Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agredido un aficionado del Espanyol horas antes del partido

Tres radicales del Athletic le golpearon en la cara y se dieron a la fuga

Fue atendido aunque no tuvo que ser hospitalizado

El autobús del equipo blanquiazul fue apedreado

Aficionados del Espanyol ante agentes de la Ertzaintza las inmediaciones del campo de San Mamés
Aficionados del Espanyol ante agentes de la Ertzaintza las inmediaciones del campo de San Mamés EFE

Horas antes del comienzo del encuentro de ida de semifinales de la Copa del Rey en el estadio de San Mamés, un aficionado del Espanyol fue agredido por tres aficionados radicales del Athletic y tuvo que ser atendido por los servicios sanitarios, sin que finalmente tuviera que ser trasladado al hospital, según informó el Departamento Vasco de Seguridad.

La agresión se produjo cuando el hombre, acompañado por su pareja, salía del hotel Abba, ubicado en la calle Rodríguez Arias, a pocos metros del estadio rojiblanco, a la seis menos cuarto de la tarde. En ese momento fue golpeado por tres aficionados del Athletic, que inmediatamente se dieron a la fuga. Como consecuencia de la agresión, el seguidor blanquiazul tuvo que ser atendido por los sanitarios de una ambulancia tras presentar una fuerte hemorragia en la nariz, aunque no tuvo que ser trasladado a ningún centro hospitalario.

El autobús del Espanyol fue apedreado a su llegada a San Mamés

No fue este el único incidente registrado en los prolegómenos del partido. Alrededor de las 19.45, un grupo sin identificar trató de agredir a varios aficionados del Espanyol, que en ese momento estaban siendo escoltados por la Ertzaintza por la Avenida Lehendakari Aguirre. Durante la trifulca se lanzaron vasos, bengalas y otros objetos que afortunadamente no generaron daños físicos en ninguno de los aficionados del equipo catalán. La policía autonómica vasca detuvo a uno de los individuos implicados en el intento de agresión. Se trata de un joven vizcaíno de 18 años y ha sido acusado de desórdenes públicos.

Pero la jornada de incidentes continuó cuando el autobús del Espanyol fue apedreado en las inmediaciones del estadio rojiblanco, lo que provocó la rotura de dos de las lunas del vehículo que transportaba al equipo que dirige Sergio González. Varios desconocidos arremetieron contra el autocar lanzando todo tipo de objetos que impactaron además en dos vehículos policiales que escoltaban a los jugadores.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información