Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Odegaard hace sombra al Almería

El debut del canterano más disputado de la historia mantiene en vilo al palco del Bernabéu

Odegaard Ampliar foto
Odegaard, en el Bernabéu, antes del duelo contra el Almería.

La directiva del Madrid sueña con el debut de Martin Odegaard. El presidente, Florentino Pérez, se entusiasma ante la idea de que el mediapunta noruego, de 16 años y cuatro meses, se convierta en el futbolista más joven en debutar con el primer equipo en partido oficial, superando a Rivera, que debutó con 17 años en junio de 1995. La visita del pobre Almería (20.00 horas, C+Liga y GolT) anticipa una jornada perfecta para obrar el prodigio. Si ocurre, el club prevé una ola de entusiasmo mediático-mercantil. El rival, 17º en la clasificación, se encuentra al borde de la ruina deportiva. En previsión de una victoria rápidamente encarrilada, Carlo Ancelotti ha convocado a Odegaard. Si le hace entrar al partido culminará la historia del casting más concurrido y ruidoso de la historia del fútbol.

Muchos jugadores del Castilla recelan de los privilegios del recién llegado, que se entrena con Ancelotti

Odegaard todavía tenía 15 años cuando su padre recorrió media Europa exigiendo condiciones a los 26 clubes que pretendían ficharle. El muchacho, que ya había debutado con la selección de Noruega, estuvo en Múnich con Guardiola; se fue a Liverpool a comer con Coutinho; y se paseó por la Masia escuchando los elogios de los delegados del Barça. El United, el City, el Chelsea y la Juventus fueron algunos de las instituciones que se apuntaron en la lista de espera. Cuenta el responsable de un club de la Premier que un día se presentó su padre reclamando un contrato en el que le garantizaran que su hijo jugaría con el primer equipo, tal y como le habían prometido en el Madrid. Nunca en la historia del fútbol un cadete pidió semejante cosa. Ni Maradona.

Bale para Sevilla, y Benzema para Turín

EL PAÍS/ Madrid

El Real Madrid se juega la temporada en los próximos siete días con el partido de hoy ante el Almería, la visita a Sevilla y la ida de las semifinales de la Champions en Turín. Para el exigente duelo en el Sánchez Pizjuán el próximo sábado, Ancelotti previsiblemente podrá contar con Gareth Bale, que se lesionó en el gemelo el 18 de abril ante el Málaga. “Pensamos que puede estar contra el Sevilla. Está haciendo trabajo individual y el jueves pensamos que puede entrenar con el equipo”, aseguró el técnico italiano.

Para ese decisivo duelo liguero aún no estará disponible Karim Benzema, aquejado de un esguince de rodilla. Ancelotti apuntó que el delantero francés empezará a ejercitarse con el grupo a partir del domingo, por lo tanto, se espera que pueda viajar a Turín para el partido del martes 5 de mayo. “Creo que va a estar en una condición óptima. Lo necesitamos en esa condición como a toda la plantilla para jugar la semifinal”, concluyó el entrenador madridista.

Distinto es el caso de Luka Modric, que en principio solo estaría disponible para una posible final de Liga de Campeones el 6 de junio.

El Madrid anunció el fichaje el 20 de enero. Según la prensa noruega, el club español pagó más de tres millones de euros por los derechos del futbolista a su club de origen, el Stromgodset, y le aseguró un salario anual de más de un millón de euros por seis temporadas. El contrato no es público, pero las fuentes consultadas en el Bernabéu aseguran que el Madrid se comprometió con Odegaard a que entrenaría con el primer equipo durante la semana, a las órdenes de Ancelotti, y que luego los domingos jugaría con el Castilla.

Nunca ha habido más unanimidad entre los ojeadores europeos. Todos señalan que Odegaard es un zurdo con unas condiciones deslumbrantes para el dribling, el pase y el gol. Al menos así se demostró en el Stromgodset, durante varias jornadas, en la pasada Liga noruega. En el Castilla el horizonte se ha poblado de nubarrones. "A mí también me gustaría estar ahí arriba y cobrar lo que dicen que cobrará", dijo Aguza, el capitán.

Equipo condenado a meter pelotazos, sin los talentos que caracterizan a la mayoría de los conjuntos de la cantera de Valdebebas, el Castilla que dirige Zidane está poblado de futbolistas que saben que el año que viene no estarán ni en el Madrid. A la muchos se les ha agotado el tiempo. Salvo Marcos Llorente, Diego Llorente, Medrán y Burgui, los demás van justos de nivel para jugar en Primera. Llevan toda la temporada luchando por salir del pozo de la Segunda B y recelan de los instantáneos privilegios de Odegaard. El recién llegado se entrena con Ronaldo y Bale durante la semana para unirse a ellos el día del partido. Su recepción ha sido fría.

A Florentino Pérez, su gran valedor, le entusiasma la idea de verle jugar en el Bernabéu

El Castilla ha ganado cuatro partidos, ha perdido otros cuatro y ha empatado cinco desde que Odegaard llegó a Madrid. El mediapunta ha jugado menos de lo esperado. El equipo de reserva no ofrece el mejor caldo de cultivo para su desarrollo. Son muchos los expertos que aseguran que descolla cuando lo rodean los compañeros del primer equipo, en las prácticas, y que, de tener una oportunidad, lucirá mejor en Primera que en Segunda B.

El Madrid se juega la Liga esta noche, pero el Almería parece débil. Si Ancelotti encuentra el modo, hará que Odegaard bata el récord de Riverita.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información