Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Messi irá a juicio por defraudar 4,1 millones a Hacienda

La Audiencia de Barcelona desestima el recurso y cree que el jugador se "benefició" de la trama que simuló la cesión de sus derechos de imagen

Messi, cuando fue a declarar por fraude fiscal, en septiembre de 2013
Messi, cuando fue a declarar por fraude fiscal, en septiembre de 2013

Leo Messi irá a juicio por fraude fiscal. La Audiencia de Barcelona ha desestimado el último recurso del que disponía el jugador para evitar el banquillo de los acusados. Los magistrados consideran que hay indicios de que el delantero del Barça se "benefició" de un entramado societario con el que defraudó a Hacienda 4,1 millones de euros en concepto de IRPF. A su favor, el jugador había argumentado que desconocía el fraude y que su padre se encargaba de todo. La Audiencia lo pone en duda y subraya que, en todo caso, ese dilema deberá decidirse en la vista oral.

La decisión, conocida hoy pero tomada el lunes -dos días después de que el Barça conquistara su quinta Liga de Campeones en Berlín- implica que Messi y su padre, Jorge Horacio Messi, se mantienen como imputados por tres delitos contra la hacienda pública cometidos en los ejercicios 2007, 2008 y 2009. La Agencia Tributaria deberá pedir ahora la pena que considere y el juzgado abrirá juicio oral contra ambos.

El padre de la estrella azulgrana creó, cuando Messi era menor de edad, una estructura societaria con la que simuló la cesión de los derechos de imagen del jugador, una estrategia que permitió al hijo eludir el pago de impuestos por los contratos millonarios en publicidad. Durante esos tres años, Messi ingresó 10,1 millones por la explotación comercial de sus derechos de imagen con grandes compañías como Banc Sabadell, Telefónica, Danone, Air Europa, Adidas, Pepsi o Konami. No pagó, sin embargo, la parte que le correspondía de IRPF.

Cronología del caso

  • Junio 2013. El fiscal se querella contra Messi y su padre por defraudar 4,1 millones de a Hacienda. El juez les imputa.
  • Septiembre 2013. Messi paga cinco millones a Hacienda por los tres delitos y declara ante el juez: "De la 'plata' se ocupa mi papá".
  • Julio 2014. Hacienda pide llevar a Messi a juicio; el juez de Gavà cierra el caso y ve indicios contra el jugador.
  • Junio 2015. La Audiencia mantiene imputado a Messi, que irá a juicio por fraude.

La defensa de Messi alegó, en su recurso, crack argentino "jamás ha dedicado un minuto de su vida a leer, estudiar o analizar" los contratos que regulan "la riqueza que él crea con su trabajo y esfuerzo de deportista profesional". En su declaración como imputado, Messi lo resumió en una frase: "De la plata se encarga mi papá y yo confío en él".

La Fiscalía también se posicionó a favor de exculpar al jugador porque, aunque se benefició del fraude, no tenía "conocimiento de su antijurididad" y, por tanto, es culpable. Y porque siguió "en todo momento las indicaciones de su padre", que es, al mismo tiempo, su representante. Jorge Horacio asumió toda la responsabilidad sobre los contratos y asumió que no tuvo suficiente control sobre las personas que le asesoraron para crear esas estructuras. Según las investigaciones, los rendimientos que Messi obtenía por la explotación de su imagen se canalizaban a través de sociedades en Belice o Uruguay y permanecían ocultos a la Hacienda española.

En su auto, los magistrados de la Audiencia de Barcelona replican que Messi ratificó con su firma esas estructuras cuando alcanzó la mayoría de edad y que aparece como administrador único de una de las empresas, Janbril, con sede en paraísos fiscales."Consciente o inconscientemente", añaden, no hay duda de que Messi se benefició. Y concluyen que hay "indicios racionales" suficientes para abrir juicio oral.

El presunto desconocimiento de Messi, remacha la Audiencia, "no debe llevar a la impunidad de quien se sirve de otros para que sean estos quienes diseñen y organicen una estructura que favorece el fraude". Y no puede, precisamente, "pretender con ello liberarse de toda responsabilidad". Los magistrados conceden que es "comprensible" que "un jugador de relevancia no esté al tanto de los pormenores de la gestión de un patrimonio millonario". Pero, en este caso, creen que había suficientes elementos como para haber sospechado.

Firmar documentos "de modo sistemático cuando se es consciente de ser titular de un enorme patrimonio", añaden, "denota la indiferencia hacia la posibilidad del fraude fiscal". La resolución también pone en duda que Messi no supiera absolutamente nada porque no es "habitual" en la relación entre un padre y su hijo" que el primero "emprenda conscientemente acciones que puedan perjudicar al segundo (...) sin consultarle o explicarle, aun de modo sucinto, los riesgos".

En julio del año pasado, un juzgado de Gavà (Barcelona) dio por cerrada la investigación del caso y apreció indicios de delito en Messi y su padre. El jugador pudo haber "conocido y consentido" el fraude. Ese mismo juzgado rechazó el recurso de los abogados, que plantearon otro de apelación ante la Audiencia de Barcelona. Siete meses después, la Sección Sexta ha decidido en el mismo sentido.

Por esta causa, Messi ha pagado ya cinco millones a Hacienda como "reparación del daño". Además, abonó otros diez millones para regularizar la situación ante Hacienda por los ejercicios 2010 y 2011.

Más información