Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Santander

“Fernando Alonso siempre pide ser el número uno pero eso no va conmigo”

Hamilton asegura que el español y Vettel reciben un trato de favor del que él carece

Hamilton Ampliar foto
Hamilton, este jueves en el circuito de Bahréin. Getty

Es asombrosa la facilidad con la que los pilotos de Fórmula 1 pasan página cuando les interesa. El domingo pasado, en la comparecencia inmediatamente posterior al Gran Premio de China, Nico Rosberg se subía por las paredes. El alemán acusó a Lewis Hamilton, que se impuso en Shanghái y que en aquel preciso instante estaba sentado a su derecha, de haber reducido su ritmo de giro de forma innecesaria dejándole a él desprotegido ante un eventual ataque de Sebastian Vettel que nunca llegó a producirse. La actitud de Rosberg en aquella rueda de prensa le retrató, y la imagen que transmitió fue la de un corredor desquiciado por su compañero, algo comprensible por otro lado si tenemos en cuenta que el británico le ha superado en nueve de los últimos diez grandes premios que se han celebrado (con ocho triunfos incluidos), al margen de la corona que se encasquetó el año pasado. “Siempre he dicho que Nico es un piloto mentalmente muy fuerte, pero creo que este año yo lo soy más”, remató este martes el actual campeón.

La prensa siempre sostiene que yo pido ser tratado como primer piloto pero eso no es verdad", se defiende el asturiano

“La cosa es bien sencilla: Shanghái ya pertenece al pasado y llego a Bahréin con la mirada completamente nueva y con todo por hacer”, convino Rosberg cuando se le preguntó por si lo ocurrido tendría continuidad este fin de semana. “Todo lo que tuvimos que discutir ya lo hablamos en China. No tengo ningún problema con Nico”, le respondió el de Tewin.

La marca de la estrella dispensa un trato exquisito a sus dos corredores, por más que uno de ellos requiera especial atención, sobre todo para evitar la posibilidad de que se le crucen los cables. Si hay algo que saca de sus casillas a Hamilton es que alguien ponga en duda sus logros. Eso le enerva. Y si ni siquiera se llega a insinuar que pueda llegar a recibir algún trato preferencial, entonces saca su versión más agresiva. Para defender su honestidad no le importa cruzar límites, aunque eso signifique dejar en evidencia a otros, o al menos intentarlo. Le preguntaron este jueves sobre los motivos por los que su renovación estaba encallada, y se sondeó que fuera por una supuesta cláusula que habría querido incluir y que le reconocería ciertos privilegios que Rosberg no tendría. “Nunca jamás he pedido por contrato ser el primer piloto. Esa cláusula la tendrán Vettel y Alonso, que siempre lo pide. Yo quiero ganar al tío que tengo al lado y hacerlo en igualdad de condiciones. Nunca he pretendido atarle las manos a nadie. Sé que mucha gente en este paddock estaría encantado de hacerlo, pero eso no va conmigo”.

Poco después le tocó hablar a Alonso. El español no tenía ni idea de lo que su excompañero en McLaren (2007) acababa de soltar, pero sin embargo pareció contestarle. “La prensa siempre sostiene que yo pido ser tratado como primer piloto , pero eso no es verdad. Las piezas nuevas hay veces que me llegan a mí y otras que le llegan a mi compañero, como ocurrió en China, donde Jenson [Button] corrió con un difusor que yo no tuve porque solo había uno”, afirmó el asturiano.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información