Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La idea es disfrutar”

Luis Enrique valora más las 18 ocasiones generadas que las 11 victorias encadenadas

El Barcelona celebra con una piña uno de los cinco goles marcados al Levante en el Camp Nou. Ampliar foto
El Barcelona celebra con una piña uno de los cinco goles marcados al Levante en el Camp Nou.

La goleada al Levante, a ojos de Luis Enrique, resultó “una victoria que nos refuerza” por el juego y también por el hecho de que ayer introdujo muchas novedades, hasta ocho, en la alineación. “Es una desgracia para mí no poder dar más minutos a más jugadores”, reconoció satisfecho al ver que el equipo le acompaña en la idea de que juegue quien juegue no disminuye el rendimiento. Pese a ser muy consciente de que el Barcelona suma 11 victorias consecutivas, el asturiano dijo que volvía a casa más orgulloso por el número de ocasiones creadas por su equipo, “y los recursos que fuimos capaces de generar para crearlas, porque se trata de dar soluciones”, que de cualquier otra cuestión.

Fueron 18 remates, 10 entre los tres palos, y un golazo de Luis Suárez, que cerró el marcador, un gol que el técnico definió “de rematador y que le viene muy bien. Hay veces que les cuesta más marcar y de repente juegan dos minutos y marcan gol. Pero Luis nos aporta mucho y es una buena noticia que haya marcado”.

El caso es que iguala el equipo de Luis Enrique el récord de la primera temporada de Guardiola y queda a siete de la mejor racha de Rijkaard, que se cerró en 18 la temporada 2005-006. “La idea es disfrutar y lo estamos haciendo”, dijo el entrenador, que descartó que la euforia pueda malmeter a su grupo. “Los jugadores saben la dificultad que tiene ganar títulos. La euforia entre la afición me encanta. Para nosotros no es importante el número de victoria seguidas; es importante ganar títulos”, zanjó.

Pedro ha sido, es y será clave para nosotros. Me gustaría darle más minutos porque se lo merece”

Luis Enrique, técnico del Barça

El entrenador no se fue de la rueda de prensa sin llenar de elogios a Pedro, que ayer cumplió 300 partidos oficiales jugando un partido enorme, lleno de detalles y de generosidad para el equipo. “Ha sido, es y será clave para nosotros. Me gustaría darle más minutos porque se lo merece. A Pedro sé que cuando le necesitemos le vamos a tener”. Cuestionado sobre si se lo imagina de lateral, no negó que podría usarlo, pero dijo que le prefiere “cerca de la portería porque nos puede aportar en las dos bandas y por dentro, y tiene gol”. “La situación no es fácil para mí, pero quiero ponérselo difícil al entrenador. Estoy contento y entrenando bien. Me gustaría tener más oportunidades, pero no me rindo”, aseguró el canario en el estudio de Barça TV, donde agradeció la ovación del público porque “valora siempre el trabajo. Me ha faltado el gol, pero estoy contento con el trabajo del equipo”.

Pedro no marcó, pero sí lo hizo Neymar, que reconoció al final del partido que tuvo suerte en el remate: “No lo sé ni yo cómo le he pegado al balón, lo importante es que ha entrado”. Y reconoció que ciertamente, cuando es sustituido se molesta. “Claro, me enfado, siempre quiero jugar”, reconoció ante las cámaras de televisión.

El brasileño estaba casi tan contento como Bartra, que regresaba al equipo titular tras varios partidos fuera de la apuesta del técnico y festejó antes la victoria del equipo que su buen partido. “Lo importante es que seguimos sumando puntos, que no aflojamos”, dijo el central, para quien la idea del equipo es la de “ahogar a los rivales, que sepan que no tienen salida”. En lo personal, según explicó, se limita a trabajar “para estar bien física y mentalmente cuando el entrenador me necesite”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información