Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El reencuentro de los reyes

Barcelona y Athletic, los clubes con más cetros de la Copa del Rey (26 y 23, de forma respectiva), se medirán por octava vez en la final, la tercera en los últimos seis años

FC Barcelona y Athletic de Bilbao Ampliar foto
Maradona se marcha de Liceranzu en la final de 1984.

La historia, caprichosa ella, parece empeñada en reunir una y otra vez al Barcelona y el Athletic, que anoche sellaron su presencia en la próxima final de la Copa del Rey tras deshacerse respectivamente del Villarreal (1-3) y el Espanyol (0-2). El duelo del 30 de mayo, cuyo escenario se decidirá la próxima semana, será el octavo que mida a los dos reyes del torneo; el tercero en los últimos seis años; el más repetido en el almanaque de la competición junto a los pulsos de los vizcaínos con el Real Madrid, que también se vieron las caras en ocho ocasiones. Los catalanes contabilizan 26 títulos, por 23 de los vascos. Un total de 49. El Madrid (19), Atlético (10) y Valencia (7) siguen a una distancia considerable la estela de ambos.

Imagen de la final de 1942 entre Barça y Athletic, en Chamartín.
Imagen de la final de 1942 entre Barça y Athletic, en Chamartín.

2 de mayo de 1920: Barcelona, 2 - Athletic, 0. El Molinón albergó un duelo muy polémico, que transcurrió bajo una lluvia intensa y estuvo marcado por una decisión del colegiado Bertrán de Lis, por entonces presidente del Colegio Nacional de Árbitros. El juez señaló un claro penalti de Galicia, defensa azulgrana. Laca batió a Zamora, pero el árbitro invalidó el gol al considerar que Germán Echevarría había entrado en al área antes del disparo. En lugar de ordenar la repetición, pitó falta en contra de los vascos. Martínez (m. 55) y Alcántara (m. 80) aprovecharon el desconcierto del rival.

19 de junio de 1932: Athletic, 1 - Barcelona, 0. En el campo de Chamartín, el equipo vizcaíno doblegó al Barça de Samitier. Los rojiblancos, con ilustres como De la Fuente, Irarragorri o Gorostiza en sus filas, alzaron su 12ª corona ante los 25.000 espectadores que acudieron aquella tarde al estadio. Un gol de Bata, con el 9 a la espalda, decidió la final.

21 de junio de 1942: Barcelona, 4 - Athletic, 3. De nuevo en Madrid, ambos se citaron en una final -por entonces Copa del Generalísimo- que se tradujo en un hermoso toma y daca. Del tanteo inicial, con los goles de Escolá (m. 20) y Elices (m. 29), se pasó a la ventaja azulgrana gracias a las dianas de Martín (m. 51) y de nuevo Escolá (m. 59). Sin embargo, los vascos igualaron el marcador gracias a Elices (m. 79) y Zarra (m. 81). En la prórroga, Martín ejercitó de ariete y marcó el gol definitivo.

21 de junio de 1953: Barcelona, 2 - Athletic, 1. "En Kubala se hallaban concentradas todas las miradas", apuntaba en sus páginas el periódico Mundo Deportivo. Y el delantero, esplendoroso, afinó. Abrió el marcador, alimentado después con otro gol de Manchón que encontró respuesta en el de Venancio, por parte de los vascos. Al final, triunfo azulgrana en el Bernabéu después de un choque, según relatan las crónicas de la época, "rudo por ambas partes, con muy poco margen para la filigrana y el lucimiento".

5 de mayo de 1984: Athletic, 1 - Barcelona, 0. El último título copero para los vascos estuvo empañado por el triste epílogo final, con los integrantes de ambos equipos a tortas sobre el césped del Bernabéu. La final transcurrió en medio de un ambiente tenso, fruto de las rencillas del pasado. Para siempre quedarán los golpes de Maradona o la patada voladora de Migueli, entre otros fotogramas. Endika, al inicio del partido (m. 13), decantó la balanza para los de Javier Clemente. En el otro banquillo estaba César Luis Menotti.

13 de mayo de 2009: Barcelona, 4 - Athletic, 1. Un gol de Toquero (m. 9), ese delantero con perfil de antihéroe, hizo soñar por momentos al equipo dirigido por Joaquín Caparrós. Sin embargo, el Barça de Guardiola reaccionó con fiereza y un dominio abrumador. Un latigazo de Touré Yaya equilibró el duelo, disputado en Mestalla, y después Messi, Bojan y Xavi dieron lustre al primer título del preparador de Santpedor en el banquillo azulgrana.

25 de mayo de 2012: Barcelona, 3 - Athletic, 0. La final del Calderón supuso el broche de la era Guardiola. Los vascos llegaban al Calderón después de completar una magnífica campaña a las órdenes de Marcelo Bielsa y al grito de: "¡Athletic, carajo!". Lo que se antojaba como un mano a mano igualado, como un brindis al fútbol entre dos equipos muy ofensivos, quedó resuelto en tan sólo 24 minutos. Los que tardaron Messi y Pedro, este por partida doble, en castigar la red de Iraizoz.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información