 300 millones y este pago –dado que en su día se resolvió no fichar en este mercado por la sanción de la FIFA por fichajes irregulares de menores- exigiría que en vez de cinco o seis años para zanjarla, serán siete u ocho. Aunque en la gestora no todos opinan igual. “Lo que dice el sentido común es que todos los candidatos avalan a Luis Enrique. Y ahora no tenemos un secretario técnico, por lo que el entrenador es la máxima autoridad deportiva. Es, por lo tanto, una decisión en beneficio del Barça porque es el único que te pide el entrenador antes de que se vaya al otro club. ¿Vamos a tener enfadado al entrenador por no darle el único que quiere?”, se cuestionan.

A la gresca con la gestora

Resulta que todos los precandidatos menos Josep Maria Bartomeu andan a la gresca con la junta gestora porque entienden que se “extralimita de sus funciones”. Más que nada porque ha actuado en la venta de Deulofeu al Everton por seis millones, en la cesión de Montoya al Inter, además de participar de las negociaciones de Gerson (vendría para el filial por 15millones), de Pogba, que rondará los 100 millones, y de Turan. Ocurre, sin embargo, que el artículo 35.4 dice que la comisión gestora tendrá que hacer los actos imprescindibles para la marcha normal del club y la protección de sus intereses. “Varios de nosotros participamos en la redacción de los artículos. El espíritu que había detrás tiene una intención clara: no es actuar como una junta directiva electa. Es que es kafkiano porque nos critican lo que defendemos…”, señalan; “lo que queremos es que las cosas se hagan bien. No aspiramos a quedarnos ni nada. Y nos regimos por un principio de igualdad con todos los candidatos”, aclaran desde el Barça.

“Preguntar a todos los candidatos podría ser beneficioso políticamente, pero no responderán así de fácil. Se ha de tomar decisiones con valentía”, dicen desde el club

“Pueden argumentar que les gusta o no, pero no que nos extralimitamos porque es el gobierno interino que se decide en los estatutos, que es el menos malo dentro de lo malo”, apuntan. “Además, un informe del técnico decía que no contaba con Deulofeu ni con Montoya, y ambos jugadores pidieron marcharse. Eran operaciones pequeñas y entendíamos que protegíamos los intereses del club”, resuelven; “otra cosa es cuando hablas de fichajes que pueden ser subjetivos…”. Por lo que una de las propuestas que no parece que vaya a tener continuidad era pedir a los candidatos que les dieran el consentimiento para firmar a Turan. “Podría ser beneficioso políticamente”, conceden desde el Camp Nou; “pero hay unos comicios electorales y algún candidato no responderá así de fácil. Se ha de tomar decisiones con valentía”.

Mientras tanto, la gestora, cuentan, trata de garantizar el buen funcionamiento de las elecciones: “Hicimos trabajar a la imprenta de noche para darles las papeletas al día siguiente que las pidieron, les hemos facilitado que puedan enviar mailing a los socios, comprobaremos que todas las papeletas sean impecables, organizamos el día de las elecciones facilitando aparcamientos a los socios, ponemos autocares para que puedan venir de otras localidades, y se harán actividades en el estadio para favorecer que puedan venir todos”. Pero el equipo, claro, requiere de su atención. “Es que competimos contra el Manchester United y City, Chelsea, Bayern, Madrid… y ellos no se paran”, explican. “Por eso pedimos a los ejecutivos del club que no dejarán de trabajar, que trataran de dejarlo todo a punto sin comprometer nada para que el presidente que llegue tome la decisión”, abundan. Lo que pasa es que el Atlético no espera y Luis Enrique tampoco quiere hacerlo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.