Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

LeBron pulveriza a los Hawks

Cleveland pone contra las cuerdas a Atlanta (0-2) con un repaso en toda regla a pesar de la baja de Irving (82-94)

LeBron, a punto de anotar, ante los Hawks. Ampliar foto
LeBron, a punto de anotar, ante los Hawks. AP

LeBron James devastó a los Hawks (82-94) y apunta ya a su quinta final consecutiva. El Rey desplegó su enorme talento y dejó tieso al mejor equipo del Este en la fase regular. Los Cavaliers, tras su abrumadora demostración, dominan la final por 0-2. Las importantes bajas de Love y Kyrie Irving no restaron un ápice la eficacia de su juego. Atlanta se quedó en 82 puntos, extraviado frente a la espléndida defensa del equipo de David Blatt, que jugará los dos próximos partidos en casa y pasa a ser el favorito.

La estadística es reveladora: los equipos con un 2-0 favorable han ganado las series en un 94% de los casos y los Hawks no han remontado ninguna de las 16 veces que se han encontrado con un 0-2. Más allá de esos datos, Los Cavaliers se han desenvuelto mucho mejor que los Hawks en los dos primeros encuentros. La baja de Irving en el segundo, a causa de la tendinitis que sufre en la rodilla izquierda, hacía presumir que los Cavaliers iban a sufrir muchas dificultades. Pero los Hawks no lograron desplegar su mejor juego ni supieron cómo frenar a LeBron James, al que su equipo arropó con una actuación coral en que destacaron Shumpert, JR Smith, James Jones, Mozgov y el australiano Dellavedova, sustituto de Irving en el quinteto inicial.

ATLANTA, 82; CLEVELAND, 94

Los Cavaliers dominan la serie por 2-0

Atlanta Hawks: Teague (12), Korver (12), Carroll (6), Millsap (4), Horford (12) –equipo inicial-; Antic (1), Bazemore (7), Schroder (13), Scott (6), Mack (7), Jenkins (0) y Muscala (2).

Cleveland Cavaliers: Dellavedova (11), Shumpert (16), LeBron James (30), Tristan Thompson (7), Mozgov (10) –equipo inicial-; JR Smith (9), James Jones (9), Marion (2) y Harris (0).

Parciales: 21-26, 26-28, 17-30 y 16-10.

Philips Arena de Atlanta. 18.670 espectadores.

Próximo partido

3º de la final del Oeste

Houston-Golden State (03.00, Canal + Deportes)

LeBron rozó el triple doble, con 30 puntos, 11 asistencias y 9 rebotes. Shumpert le ayudó con 16 puntos y 4 triples, una faceta en que los Cavaliers sumaron 12 aciertos en 30 lanzamientos. Además, dominaron el rebote, con Tristan Thompson a la cabeza. El pívot canadiense fue el amo bajo los tableros y capturó 16 rebotes.

DeMarre Carroll, duda hasta el último momento a causa de la lesión de rodilla que le hizo abandonar antes de tiempo el primer partido, volvió a emparejarse con LeBron y volvió a perder por completo el pulso. Antic cometió una falta flagrante sobre la estrella de los Cavaliers. Nada ni nadie frenó a LeBron.

Los Hawks no se parecieron en nada al equipo que maravilló en la temporada regular. Carroll y Millsap apenas aportaron nada en ataque y Korver, el mejor cañonero de la NBA este curso, ha perdido su eficacia durante los ‘playoffs’.

Los Cavaliers abrieron una brecha de 10 puntos en el primer cuarto y los Hawks resistieron hasta el descanso. En los primeros minutos de la reanudación Dellavedova se añadió al festival de triples de Shumpert Y James Jones. Los Cavaliers pasaron a manejar ventajas de hasta 20 puntos y dominaron a placer ya hasta el final. Los Hawks se quedaron sin respuesta, superados en todas las facetas del juego y perturbados, además, por un par de contratiempos físicos de Horford y Korver.

Los Cavaliers apuntan a la segunda final de su historia; la anterior, en 2007, en la primera etapa de LeBron en el equipo, la perdieron ante San Antonio Spurs por 4-0. En 2011, LeBron decidió fichar por Miami Heat, equipo con el que disputó cuatro finales y sumó dos anillos. El pasado verano regresó a los Cavaliers.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información