Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El gol de Suárez nos mató”

Pepe, Ramos Modric y Marcelo defienden que el Madrid jugó mejor y admiten que el 2-1 les descentró

Pepe trata de arrebatar el balón a Luis Suárez
Pepe trata de arrebatar el balón a Suárez REUTERS

“Fue el pase justo, en el momento justo, al punto justo”, dijo Carlo Ancelotti, evocando el momento fatídico. Lo pensó el entrenador del Madrid y lo pensaron todos sus jugadores. El pase de Dani Alves a Luis Suárez, el control del uruguayo, la posición ganada a Pepe por medio metro, y el gol de tiro cruzado, tuvieron los ingredientes mágicos, exactos, aleatorios, que cambian el destino de los partidos y de los campeonatos. Ancelotti, Pepe, Ramos, Modric y Marcelo pensaron que el Madrid jugó mejor. Pero el gol de Suárez tuvo un poder demoledor.

Tras el segundo gol quisimos hacerlo todo más difícil y el partido cambió”, dice Pepe

“Después del gol de Suárez dejamos de jugar como equipo. No volvimos a ser los de la primera parte”, analizó Luka Modric.

“Salimos tristes porque hemos hecho una primera parte de lujo”, lamentó Pepe. “Tuvimos mucha posesión, mucha circulación de balón, y pudimos marcar más goles. Pero el fútbol es así. El Barcelona llegó una vez y nos marcó, y luego en la segunda parte tuvo la suerte de ponerse por delante. El segundo gol nos ha impedido estar tranquilos y seguir jugando bien. Cambiamos la mentalidad. Quisimos hacerlo todo mucho más difícil y el partido cambió por completo”, explicó el central portugués que (con una amarilla) fue sustituido por Varane en el minuto 72.

“Hacía tiempo que no jugábamos tan bien como en la primera parte”, prosiguió Pepe. “Pero el 2-1 de Suárez nos ha matado por completo. El gol ha decidido el partido porque a partir de ahí arriesgamos mucho. No fuimos fieles a nuestro estilo. Lo quisimos hacer todo más difícil. Jugamos con el corazón más que con la cabeza. Tiramos el partido”.

Al final abusamos de los balones largos y nos faltaron ideas”

Carlo Ancelotti

Marcelo habló en la estela de sus compañeros. “Tuvimos la posesión de balón en la primera parte y al inicio de la segunda", dijo el brasileño. "Al final ellos fueron superiores, pero nos vamos con lo bueno que hemos hecho. Porque jugamos mejor pero ellos nos han matado en dos jugadas clave”.

Ancelotti celebró que su equipo jugara bien una mitad del partido y criticó la falta de pulso para conservar el balón en la segunda parte. “Hemos jugado muy bien durante una hora”, señaló el técnico, “y la última media hora no tanto. Al final nos faltó cabeza fría. Abusamos de los balones largos y nos faltaron ideas. No estoy contento con el resultado. Pero me quedo con el juego que hicimos durante esa hora. Tenemos que conseguir que el equipo juegue 90 minutos como en la primera parte”, ponderó el italiano que quitó a Isco y Modric para meter a Jesé y Lucas Silva en los minutos finales.

“Puede ser que bajásemos el nivel por cansancio”, admitió el entrenador, “porque los dos medios [Kroos y Modric] han trabajado mucho. El trabajo de Modric fue muy importante en la primera parte, tanto en defensa como arriba en ataque. Puede ser que tengamos que considerar que llevaba meses sin jugar 90 minutos y estaba un poco cansado al final”. Modric jugó algo más de media hora contra el Schalke (después de cuatro meses de ausencia) y casi 80 minutos contra el Levante el domingo pasado. Anoche acabó afónico.

“Puede que nos matara el gol de Suárez”, admitió Modric, “y puede ser que nos matara el cansancio”.

“Cuando un partido está tan equilibrado y uno se adelanta, el que marca cobra una gran ventaja”, concluyó Ancelotti, sugiriendo que el factor psicológico es decisivo. “Estamos tocados, pero faltan diez jornadas y la Liga no está acabada. El campeonato sigue siendo tan prioritario como la Liga de Campeones”.

Agotado por el esfuerzo, Ramos se marchó del Camp Nou levantando la bandera de la resistencia. “Hoy hemos visto un gran Madrid”, dijo. “Lamentamos no haber finiquitado las ocasiones que tuvimos en la primera parte porque habríamos matado el partido. Estoy jodido, dejamos de sumar pero si algo enseña el Madrid es a no bajar los brazos. Hemos remontado Ligas a más distancia que cuatro puntos”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información