Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rotaciones mínimas

Ocho madridistas superan los 2.000 minutos de competición, un caso único en Europa

Pepe, Kroos e Ilarra, durante el clásico de Liga. Ampliar foto
Pepe, Kroos e Ilarra, durante el clásico de Liga.

“Las rotaciones son indispensables: con ellas evitamos lesiones y tenemos la plantilla más motivada”, es una de las frases que Carlo Ancelotti repite más a menudo. Para darle incluso más valor, la semana pasada añadió: “No van a jugar siempre los mismos en este tramo de temporada”. Lo dice con convencimiento el técnico del Madrid —otra cosa es lo que haga luego en el campo— porque quiere evitar llegar a abril y mayo —los meses decisivos— con los jugadores demasiado exprimidos como pasó la temporada pasada. En una entrevista en La Gazzetta dello Sport aseguró que el Madrid perdió la Liga porque pagó el sobreesfuerzo en Champions.

Tras eliminar al Bayern se dejó siete de los nueve puntos en juego. Se despidió del campeonato y se lo jugó todo en Lisboa. Sin Pepe, baja por un problema muscular, con Cristiano y Benzema muy tocados (el presidente Florentino Pérez dijo después que CR no habría jugado de tratarse de cualquier otro partido). Para suplir la baja del sancionado Xabi, Ancelotti prefirió a Khedira con dos semanas de entrenamiento en las piernas, a Illarra.

No creo que a Kroos le afecte que no haya parón invernal como en Alemania

Carlo Ancelotti

Pese a que asegurara que en este mes de enero, con partidos cada tres días, no jugarían siempre los mismos, Ancelotti optó por el once de gala en Mestalla. Sergio Ramos y Marcelo se recuperaron a tiempo de las lesiones musculares del Mundial de Clubes y Coentrão vio el partido desde la grada. Isco, Kroos y James formaron la línea de tres en el medio y arriba estaban los de siempre: Bale, Benzema y Cristiano. El miércoles en el Calderón descansaron Pepe y Carvajal y durante una hora Cristiano. Uno de sus relevos, Chicharito, ni siquiera se sentó en el banquillo. Carvajal tuvo que entrar en los minutos finales ante el miedo del técnico a la expulsión de Arbeloa. Mientras que Simeone disputó y ganó el partido de ida con ocho suplentes, Ancelotti jugó con todos los titulares menos Casillas, Pepe y Cristiano. No hubo noticias de Nacho, ni de Coentrão, ni de Illarra, ni tampoco de Chicharito.

Por un lado, el técnico defiende las rotaciones. Por otro, siempre dice que si los titulares se recuperan bien, jugarán ellos. Con rotaciones limitadas y sobrecargado por dos Supercopas y un Mundial de Clubes, el Madrid es el único equipo de Europa con más jugadores por encima de la barrera de los 2.000 minutos de competición en este curso. Ramos y Pepe suman 2.039 y 1.710 minutos, respectivamente, en lo que va de temporada; Marcelo 2.075, James 2.017, Benzema 2.074, Cristiano 2.251 y Kroos 2.309. Illarra ha jugado solo 882, Coentrao apenas 557 y Nacho 575. Isco se ha adaptado a hacer de Modric con tal de jugar y suma 1.787. Varane suma 1.256. Jesé va camino de la recuperación y en las últimas semanas ha jugado 112. Khedira, completamente recuperado, empieza a asomar: lleva 334 minutos.

“No creo que a Kroos le afecte que no haya parón invernal como en Alemania. Pero puede que igual que Sergio y Pepe tenga descanso”, aseguró ayer Ancelotti al tiempo que confirmaba la suplencia de Ramos (no ha ido convocado) y la titularidad de Cristiano.

El partido de hoy contra el Espanyol (16.00 horas, Canal+ y GolT) es el más propicio, sobre el papel, para dar descanso a titulares como Marcelo, Benzema, Kroos o James. Pero Ancelotti no parece fiarse de Nacho, Illarra y Coentrao. El de Mutriku ha sido titular solo en ocho partidos y el portugués en cinco.

“Hemos perdido tensión después de las vacaciones y de la racha de victorias”, explicó ayer Ancelotti. Se refería a la tensión nerviosa. La han perdido los titulares, los suplentes no han podido comprobarlo todavía.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información