Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antiviolencia llevará a la fiscalía la pitada al himno en la final de Copa

El CSD recabará información a las personas y entidades que convocaron y fomentaron el boicot al símbolo nacional en el Camp Nou

Francisco Martínez. secretario de Estado para la Seguridad.

La Comisión Antiviolencia, reunida este lunes con carácter extraordinario y de urgencia, acordó remitir toda la información disponible sobre la pitada al himno nacional durante la final de la Copa del Rey del sábado pasado a la Fiscalía General del Estado, a fin de que evalúe “la trascendencia penal” de los hechos. Los asistentes a la reunión de la institución también acordaron, tal y como explicaron los secretarios de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y del Deporte, Miguel Cardenal, que presidieron el acto, que se va a recabar más información y abrir expediente informativo a las personas físicas o jurídicas así como a las entidades e instituciones que convocaron la pitada.

Martínez calificó el boicot al himno nacional español antes del partido entre el Athletic y el Barcelona “de extrema gravedad” y explicó que Antiviolencia muestra su “condena enérgica” a los incidentes acaecidos el sábado pasado, que concretaron en “pitadas, ofensas verbales y gestuales”. Martínez y Cardenal desgranaron los seis acuerdos que había adoptado la Comisión Antiviolencia, entre ellos dar un plazo de cinco días para que la Federación Española de Fútbol, Barça y Athletic expliquen qué medidas adoptaron para prevenir o minimizar conductas ilícitas.

Pero el más importante de los puntos consiste en recabar información y abrir expediente informativo a los agentes que protagonizaron, impulsaron o facilitaron las “conductas infractoras detectadas”. En concreto, se refirieron a la docena de instituciones firmantes del Manifest per la xiulada a l’himne espanyol i a Felip de Borbó (Manifiesto por la pitada al himno español y a Felipe de Borbón), entre las que figura la organización independentista Catalunya Acció. Dichas entidades repartieron además miles de silbatos entre los asistentes al partido.

Cabe recordar que en otra sonora pitada al himno, también en una final copera entre el Barça y el Athletic en Valencia en 2009, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz rechazó tramitar una querella, a instancias de la Fiscalía, contra las organizaciones independentistas Catalunya Acció y Esait. Consideró Pedraz que los hechos no podían considerarse constitutivos de un delito de injurias al Rey, apología del odio nacional o ultrajes a España. Asimismo, explicó que dichas actuaciones estaban amparadas por la libertad de expresión y no podían calificarse de “difamatorias, injuriosas o calumniosas”.

Además de Cardenal y Martínez, a la reunión de este lunes celebrada en el Consejo Superior de Deportes (CSD), también asistieron la directora general de Deportes, Ana Muñoz y representantes de la Federación Española de Fútbol (RFEF), la Liga de Fútbol Profesional (LFP), la Policía y la Guardia Civil.

Presidencia del Gobierno indicó en un comunicado que el objetivo de la reunión era "proceder a denunciar las actuaciones inconvenientes y, en su caso, proponer las sanciones que fueran procedentes, en aplicación de la vigente legislación, cuyos principios deben ser preservados". Tanto el Athletic Club y el Barcelona como la Real Federación Española de Fútbol —esta, como organizadora de la final— fueron informados de esa posibilidad a través de una carta firmada por ambos secretarios de Estado dos días antes de la disputa del encuentro.

La reproducción por megafonía del himno nacional al comienzo de la final de Copa, que fue la primera presidida por Felipe VI como Rey, a volumen elevado y durante solo 48 segundos, fue recibida con una estruendosa pitada por la mayor parte de los 95.000 asistentes. Tanto el Gobierno Vasco como la Generalitat catalana se han mostrado en contra de una posible sanción para los clubes.

152 sanciones máximas por incitar a la violencia

JESÚS DUVA

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha impuesto en lo que va de año 152 sanciones por infracciones muy graves a la Ley contra la Violencia, el Racismo y la Xenofobia en el Deporte, según fuentes de Interior. Estas multas, cada una de las cuales tiene una cuantía de 60.001 euros, supone multiplicar por 17 las que fueron impuestas a lo largo de 2014 (9 en total). “Hemos aplicado mano dura”, dice un alto cargo ministerial.

Entre las sanciones de este año hay 144 contra otras tantas personas por “participar en riñas o actos violentos en las inmediaciones de los estadios deportivos”; tres por deficiencias en las medidas de control de acceso y de permanencia de los espectadores, por no estar debidamente sectorizado; hay dos multas por acceder al recinto teniendo en vigor una sanción de prohibición de acceso; dos por realizar declaraciones en medios de comunicación en las que había “amenazas o se incitaba a la violencia contra los participantes en competiciones deportivas”; y, por último, otra sanción a una persona que aportó los medios técnicos e informáticos para contenidos de cariz violento.

Las incitaciones a la violencia a través de una televisión on line se produjeron el pasado 12 de marzo, comentando la final de la Copa del Rey prevista entre el Athletic de Bilbao y el Barcelona. Un invitado llamó “ratas separatistas a los vascos y catalanes”.

Durante 2015, la mayoría de las sanciones han recaído en personas. Pero también han sido multados el Sevilla y Osasuna.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información