Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El futuro se escribe en femenino

Carla Suárez, Garbiñe Muguruza y el impulso de jóvenes talentos como Paula Badosa, Sara Sorribes o Tita Torró le recortan terreno al protagonismo masculino en el tenis español

Paula Badosa celebra la victoria frente a Konjuh.
Paula Badosa celebra la victoria frente a Konjuh.

Mientras un buen puñado de operarios ultiman flecos y desprecintan la moqueta de la Caja Mágica, a punto ya para acoger el Masters de Madrid hasta el próximo día 10, el eco de los pelotazos interrumpe la paz que predomina la mayor parte del año en el modesto barrio de San Fermín. El asfalto rectilíneo del Camino de Perales traza la divisoria; a un lado transcurre la rutina diaria de los vecinos, que comienzan a tomar las terrazas de las tabernas y asisten con indiferencia ante lo que acontece unos metros más allá; ahí, al otro extremo, en el interior de ese volumen metálico que acampa de forma solemne a orillas del Manzanares, una de las jóvenes llamadas a escribir el futuro del tenis español se abre paso.

Se llama Paula Badosa, tiene 17 años y nació en Nueva York, aunque se considera gerundense de pura cepa y a la que puede se escapa a su cuartel general de Begur, un hermoso municipio de la Costa Brava. Invitada por la organización del torneo tras las buenísimas sensaciones que dejó en Cayo Vizcaíno —alcanzó la tercera ronda—, venció por doble 6-3 a la croata Ana Konjuh y superó la primera criba del torneo madrileño. No lo consiguió, sin embargo, otro diamante en el que deberán estar fijadas las miradas a no tan largo plazo, la castellonense Sara Sorribes (7-5 y 7-6 ante Bojana Jovanovski). Ambas aspiran a hacerse un hueco entre la élite mundial, adonde apuntan también otras jugadoras como la vasca Lara Arruabarrena o la alicantina Tita Torró.

El futuro pinta bien. Nuestras chicas están pisando muy fuerte”

Conchita Martínez, exjugadora

Todas ellas llaman a una puerta que ya han derribado Carla Suárez, instalada en el décimo peldaño de la clasificación de la WTA, o Garbiñe Muguruza, en el vigésimo escalón. Y es que mientras en el futuro masculino algunos adivinan brumas, el empujón de las chicas se contempla como un motivo de satisfacción. “Pinta muy bien. Las nuestras están pisando fuerte”, destaca Conchita Martínez, capitana la de Copa Federación. “Tenemos varias joyas en camino”, celebra Manolo Santana, director del Madrid Open, donde a lo largo de la próxima semana irán desfilando las reinas del tenis: Serena Williams, Maria Sharapova o Simona Halep, entre otras. Igualmente, las grandes estrellas del circuito de la ATP, a excepción del monarca actual, Novak Djokovic, que descansará para llegar más fresco a París.

La actriz Elsa Pataky y la número uno mundial, Serena Williams, durante el acto solidario que organizó el torneo en la Caja Mágica para recaudar fondos ampliar foto
La actriz Elsa Pataky y la número uno mundial, Serena Williams, durante el acto solidario que organizó el torneo en la Caja Mágica para recaudar fondos EFE

Para desembarcar en Madrid, los ha habido tempraneras como Sharapova, ganadora en 2014. La rusa llegó el pasado lunes a la capital española y ayer por la mañana departió junto a otros jugadoras con los periodistas, en unas mesas redondas de atención a los medios. También están aquellos que se van a hacer esperar hasta el final. Es el caso de Roger Federer, semifinalista en Estambul, o Andy Murray, inmerso en el torneo de Múnich y que a partir del verano deberá cambiar de entrenador a raíz de la maternidad de Amélie Mauresmo; al parecer, el sueco Jonas Bjorkman será el nuevo tutor del escocés.

Tenemos varias joyas por el buen camino”

Manolo Santana, extenista

Poco a poco, la Caja Mágica comienza a adquirir calor antes de que el próximo lunes coja el punto definitivo de ebullición. Ayer, en el pistoletazo oficial del torneo, se sortearon los cuadros. Rafael Nadal debutará contra el vencedor del duelo entre el estadounidense Steve Johnson (54) y un jugador de la previa; y en el horizonte, Federer, con el que batallaría en las semifinales. En el femenino, Serena iniciará su andadura contra su compatriota Madison Brengle (36) y Sharapova frente a Timea Bacsinszky (21). Habrá además un atractivo pulso entre Venus Williams y la bielorrusa Victoria Azarenka. Mientras, las dos referencias españolas, Suárez (10) y Muguruza (20), se medirán a la kazaja Darina Diyas (32) y la valenciana Torró (149) respectivamente.

Y ahí, entre todas ellas, aspira a colarse algún día Badosa, 301 del ránking y cincelada por Xavi Budó, el mismo técnico que ha moldeado a una jugadora sensacional como Carla. Es, por derecho propio del talento, un nuevo guiño femenino hacia el futuro.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información