Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gabi dice ahora que el dinero que devolvió a Agapito fue para entradas y viajes de aficionados

El capitán rojiblanco matiza la versión que dio en octubre

Más jugadores del Levante aseguran que sacaron poco dinero porque pasaron sus vacaciones con padres o suegros

Gabi, a su llegada este mediodía a la Ciudad de la Justicia de Valencia. Ampliar foto
Gabi, a su llegada este mediodía a la Ciudad de la Justicia de Valencia. EFE

Ratificaciones con matices relevantes, como en el caso de Gabi, contradicciones de Jorge López y más vacaciones familiares con progenitores o suegros sin apenas gastos de los jugadores del Levante para justificar las escasas disposiciones de dinero en periodos, en algunos casos, de hasta tres meses. Las declaraciones de hoy en Valencia de los imputados por el presunto amaño del Levante-Zaragoza de 2011 en el que la victoria del conjunto aragonés (1-2) supuso su permanencia resultaron muy “sorprendentes” para fuentes cercanas al caso.

Gabi, ahora capitán del Atlético, ratificó ante la juez Isabel Rodríguez, la fiscalía y el director de integridad de la LFP, Manuel Qiuntamar, su declaración del pasado mes de octubre en la que aseguró que devolvió a Agapito Iglesias, por entonces máximo accionista del club maño, los 85.000 euros que le fueron ingresados en su cuenta en dos veces, un ingreso de 50.000 euros el 17 de mayo y otro de 35.000 euros dos días más tarde. La diferencia existente entre su testimonio ante la fiscalía anticorrupción de Madrid, cuando dijo no saber para qué era ese dinero, es que hoy ha afirmado que fue un favor que le solicitó Iglesias para comprar entradas y pagar gastos de desplazamientos para los seguidores del club. Gabi también explicó que le devolvió el dinero a Iglesias en efectivo, tras sacarlo de sus cuentas, también en dos veces, una el 18 de mayo y otro el 20 del mismo mes. El centrocampista aseguró que hizo las entregas en un restaurante aunque no recordó el nombre del establecimiento. También dijo desconocer que hubiera habido movimientos en bloque, de similares cantidades, de otros ocho jugadores y del por entonces entrenador Javier Aguirre y el secretario técnico Antonio Prieto. Solo admitió conocer el mismo caso en Jorge López, con el que comparte abogado. Agapito Iglesias en sus declaraciones ante el fiscal y la juez dijo que aquel dinero había sido para primas por obtener la permanencia.

Gabi también reconoció  un documento firmado por él por las primas de toda la temporada, no por la permanencia (727.120 euros) para todo el plantel. Sin embargo, incurrió en una contradicción que no supo explicar. El documento con su rúbrica dice que ese dinero fue pagado en metálico, sin embargo, todos los jugadores del Zaragoza que han declarado hasta el momento aseguran no haber recibido cantidad alguna en metálico. No reconoció Gabi, en cambio, una nómina en la que figuraban su parte correspondiente al dinero de las primas ordinarias más 85.000 euros, cifra que coincide con la de los ingresos recibidos.

Jorge López incurrió en una contradicción, según fuentes del proceso, al declarar que el dinero que le fue ingresado también se lo devolvió a Iglesias, aunque en su caso, de una sola vez, y en una cafetería que no recordaba. Meses antes, en Madrid y ante el fiscal Alejandro Luzón, dijo que había dejado el dinero a disposición del club en el banco.

Por lo que declararon la semana pasada los jugadores del Levante Hector Rodas y Xavi Torres y por lo que también aseguraron Robusté, Reina y Javi Venta el verano de ese año fue muy familiar para una parte del plantel granota. Los tres declararon hoy haberlo pasado con sus familiares o con sus suegros y por esa razón justifican las escasas disposiciones de dinero que registran sus cuentas tras la disputa del partido investigado. Esta escasez de movimientos entre el 21 de mayo, fecha de la disputa del partido, y septiembre es una de las pruebas indiciarias que la fiscalía presentó para demostrar que en dicho partido, los jugadores del Levante habrían dinero por dejarse ganar.

A Robusté solo le tienen contabilizado un movimiento con tarjeta en sus cuentas entre los meses de mayo y septiembre y lo justifica por pasar el verano en casa de sus padres. A Reina también la fiscalía le contabilizó menos movimientos entre mayo y agosto en la cuenta en la que en 2011 centralizó sus ingresos. Javi Venta también pasó la época estival entre la casa de sus padres y sus suegros. Pallardó alegó su boda y las aportaciones monetarias que recibió de los invitados para explicar que entre el 25 de mayo de 2011 y 15 de septiembre solo hiciera una disposición, realizada el 19 de junio por 300 euros.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información