África también pedalea

Un equipo africano, el MTN-Qhubeka, se estrenará en la ronda gala La formación sudafricana se suma a la globalización creciente de este deporte

El eritreo Daniel Teklehaimanot, en los Juegos de Londres en 2012.
El eritreo Daniel Teklehaimanot, en los Juegos de Londres en 2012.getty images

De los townships de Johannesburgo al cielo de l'Alpe d'Huez. De los suburbios étnicos que salpican la capital de Sudáfrica a la más cosmopolita llegada en alto del Tour de Francia. Es un horizonte casi sin explorar el que se está dibujando, repentinamente, ante las ruedas de los ciclistas del MTN-Qhubeka. Por primera vez, un equipo africano pisará una tierra en la que ninguna formación del continente —ni siquiera ningún corredor subsahariano— había tenido la oportunidad de hacerlo en más de 100 años de historia. El miércoles pasado, Christian Prudhomme, el director de la mayor carrera por etapas del planeta, seleccionó al conjunto sudafricano —junto al Movistar de Quintana y Valverde y a otros 20 equipos— para que dispute la próxima edición de la ronda gala, que saldrá desde Utrecht, en Holanda, el 4 de julio.

Más información
Francia regala un Tour a sus ‘enfants’
Quintana, sin límites a la ambición
Contador: “Las cosas son imposibles hasta que alguien las hace posibles”
Todo sobre el TOUR DE FRANCIA

La invitación dada al conjunto sudafricano marca una nueva etapa en la globalización del ciclismo. En 1983, la formación Café de Colombia fue la primera en representar a Sudamérica en las carreteras francesas. Tres años después, le tocó al conjunto estadounidense 7-Eleven convertirse en el orgullo del continente norteamericano. Luego, tras una pausa de casi 30 años marcada por la implacable hegemonía de Indurain, la invasión del dopaje científico y el controvertido reino de Lance Armstrong, fue el equipo australiano GreenEdge el que dio un nuevo impulso al desarrollo global del ciclismo en ruta al convertirse en 2012 en el primer cuadro de Oceanía. El pionero Ji Cheng escribió otro capítulo el año pasado cuando terminó la Grande Boucle en la última posición de la clasificación, cruzando la meta en los Campos Elíseos con la bandera de China sobre sus hombros.

Naturalmente, la noticia despertó una gran alegría entre los integrantes de la formación MTN-Qhubeka y, a un nivel menor pero no despreciable, en el país de Nelson Mandela. Brian Smith, el director general, aseguró en un comunicado que se sentía "extremadamente orgulloso" por formar parte de la historia ciclista de África. La formación, que estará capitaneada entre Utrecht y París por el noruego Edvald Boasson Hagen (ganador de dos etapas), tiene doble motivo para celebrar su ingreso entre los grandes equipos del planeta, puesto que lleva en su escudo el nombre de una fundación, Qhubeka, cuya misión es de entregar bicicletas a niños escolarizados en zonas rurales. "Sobre 16 millones de niños escolarizados en Sudáfrica, 12 millones van a la escuela caminando", recuerda el boss de la formación, Doug Ryder. Desde su creación en 2004, Qhubeka entregó 50.000 bicicletas a niños alejados de los transportes tradicionales. La palabra Qhubeka significa "progresar" en el idioma zulú. "En noviembre estuve en un township y vi lo que la acción de Qhubeka significaba para los niños", insiste Smith.

El MTN-Qhubeka lleva el nombre de una fundación cuya misión es de entregar bicicletas a niños escolarizados en zonas rurales

Para los organizadores del Tour de Francia, el ingreso del MTN-Qhubeka supone también una excepcional oportunidad de desarrollar su marca en un continente que se entusiasmó con la coronación de Chris Froome en el Tour del 2013, el keniano blanco con pasaporte británico. "Hemos encontrado un equilibrio entre nuestras raíces y la voluntad de abrirnos aún más al mundo entero porque es la mayor carrera del planeta", enfatizó Prudhomme. "Su participación al Tour va a acelerar el desarrollo del ciclismo africano", afirma. El MTN-Qhubeka se estrenó en un gran tour el año pasado en la Vuelta a España.

Con la invitación en el bolsillo, la duda reside ahora en si la directiva del MTN-Qhubeka se llevará a corredores africanos en las carreteras francesas en julio o si preferirá estrenarse con corredores experimentados y fichados este invierno a precio de oro, como los velocistas Théo Bos y Tyler Farrar. Brian Smith mantuvo la incertidumbre en unas declaraciones recogidas por The Guardian. "Seleccionaremos a los nueve corredores que disputarán el Tour con el mérito como único criterio pero espero que haya africanos entre ellos", dijo el mánager. La Federación internacional (UCI) indica que 13 de los 23 ciclistas del equipo disponen de una licencia en un país africano. Entre ellos, hay ocho sudafricanos, tres eritreos, un argelino y un ruandés. "Estos jóvenes corredores eritreos son los nietos de Coppi y Bartali", recuerda Prudhomme, haciendo alusión a la presencia colonial de Italia en Eritrea en el siglo pasado. Una manera de cerrar la Grande Boucle.

Los 22 equipos invitados

AG2R La Mondiale: Péraud (FRA), Bardet (FRA); Bretagne-Séché: B. Feillu (FRA), Sepulveda (ARG); Cofidis: Bouhanni (FRA), Navarro (ESP); Europcar: Voeckler (FRA), Rolland (FRA); FDJ.fr: Pinot (FRA), Démare (FRA); BMC: Van Garderen (USA); Cannondale: D. Martin (IRL), Talansky (USA); Trek: Cancellara (SUI), F. Schleck (LUX); Bora: Barta (RTC); Giant: Degenkolb (ALE), Kittel (ALE), Barguil (FRA); Etixx: Cavendish (GBR), Kwiatkowski (POL); Lotto: Greipel (ALE), Gallopin (FRA); Katusha: Kristoff (NOR); Tinkoff: Contador (ESP), Sagan (SVK); MTN-Qhubeka: Boasson Hagen (NOR), Berhane (ERY);  Orica: Gerrans (AUS); Movistar: Quintana (COL), Valverde (ESP); Sky: Froome (GBR), Porte (AUS); Lampre: Costa (POR); Astana: Nibali (ITA); Lotto NL: Gesink (HOL); IAM: Sy. Chavanel (FRA), Frank (SUI).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS