Ramos echa un pulso a la directiva del Madrid

El segundo capitán está empeñado en irse del club tras desestimar la oferta de renovación El Manchester United ha hecho las primeras ofertas para ficharle

Ramos (derecha) con Florentino Pérez, en 2012
Ramos (derecha) con Florentino Pérez, en 2012Luis Sevillano

Sergio Ramos, el defensa en activo con más títulos internacionales conquistados junto con Piqué, el jugador que se sintió genuinamente heredero de los míticos capitanes madridistas, está decidido a dejar el Madrid este verano. Lo hace después de rechazar la oferta de renovación contractual que le hizo el club.

El jugador, de 29 años, considera que el ofrecimiento es insuficiente y que le invita a la salida. Los dirigentes del Madrid prefieren no pronunciarse públicamente sobre la situación de Ramos. Fuentes de la directiva consultadas advierten de que el defensa pide alrededor de nueve millones de euros netos anuales y que el club no se lo puede permitir.

Sergio Ramos y su entorno hacen hincapié en que no es el dinero lo que está en juego sino su dignidad. Al futbolista le preocupa la virulencia de las críticas que vierten los medios desde que se negó a renovar, hace meses. Las más recientes, después de que un candidato a la presidencia del Barcelona asegurase que el madridista se le había ofrecido. Según Ramos, esto es un infundio. Desde hace años, los futbolistas del Madrid son muy sensibles a las críticas que emiten algunos medios que identifican como más afines a la directiva.

Desde el entorno de Ramos se apunta un destino: el Manchester United. La renovación del contrato de derechos televisivos de la Premier convierte al club inglés en el más rico del mundo. En Old Trafford abundan los recursos pero falta una cosa por encima de todas: buenos defensas.

El Manchester United le ofrece

Según la prensa británica, el mánager, Louis van Gaal, ha pedido a Ramos. El club inglés metió el cuchillo cuando el Madrid le hizo una oferta por el portero, David de Gea. La respuesta fue pedir a Ramos.

El diario As ofreció la exclusiva la semana pasada: Ramos se quiere marchar después de un largo desencuentro con el presidente madridista Florentino Pérez. El defensa esgrime su currículo. Con una Champions, una Copa del Mundo y dos Eurocopas, su caché, a excepción del de Piqué, no tiene parangón entre los defensas del planeta. Sin embargo, se encuentra en lo más bajo de la tabla de los mejor pagados. Según diversos agentes FIFA consultados, Thiago (PSG), Terry (Chelsea), Ferdinand (ex del Manchester), Kompany (City) y Lahm (Bayern) superaron los 10 millones de euros netos anuales en el mejor momento de sus carreras. Piqué, en el Barça, cobra nueve millones, según fuentes de la LFP, donde se depositan los contratos.

El United le ofrece 12 millones de euros netos y Ramos cree que deberá forzar su salida públicamente y asumir el coste social. Según el jugador y sus asesores, hace unos meses Florentino Pérez le hizo una oferta de renovación que interpretaron como una invitación al destierro.

El presidente acusa al jugador de exigir demasiado dinero por renovar un contrato que firmó en 2011 y cuya validez se prolonga hasta 2017. El sevillano, que cobra unos seis millones netos al año, replica que alcanzó aquel acuerdo con la candidez de quien se deja llevar por su tutor.

En 2011, la relación de Ramos y el presidente estaba imbuida de paternalismo. El documento que los une sigue siendo legal, pero hoy, a la luz del mercado, el defensa considera que las cantidades están desfasadas.

Sobre la firma

Diego Torres

Es licenciado en Derecho, máster en Periodismo por la UAM, especializado en información de Deportes desde que comenzó a trabajar para El País en el verano de 1997. Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos, cinco Mundiales de Fútbol y seis Eurocopas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS