Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Warriors conquistan el anillo a pesar de un inmenso LeBron

Golden State gana su cuarto título 40 años después del último tras vencer en Cleveland (97-105), e Iguodala es proclamado el MVP de la final

NBA final: Warriors campeones Ampliar foto
Los Warriors, con el trofeo de campeones de la NBA AFP

Los Golden State Warriors, 40 años después, vuelven a ser los reyes de la NBA. Stephen Curry y compañía cerraron su apasionante duelo con LeBron James y sus Cleveland Cavaliers con una contundente victoria en la cancha de Ohio y pusieron el broche a la final: 4-2. Fue el tercer triunfo seguido del equipo de la bahía de San Francisco, que dio la vuelta al 1-2 que había provocado que los pronósticos iniciales se tambalearan.

Los Warriors dignificaron la fusión del talento individual y el juego de equipo y superaron la hercúlea e histórica tarea de LeBron James al frente de los Cavaliers. Stephen Curry, el mágico base de los Warriors, alzó un trofeo de campeón de la NBA que encareció extraordinariamente LeBron. El Rey, con un equipo diezmado por las lesiones de tres jugadores importantísimos como Kyrie Irving, Kevin Love y Varejao, se multiplicó en una demostración de poderío con muy pocos y lejanos precedentes.

CLEVELAND, 97; GOLDEN STATE, 105

Los Warriors ganan la final por 4-2

Cleveland Cavaliers: Dellavedova (1), Shumpert (8), LeBron James (32), Tristan Thompson (15), Mozgov (17) –equipo inicial-; JR Smith (19) y James Jones (5).

Golden State Warriors: Curry (25), Klay Thompson (5), Iguodala (25), Barnes (9), Draymond Green (16) –equipo inicial-; Livingston (10), Ezeli (10), Barbosa (5), Lee (0).

Parciales: 15-28, 28-17, 18-28 y 36-32.

Quickens Loans Arena de Cleveland. 20.562 espectadores.

Stephen Curry, el MVP de la temporada regular, protagonizó un espléndido duelo con el 23 de los Cavaliers. Pero el base de los Warriors estuvo mucho mejor arropado por una escuadra que repartió mejor los esfuerzos, respaldada además por los buenos reflejos de su cuerpo técnico, encabezado por Steve Kerr. Acertaron a poner en valor a Andre Iguodala, promocionado a titular por primera vez esta temporada en el cuarto partido de la final. Ese retoque supuso un punto de inflexión definitivo. En el sexto encuentro, Kerr también efectuó algunos ajustes que dieron mayor protagonismo al pívot nigeriano Festus Ezeli.

Iguodala vio premiada su excelente labor, en el marcaje a LeBron y en su aportación también en ataque, siendo designado el MVP de las finales. Iguodala sumó 25 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias en el partido. Curry también sumó 25 puntos, además de seis rebotes y ocho asistencias.

Los Warriors dominaron el partido de principio a fin, sólidos, con muchos más recursos. Curry no tuvo que alcanzar su máximo nivel y Klay Thompson, con el que forma la famosa pareja llamada ‘splash-brohters’, jugó mal y fue eliminado cuando faltaban cuatro minutos para el final. No importó. Draymond Green logró un triple doble, con 16 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias, Iguodala volvió a jugar de maravilla, y jugadores que salieron desde el banquillo como Ezeli y Livingston, aportaron muy buenos números.

LeBron James acabó exhausto física y mentalmente, roto, tras unas finales en las que ha estado demasiado solo. El sexto partido subrayó la excelencia de su juego. Sumó 32 puntos, 18 rebotes y 9 asistencias. No bastó. Dellavedova se alejó de la espléndida versión de los primeros partidos que le permitió ser el agitador de la serie. Los cuatro triples de JR Smith llegaron demasiado tarde, cuando la remontada ya era casi una utopía.

Los Warriors, a base de triples en el último cuarto, su arma letal durante todo el año, ya habían marcado diferencias: 86-98. LeBron se sentó abatido y exhausto en el banquillo. Perdió la cuarta de las seis finales en que ha participado, la segunda con Cleveland. Los triples de JR Smith llegaron a poner un 97-101 en el marcador cuando faltaban 33 segundos. Pero los Warriors dieron la puntilla desde la línea de tiros libres y se proclamaron campeones por cuarta vez en su historia, tras los títulos que alcanzaron en 1947, 1956 y 1975. El equipo californiano ha completado una temporada de ensueño con 67 victorias en la temporada regular, el mejor balance de la NBA por lo que obtuvieron la ventaja de campo durante todos los playoffs. En ellos, vencieron sucesivamente a Nueva Orleans (4-0), Memphis (4-2), Houston (4-1) y Cleveland (4-2).

