Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Admitida a trámite la querella por el supuesto amaño del Levante-Zaragoza

El equipo maño habría dado dinero a los granotas por dejarse ganar (el resultado fue de 1-2 para el conjunto aragonés) para permanecer en Primera División. Hay 42 acusados

Los jugadores del Zaragoza celebran la permanencia tras ganar al Levante. Ampliar foto
Los jugadores del Zaragoza celebran la permanencia tras ganar al Levante. AS

Los 42 investigados por el presunto amaño del Levante-Zaragoza de 2011 comparecerán ante un juez ya que el juzgado número ocho de Valencia ha admitido la querella interpuesta por el fiscal Anticorrupción Alejandro Luzón. En la denuncia, la Fiscalía aseguraba que el Zaragoza dio dinero a los jugadores del Levante por dejarse ganar. El triunfo del conjunto aragonés (1-2) supuso su permanencia en Primera División.

Todos los acusados negaron ante la Fiscalía que el partido estuviese amañado

Será la primera vez que un número tan elevado de componentes del fútbol español se siente en un banquillo por un presunto tongo. Entre los querellados se encuentran el Zaragoza como persona jurídica, Agapito Iglesias, por entonces dueño del club, y dos de sus directivos, Javier Porquera y Checa y el entrenador Javier Aguirre, actual seleccionador de Japón. Los jugadores del Zaragoza, que se personarán en Valencia, lugar en el que se cometió el supuesto delito, para declarar, son: Maurizio Lanzaro, Toni Doblas, Paulo da Silva, Jorge López, Ander Herrera, Braulio Nóbrega, Leo Ponzio, Gabi Fernández, Carlos Diogo, Ivan Obradovic, Ikechukwu Uche, Adam Pinter, Javier Paredes, Leo Franco, Jiri Jarosik, Nicolás Bertolo, Said Boutahar y Ángel Lafita. En el Levante solo están citados a declarar los jugadores: Miguel Pallardó, Gustavo Munúa, Héctor Rodas, Rafael Jordá, Rubén Suárez, Xavi Torres, Christian Stuani, Wellington Alves, Jefferson Montero, Miguel Robusté, Javi Venta, Manuel Reina, Felipe Caicedo, Vicente Iborra, Xisco Muñoz, Sergio Ballesteros, Juanfran García y David Cerrajería.

En su escrito, el fiscal Luzón era contundente al apuntar directamente a Agapito Iglesias, a los consejeros Francisco Javier Porquera y Francisco Checa, a Antonio Prieto, Javier Aguirre y a los tres capitanes del Zaragoza, Gabi, Ponzio y Jorge López como presuntos urdidores principales del tongo “con la anuencia del resto de jugadores”. “Acordaron amañar este último partido. A tal fin, se estableció que se entregarían 965.000 euros a los jugadores del Levante a cambio de que estos permitieran al conjunto zaragocista ganar el partido”.

El fiscal aporta, como prueba indiciaria, los ingresos de dinero que el 17 y el 19 de mayo, dos días antes del encuentro investigado, hicieron Antonio Prieto (50.000 y 35.000), Javier Aguirre (50.00 y 35.000), Lanzaro (50.000 y 40.000), Ander Herrera (50.000 y 40.000), Doblas (50.000 y 40.000), Da Silva (50.000 y 40.000), Braulio (50.000 y 40.000), Ponzio (50.000 y 35.000), Gabi (50.000 y 35.000), Jorge López (50.000 y 40.000) y Diogo (50.000 y 35.000). Las transferencias se ejecutaron desde una oficina de Bankinter ubicada en Boadilla del Monte (Madrid). “Para satisfacer el acordado pago del soborno, los días 19 y 20 de mayo de 2011 los destinatarios de los fondos extrajeron en efectivo de sus cuentas las cantidades recibidas del Real Zaragoza”.

Una vez presentados los movimientos bancarios como prueba, el fiscal prosigue en la querella con el desarrollo de la trama: “De acuerdo con los receptores de estas cantidades con el resto de los jugadores del Real Zaragoza, que habrían de disputar el encuentro, se hicieron llegar los fondos en metálico a los jugadores querellados del Levante antes del comienzo del referido partido como retribución por la pactada victoria del Zaragoza”.

Todos los acusados negaron ante la Fiscalía que el partido estuviese amañado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información