Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los humildes ‘hat-tricks’ de Barral

El delantero hace su segundo triplete de la temporada para sacar al Levante del descenso

David Barral conduce el balón ante Dos Santos, del Almería. Ampliar foto
David Barral conduce el balón ante Dos Santos, del Almería. EFE

En el fútbol, como en la vida, un día de alardes lo puede tener cualquiera. Dos en poco espacio de tiempo ya no resulta tan casual. David Barral (1983, Cádiz), anotó el sábado ante el Almería (1-4) su segundo hat-trick en la presente temporada para gloria misma y la del Levante, que con los goles del delantero ha salido de la zona de descenso, de la que le separan ahora tres puntos. Del Almería precisamente, de cuyo técnico el gaditano se convirtió en verdugo. Juan Ignacio Martínez ha sido destituido tras la contundente derrota y reemplazado hasta final de Liga por Sergi Barjuán.

En la jornada 22, el Málaga fue víctima del instinto goleador de Barral. Suyos fueron tres de los cuatro tantos que recibió el equipo de Javi Gracia (4-1). Siete jornadas después, ante el Almería, el exsportinguista volvió a repetir la gesta ante un equipo humilde para brindar el mismo resultado (1-4) a favor del Levante, esta vez como visitante. Barral se ha convertido en el primer jugador granota en anotar dos hat-tricks en una temporada en Primera. En la presente, solo Messi y Cristiano Ronaldo, palabras mayores, con cinco tripletes anotadores, superan a Barral en prolijidad en un mismo encuentro (Cristiano, además, anotó cinco el domingo ante el Granada).

Formado en humildes equipos gaditanos, David Barral, a punto de cumplir 30 años, ha desarrollado gran parte de su carrera como futbolista en el Sporting de Gijón, al que llegó en la temporada 2005-2006 procedente del filial del Madrid, al que perteneció durante tres cursos. Su carácter visceral e inconformista se ganó el favor del Molinón en las seis temporadas que jugó en el club asturiano. En su segundo curso en el Sporting anotó 11 goles, que contribuyeron al ascenso a Primera. Permaneció cuatro temporadas más allí, hasta el último descenso a Segunda. En seis años consiguió 48 tantos. Tras un breve paso por Turquía, en el Ordusport, Barral regresó la temporada pasada a la Liga de la mano del Levante. Anotó seis goles.

El Levante siempre ha intentado buscar un delantero referencia que garantice efectividad a las escasas ocasiones que históricamente crea el conjunto granota. Lo hicieron los Koné, Caicedo o Martins. En el verano llegó a Orriols el brasileño Rafael Martins para paliar la falta de gol y, en el mercado invernal, Kalu Uche. Pero los nueve tantos conseguidos por el gaditano en lo que va de curso son los que están salvando al Levante, que ha conseguido en total 27. Los 9 goles de Jonathas le han valido 12 puntos al Elche y los 11 de Aduriz en el Athletic otros 11 puntos. Los de Barral se han traducido en 10 puntos para un Levante con limitaciones en el juego y en las áreas, siendo, con 53 goles encajados, el equipo más vulnerable de la Liga. Sin ser un rematador nato, ni muy hábil ni rápido, Barral representa mejor que nadie el espíritu y los valores del Levante que le están sacando a flote: humildad, orgullo, compromiso y fe.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información