Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El inesperado regreso de Víctor Valdés

El exazulgrana reaparece al enfermar el portero del filial del Manchester United

Víctor Valdés junto a sus compañeros del sub21 del Manchester United. Ampliar foto
Víctor Valdés junto a sus compañeros del sub21 del Manchester United.

De manera tan inesperada como se fue del Barcelona y como a punto estuvo de retirarse del fútbol, Víctor Valdés (L’Hospitalet, 33 años) regresó el lunes a los terrenos de juego tras un largo y doloroso esfuerzo por recuperar su rodilla derecha, que se destrozó en un partido contra el Celta. Ni siquiera regresó en un verdadero campo de fútbol, sino en el terreno del Leigh Sports Village, un centro de entrenamiento que suele utilizar el Manchester United para los equipos inferiores y lo hizo ante unos 10.000 espectadores. Pero a Valdés, después de 10 meses lejos de la competición, eso poco le importa.

El exblaugrana llevaba más de 300 días sin jugar y afrontó el partido, crucial en su carrera, sin casi tiempo para mentalizarse. Se enteró de que requerían sus servicios apenas unas horas antes del inicio del partido, mientras descansaba en la casa que acaba de estrenar en Bowdon, cerca de la ciudad deportiva del United. La enfermedad del portero titular del equipo sub-21 motivó la llamada de Van Gaal, que le invitó a jugar contra el filial del Liverpool. “Fue un gran honor ganar hoy con el equipo sub-21 en mi primer partido contra el Liverpool. ¡Bien hecho, tíos!”, escribió el cinco veces ganador del Trofeo Zamora, que acredita al portero menos goleado de la Liga española.

Más allá de los futbolistas españoles que militan en el primer equipo, especialmente Mata, al que conocía de la selección, De Gea y Herrera, Valdés ha tenido casi más relación con los del filial. Cuando llegó a Manchester, trabajó durante más de un mes con el equipo sub-21, hasta que los médicos y Van Gaal le autorizaron a incorporarse a los entrenamientos con el primer equipo. Durante ese tiempo Valdés se metió a sus jóvenes compañeros en el bolsillo, que no tardaron en descubrir la humildad de todo un campeón del Mundo.

El exmeta azulgrana emociona a sus compañeros con una charla de motivación

Según explicó tras el partido el entrenador del filial, Warren Joyce, en una información que recogió el Daily Mail, Valdés les emocionó un viernes por la mañana cuando se apuntó a la tradición con la que cierran las semanas. Cada jugador busca un tema para motivar a sus compañeros. Valdés le comentó a Joyce que eso solía hacerlo Guardiola en el Barcelona y que él podía aportar un par de historias. La suya terminó siendo una charla “inspiradora y brillante”, en la que contó, con un vídeo que preparó él mismo, la historia de Dick Hoyt, un estadounidense padre de un niño con parálisis cerebral, con el que participa en maratones y triatlones empujando su silla de ruedas desde hace décadas. “Fue increíble. Víctor es una persona muy humilde y un profesional modélico”, declaró Joyce. Valdés no tuvo mucho trabajo en el partido, y el que tuvo lo resolvió con seguridad, aunque encajó un gol. Para Valdés, la pesadilla ha terminado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información