Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Videogalería | Los Holanda-España, partidos con historia

Repasamos todos los choques entre dos grandes del fútbol continental, desde los Juegos Olímpicos de Amberes en 1920 hasta la derrota por 5-1 del año pasado en Brasil

España - Holanda Ampliar foto
Raúl y Stam disputan un balón en un amistoso de 2002. AP

Toda una Copa Mundial, el segundo y tercer puesto en unos Juegos Olímpicos en los años de despegue del fútbol como espectáculo de masas, el pase para la Eurocopa o, simplemente, el orgullo de ganar un amistoso. Holanda y España se han enfrentado en 11 ocasiones desde el año 1920 y el balance está equilibrado: cinco victorias para cada uno y un solo empate, aunque la Roja se ha impuesto en los partidos más importantes.

Pichichi, Di Stefano, Cruyff, los hermanos De Boer, Raúl... Buena parte de los grandes nombres del balompié de ambos países han desfilado por estos partidos, que han tenido resultados dispares para uno y otro bando. Repasamos estos choques, que llevan cerca de un siglo brindado muchas horas de buen fútbol y emoción.

Goles para después de una guerra

Holanda - España ampliar foto
Cartel de los Juegos Olímpicos de Amberes 1920.

El continente europeo se lamía aún las heridas del conflicto armado más brutal que había conocido el género humano cuando se celebraron los Juegos Olímpicos de Amberes (Bélgica), en 1920. Para aquel evento se fundó la selección española de fútbol, que logró la medalla de plata. ¿Contra quién? Precisamente contra el combinado holandés que, al perder el 20 de septiembre ante los Zamora, Arrate, Vallana o Vázquez, se tuvo que conformar con la plata (fue un partido de segundo y tercer puesto, ya que Checoslovaquia fue descalificada al no presentarse a la final, ante Bélgica). Marcaron Sesúmaga —dos veces— y Rafael Moreno Aranzadi, más conocido como Pichichi y que a pesar de su proverbial capacidad goleadora no regalaría más goles a la selección.

Una victoria, dos grandes estrenos

Habría de pasar otra Gran Guerra y 37 años para que las dos selecciones volvieran a verse las caras sobre el césped. Fue en Madrid, el 30 de enero de 1957. En este caso fue un amistoso en el que España se impuso por 5-1. El partido es recordado porque supuso el debut con la camiseta roja de dos clásicos del fútbol español: Alfredo Di Stéfano y Luis Suárez. La Saeta Rubia anotó hasta en tres ocasiones. Fue también el primer partido al frente del técnico Manolo Meana, que entraba en sustitución de Guillermo Eizaguirre.

El España-Holanda de 1957, que supuso el debut de Di Stefano y Luis Suárez.

La pifia de un gran portero

El siguiente salto, que esta vez nos lleva a la primera derrota española ante los tulipanes, es de 16 años. 1973: pantalones muy cortos, jugadores con melenas largas y una película recién estrenada de Stanley Kubrick que bautizaría a una de las mejores selecciones de la historia: La Naranja Mecánica, con grandes peloteros como Neeskens, Krol, Rep y, cómo no, Johan Cruyff. Aquel equipo alcanzó las finales de los Mundiales del 74 y 78. No ganaría ninguna de las dos, pero dejó una huella histórica por su estilo y su juego, el denominado fútbol total del técnico Rinus Michels.

En este reciente artículo, Alfredo Relaño relata el devenir de aquel encuentro, en que el entonces portero español, Miguel Reina, cometió una pifia difícil de olvidar. España plantó cara a la apuesta ofensiva de los holandeses, pero terminó cayendo por 3-2.

Pelea en el barro

Luego vinieron tres amistosos, el más curioso de los cuales se disputó en un Balaídos, convertido en barrizal por las lluvias. Se celebró el 23 de enero de 1980 y aquella noche era difícil distinguir los dorsales bajo la gruesa capa de barro y el único tanto fue un penalti transformado por Dani. Victoria de 1-0 para España.

El España Holanda (amistoso), disputado en 1980 con el campo anegado de barro.

La clasificación se decidió frente a Malta

Los caminos de los dos equipos se volvieron a cruzar en la fase de clasificación para la Eurocopa de Francia 84. Cada conjunto ganó su partido en casa, por lo que, dado el empate a puntos, fue el golaverage total el que decidió qué selección jugaba la fase final. España dio la sorpresa: ganó por 12-1 a Malta, dejando sin pasaporte a los que habían sido sus rivales directos de aquel grupo: Holanda.

Uno de los dos duelos que disputaron ambas selecciones en 1983, como clasificación para la Eurocopa 84.

El otro partido de aquel año, con resultado final favorable a los holandeses.

El inolvidable gol de Iniesta

Si hay un instante del fútbol español que ha desbancado por derecho propio a aquella goleada a los malteses en el imaginario colectivo, ese es el gol con el que el manchego cerró una final mundialista particularmente agónica. Después de 115 minutos, Iniesta recibió un balón de Cesc Fàbregas y, con la diestra, brindó a España su primer y único mundial. Era un 11 de julio de 2010, en el Soccer City de Johannesburgo. Holanda perdía así su tercera oportunidad de hacerse con el ansiado trofeo dorado. 

Resumen de la final del Mundial de Sudáfrica, que España ganó por 1-0.

La venganza naranja

No en vano, y de nuevo en una cita mundialista, Holanda arrolló el pasado verano a los de Vicente del Bosque. La tempranera ventaja cobrada por Xabi Alonso tras un penalti a Diego Costa quedó en solo un espejismo. Van Persie ejecutó de cabeza una bellísima vaselina sobre Casillas —que no tuvo su mejor partido precisamente— y, a partir de ahí, se cumplió un estricto guion que no contemplaba posibilidades para los defensores del título mundial. Robben volvió loco a la zaga española y, en definitiva, España dio el primer paso para irse de Brasil con las manos vacías, sin pasar de la fase grupos. Un 5-1 que seguro que vuelve a la mente de algunos este miércoles.

Resumen del España, 1-Holanda, 5 de 2014, con narraciones de la COPE.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información