Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chicharito recupera el sabor del gol

El delantero mexicano marca por primera vez desde noviembre y se reivindica con la selección de México ante su ostracismo en el Madrid

Chicharito
Chicharito Hernández es abrazado por Guardado. AFP

Fue gol sin alardes, sin más. Javier Chicharito Hernández interceptó el balón con la bota derecha, progresó para acomodarse con otro rápido toque con la izquierda y en cuanto el arco apareció a lo lejos conectó un disparo desde fuera del área que chocó en el palo y acabó en la red. Gol de México para ganar el amistoso disputado el sábado en Los Ángeles contra Ecuador (1-0) y gol de Chicharito para apagar la sed de una larga sequía. El delantero mexicano del Real Madrid no marcaba desde el 12 de noviembre, también con El Tri, en la victoria por 2-3 ante Holanda. Más remoto es su último gol de blanco, el 18 de octubre en la Liga española contra el Levante.

"Mi situación es frustrante. Yo coopero, ayudo y doy el cien por cien en los entrenamientos, pero en los partidos mis oportunidades son nimias", dijo el futbolista en Fox Sports. "Estoy en el equipo pero quedo fuera en lo que es más importante, los partidos. A veces mi confianza se desmorona, aunque trato de mantenerla lo más alta posible. Lo más importante es tener oportunidades y confianza en ti mismo. Cuando han mostrado que confían en mí, los números han sido positivos".

A veces mi confianza se desmorona, aunque trato de mantenerla lo más alta posible

“Mentalmente puede estar frustrado, pero cuando entra en la cancha demuestra que es un gran profesional”, explicó El Piojo Herrera, seleccionador mexicano, sobre el delantero. “Si está en la banca del Real Madrid es porque se mata en los entrenamientos. Luego es decisión del técnico”, añadió en referencia a la falta de rodaje que le ofrece Carlo Ancelotti.

Hernández, de 26 años, desembarcó el pasado verano en el Bernabéu cedido por el Manchester United para espolear la competencia con Benzema, y ante el temor del entrenador acerca de los problemas físicos de Cristiano. Y ahí sí le reconoce su labor Hugo Sánchez, el gran referente mexicano y exariete del Madrid. “Chicharito ha sido útil para provcocar una reacción de Benzema. Estaba un tanto cómodo en su puesto y la llegada de Javier le presionó para apretar el paso en la responsabilidad de marcar y crear goles. Ha funcionado esa presión. Pero me preocupa su falta de continuidad”, explica Hugo.

Mentalmente puede estar frustrado, pero en la cancha es un gran profesional

El Piojo Herrera

La luz de Chicharito se ha ido apagando en el Madrid con el paso de las semanas. Brilló sobre todo en aquellos 13 minutos contra el Deportivo de A Coruña en Riazor, cuando marcó dos goles en dos latigazos lejanos. Fue su momento de gloria en el Madrid. Poco más. Chicharito solo ha jugado de blanco cuatro partidos completos en toda la temporada: uno en Liga contra el Levante, otro en Champions contra el Ludogorets y dos en Copa contra el Cornellà. En total, ha participado en 19 encuentros y ha celebrado tres dianas, una al Levante y dos al Deportivo. En Champions no juega desde el 4 de noviembre, y hasta el canterano Jesé le ha ganado la opción de primer suplente en la delantera. Inamovible la BBC (Bale, Benzema y Cristiano), Chicharito ha disputado menos minutos en Liga (217) que Jesé (226), pese a que este regresó de una grave lesión.

Hernández ha dejado probada su efectividad. En siete remates en Liga ha marcado tres goles. Con la camiseta de México, es el segundo mayor goleador histórico (39 tantos en 71 partidos), solo por detrás de Javier Borgetti (46 en 89; Hugo Sánchez sumó 29 en 58). Y presenta el mejor promedio realizador en el palmarés del Tri. Chicharito ha marcado 0,55 goles por partido internacional, por los 0,52 de Borgetti y los 0,5 de Hugo. Su desaparición en las alineaciones del Madrid no responde pues a cuestiones matemáticas. Ancelotti aprecia en él a un tipo astuto en el área, con intuición, desmarque y gol. Pero la competencia es extrema en ataque, una línea innegociable para el banquillo y los despachos.

Ancelotti ni siquiera echó mano de Chicharito cuando el Real Madrid necesitaba remontar un 2-0 en contra en la Copa contra el Atlético (2-2 en el Bernabéu), ni ante los mexicanos del Cruz Azul (4-0) en un partido de menor exigencia en el Mundialito de Clubes. Con la Copa América en el horizonte (del 11 de junio al 4 de julio en Chile), Hernández necesita minutos. El gol ya lo lleva grapado en las botas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información