BALONCESTO | NBA

Claver busca al mejor Claver

El alero que hizo concebir grandes expectativas vuelve a Europa con el Khimki ruso tras su deslucida trayectoria en la NBA

Claver, en un partido ante Denver
Claver, en un partido ante Denvercordon press

Víctor Claver aparece ya en la página web del Khimki, su nuevo equipo. En la fotografía luce la camiseta de la selección española, una metáfora de su desapercibido paso por la NBA. Han sido dos temporadas y media, 82 partidos y unos promedios exiguos: 13,4 minutos, 3,2 puntos y 2,2 rebotes. Nada que ver con la eclosión que se esperaba de él cuando, en julio de 2012, se desligó de su club de siempre, el Valencia, y viajó a Portland para firmar un contrato con los Blazers, el equipo que le había elegido en el puesto 22 del draft de 2009.

La paradoja es que Terry Stotts, el entrenador de los Blazers durante todo ese tiempo, al igual que casi todos los técnicos a los que se pide opinión, solo tiene elogios hacia el alero valenciano. “Es inteligente, un gran profesional. Hace todo lo que tiene que hacer y trabaja cada día, tiene una gran personalidad, una gran actitud. Pero es difícil que tenga una oportunidad en esta plantilla con 15 jugadores cuando todos están sanos”, manifestó Stotts en noviembre. El tiempo ha pasado y Claver ha continuado más tiempo en el banquillo o incluso vestido de calle que en la cancha. La tremenda competencia en su posición ha sido uno de sus mayores problemas: Nicolas Batum, LaMarcus Aldridge, Thomas Robinson y Dorell Wright han acaparado los minutos de juego. Incluso Freeland y Leonard han jugado a veces en su posición dada la cantidad de pívots en la nómina de los Blazers.

No es un niño, pero estoy convencido de que su momento viene ahora. No es tarde en absoluto” Sergio Scariolo

Al final, ha sucedido lo previsible. Claver deseaba contar con minutos de juego — “quiero jugar, necesito jugar”, dijo— y los Blazers lo incluyeron en una operación de canje junto a Robinson y Will Barton para obtener los servicios de Arron Afflalo y Alonzo Gee. El alero valenciano, visto que su cotización en la NBA en este momento no es la que desearía, ha decidido fichar por un equipo con un notable potencial económico y deportivo como es el Khimki. Allí, a unos 40 kilómetros de Moscú, estará a las órdenes de Rimas Kurtinaitis —el magnífico excañonero lituano—, al que ayuda Jenaro Díaz, un técnico que conoce perfectamente a Claver ya que ha coincidido con él varios años en la selección española.

“Queríamos cerrar esta posición con Joffrey Lauvergne (empezó la temporada con el Khimki y acaba de fichar por los Denver Nuggets), pero salió mal porque no encajaba en el estilo de nuestro club. Claver juega de tres y de cuatro, tenemos grandes metas y necesitábamos fortalecer nuestro equipo”. El alero valenciano coincidirá en el Khimki con exjugadores del Valencia como James Augustine y Marko Popovic, el base del Maccabi que ganó la última Euroliga, Tyrese Rice, el exjugador del Obradoiro y del Sevilla, Paul Davis, y el internacional ruso Sergey Monya, entre otros. El Khimki es el líder en la Liga VTB —con equipos de diez países— y disputa los octavos de final de la Eurocup, competición en la que también figura el Valencia.

Tenemos grandes metas y necesitábamos  fortalecer el equipo tras el adiós de Lauvergne” Rimas Kurtinaitis

“Me alegro por él porque podrá volver a jugar con continuidad, y eso es lo más importante. Tendrá en sus manos ganarse más minutos de juego. A priori tiene sitio porque el Khimki no posee un jugador con sus características. Lauvergne se fue y tampoco disponen de un tres alto, si lo quieren hacer jugar en esa posición”, analiza Sergio Scariolo, entrenador del Khimki desde 2008 a 2010 y seleccionador español desde 2009 a 2012. “En la selección, hasta ahora, se ha encontrado delante con jugadores de un altísimo nivel, de otra dimensión respecto a cualquiera. Pero cuando ha dispuesto de minutos, como en el Europeo de Eslovenia, ha respondido muy bien. No es un niño, pero estoy convencido de que su momento vendrá a partir de ahora. Le han faltado minutos, pero no es en absoluto tarde. Es un jugador no solo con posibilidad de hacer valer lo que ya sabe sino de continuar mejorando”, explica Sergio Scariolo.

A sus 26 años, Claver busca al mejor Claver.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50