Los Cavaliers perdieron su segunda final. La anterior la habían disputado en 2007, durante la primera etapa de LeBron en sus filas. Cleveland continúa siendo una ciudad maldita en el deporte profesional estadounidense. Ninguno de sus equipos ha conseguido ganar un gran título profesional desde que los Browns se adjudicaron el de fútbol americano en 1964.

Nunca se dio una batalla de uno contra uno. Cada vez que superaba a Iguodala, tenía a otro jugador de los Warriors que me marcaba”

LeBron James

A principios de temporada, la NBA efectúa una encuesta entre todos los directores deportivos de sus clubes. Según sus predicciones la final debían disputarla San Antonio y Cleveland. A los Warriors solo le dieron un 3,8% de posibilidades. El rosario de lesiones que asolaron a multitud de equipos, empezando por los Cavaliers, con las bajas de Irving, Love y Varejao, y también la multitud de cambios disculpa en parte sus pronósticos fallidos.

LeBron, que a sus 30 años, perdió la cuarta de las seis finales que ha disputado, dijo estar decepcionado. “Siempre es frustrante perder unas finales, no importa dónde te encuentres y con qué equipo juegues, o en qué lugar te encuentres”. La estrella de los Cavaliers se quedó a una asistencia de alcanzar su tercer triple doble en las finales., con 32 puntos, 18 rebotes y 9 asistencias. “No importa lo que hice, lo que cuenta es la labor del equipo y todos mis compañeros lucharon al máximo, pero enfrente hubo un equipo que lo hizo mejor y por eso hay que quitarse el sombrero”.

El 23 de los Cavaliers valoró la labor de Iguodala. “Defensivamente”, dijo, “nunca se dio una batalla de uno contra uno. Cada vez que lo superaba, siempre tenía a otro jugador de los Warriors que me marcaba. Por lo tanto nunca se dio nada parecido a los famosos duelos entre Bird contra Magic o Jordan contra Bird. Lo que vimos en los vídeos antiguos no se dio en estas finales”. Admitió que a su equipo le faltó algo más de talento y aportación de los jugadores de banquillo. “No es fácil superar las lesiones de Varejao, Kevin Love y Kyrie Irving. Luchamos e intentamos superar sus ausencias, pero al final se hizo sentir que el talento en los compañeros vestido con traje de calle”. Se mostró contrariado por las escasas asistencias que sumaron los Cavaliers. “Acumulamos 14 y nueve de ellas fueron mías. No disfruto eso porque simplemente no es un baloncesto ganador.

EL DESARROLLO DE LA FINAL

1er partido. 5 de junio. Golden State, 108; Cleveland, 100 (1-0)

2º partido. 8 de junio. Golden State, 93; Cleveland, 95 (1-1)

3er partido. 10 de junio. Cleveland, 96; Golden State, 91 (2-1)

4º partido. 12 de junio.Cleveland, 82; Golden State, 103 (2-2)

5º partido. 15 de junio. Golden State, 104; Cleveland, 91 (3-2)

6º partido. 17 de junio. Cleveland, 97; Golden State, 105 (2-4)

LAS ÚLTIMAS FINALES

Los jugadores de los Warriors celebran el título.
Los jugadores de los Warriors celebran el título. AFP

Año    Final y resultado                         MVP de la final

2015 Golden State-Cleveland (4-2)       Andre Iguodala

2014 San Antonio-Miami (4-1)              Kawhi Leonard

2013 Miami-San Antonio (4-3)               LeBron James

2012 Miami-Oklahoma (4-1)                  LeBron James

2011 Dallas-Miami (4-2)                        Dirk Nowitzki

2010 Lakers-Celtics (4-3)                      Kobe Bryant

2009 Lakers-Orlando (4-1)                     Kobe Bryant

2008 Celtics-Lakers (4-2)                      Paul Pierce

2007 San Antonio-Cleveland (4-0)         Tony Parker

2006 Miami-Dallas (4-2)                       Dwyane Wade

2005 San Antonio-Detroit (4-3)             Tim Duncan

2004 Detroit-Lakers (4-1)                     Chauncey Billups

2003 San Antonio-New Jersey (4-2)     Tim Duncan

2002 Lakers-New Jersey (4-0)              Shaquille O’Neal

2001 Lakers-Philadelphia (4-1)             Shaquille O’Neal

2000 Lakers-Indiana (4-2)                    Shaquille O’Neal

1999 San Antonio-Nueva York (4-1)     Tim Duncan

LOS EQUIPOS CON MÁS TÍTULOS

17 Boston Celtics

16 Los Ángeles Lakers

6 Chicago Bulls

5 San Antonio Spurs

4 Golden State Warriors

3 Miami Heat

3 Detroit Pistons

3 Philadelphia Sixers

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información